Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Invertir para generar ingresos de jubilación puede ser peligroso

Los bonos y las acciones de alto rendimiento son arriesgados; apunta al crecimiento y la calidad.

Bola hecha con dólares y una mecha prendida.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | Es natural querer ingresos en la jubilación. Has pasado toda tu vida adulta viviendo por debajo de tus posibilidades y construyendo tu cartera, y la idea de reducirla con tus gastos es aterradora. También lo es para mí.

Al mismo tiempo, es importante no perseguir altos rendimientos, aunque suene tentador en el actual ambiente de bajas tasas de interés. Los altos rendimientos pueden significar bajos réditos y, a veces, pérdidas significativas. He visto gente que tiene que volver a trabajar o reducir drásticamente sus gastos porque construyeron carteras para producir altos ingresos y terminaron perdiendo mucho o todo su capital.

El rendimiento total (apreciación más ingresos) es mucho más importante que los ingresos por sí solos. Veamos los errores que cometen las personas cuando buscan ingresos, y lo que deberían hacer en cambio.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Acciones de dividendos de alto rendimiento

Esta estrategia consiste en comprar acciones de grandes compañías que pagan dividendos por encima del promedio, preferentemente las que tienen un largo historial de pago de dividendos. ExxonMobil (XOM), por ejemplo, ha aumentado su dividendo en un promedio de 6.2% por año en los últimos 37 años. Las acciones ahora rinden un 7.82%. Y las acciones de Verizon Communications (VZ) rinden un 4.17%. Se siente muy bien cobrar estos cheques de dividendos, y estas compañías no se irán a ningún lado, ¿verdad?

El problema es que las compañías generalmente no tienen un alto rendimiento de dividendos porque les encanta dar dinero. El rendimiento de una acción es su pago anual de dividendos dividido por el precio actual de la acción. El rendimiento aumenta si la compañía incrementa su dividendo, pero, más comúnmente, un alto rendimiento es el resultado de una caída en el precio de las acciones.

A veces, un alto rendimiento indica algo mucho peor. General Electric (GE), por ejemplo, solía ser una de las empresas más valiosas del planeta. Hace tres años, las acciones de GE pagaban un dividendo trimestral de 24 centavos por acción, y su rendimiento alcanzó el 4% en septiembre del 2017. Hoy en día, rinde un centavo por acción cada trimestre, y ese dividendo puede que no se mantenga. Las acciones han perdido más del 75% de su valor.

General Motors (GM) es otra triste historia de los pagadores de dividendos confiables del pasado. Recuerdo el dicho “como le va a General Motors le va a Estados Unidos”. Me alegra mucho que eso no fuera cierto. Aunque GM existe hoy en día, los accionistas vieron desaparecer el valor de su inversión en el 2009 y no recibieron nada.

Si crees que esto no puede pasarles a las empresas de hoy, piénsalo de nuevo. Cuando la economía se resiente, las empresas recortan los dividendos, en particular las que pagan dividendos altos. S&P Dow Jones informa que 50 emisores del S&P 500 disminuyeron o suspendieron su tasa de dividendos a plazo en $29,000­ millones en el segundo trimestre del 2020, lo que apunta a un pago menor en el tercer trimestre del 2020.

A veces, también, los problemas específicos de un sector pueden perjudicar a los inversores de dividendos. ExxonMobil tuvo pérdidas durante la primera mitad de este año, ya que los futuros de petróleo se negociaron brevemente a valores negativos. ¿Quién habría imaginado tener que pagarle a alguien para recibir petróleo? Una razón clave por la que el rendimiento en ExxonMobil es tan alto es que el precio de las acciones ha caído tanto. En los últimos cinco años, ExxonMobil perdió más del 5% anual, incluidos dividendos, mientras que el mercado de valores de EE.UU. en su conjunto ha ganado casi el 12% anual, de acuerdo con Morningstar (en inglés).

Puede que pienses que obtienes más protección con una cartera de acciones del mismo sector, pero eso tampoco es cierto siempre. Tomemos como ejemplo las MLP (Master Limited Partnerhips), que son redes de oleoductos y gasoductos que ganan dinero a través de los pagos que hacen las empresas por el transporte de petróleo y gas. Tienen un alto rendimiento. “Es como ser dueño de una carretera con peaje, y tan seguro como un bono”, o eso he escuchado innumerables veces. Según Morningstar, un fondo que posee estas MLP (Alerian MLP —en inglés—) ha perdido un promedio del 11.71% anual en los últimos cinco años, hasta el 10 de agosto, a pesar de su actual rendimiento de dividendos del 13.3%.

Bonos de alto rendimiento

Con un bono del Tesoro a cinco años que rinde un mísero 0.29% anual —e incluso un fondo de bonos de grado de inversión más amplio, como el iShares Core US Aggregate Bond ETF (AGG), que rinde un 1.20% anual—, queremos más ingresos.

Así que compramos bonos de mayor riesgo y buscamos el rendimiento. Compramos algo como el iShares iBoxx $ High Yield Corp Bd ETF (HYG), que proporciona un atractivo 4.54% de rendimiento. “Alto rendimiento” es la forma elegante que Wall Street tiene para decir “baja calidad crediticia”.

El problema es que cuando la economía cae, muchas de estas empresas con baja calificación crediticia incumplen sus obligaciones. Cuando GM se declaró en bancarrota, los titulares de los bonos recuperaron muy poco. Un ejemplo más reciente es Hertz Global Holdings (HTZ), que se declaró en bancarrota este año. Por supuesto, nadie anticipó que el negocio de alquiler de autos se derrumbaría víctima de la COVID-19.

HYG, de alto rendimiento, se estrelló con las acciones, aunque se recuperó y ha bajado un 0.11% hasta el 10 de agosto. Por otro lado, el fondo AGG, de mayor calidad, se mantuvo firme durante la pandemia de COVID-19 y ha subido un 7.66% durante el año. Otro nombre de los bonos de alto rendimiento es bonos basura; me gusta esa descripción.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una mejor estrategia

El propósito del dinero es darte opciones en la vida. Trabajaste arduamente por tus dólares. Perder capital en nombre de la maximización de los ingresos es una tontería y puede hacer que tengas que reducir tu estilo de vida sin necesidad.

Construye tu cartera de acciones con los fondos indexados más amplios de todo EE.UU. y el resto del mundo. El rendimiento total (apreciación más ingresos) es mucho más importante que los ingresos por sí solos. Por ejemplo, el SPDR S&P Dividend ETF (SDY), un fondo diversificado que invierte solo en compañías que pagan dividendos, ganó un 8.90% anual a partir del 10 de agosto. Eso es una combinación de los dividendos y la revalorización de las acciones dentro del fondo, y obtuvo un rendimiento decente. Sin embargo, incluso ese rendimiento estuvo por detrás del iShares Core S&P Total US Stock Mkt ETF (ITOT), que hace un seguimiento de todo el mercado de valores y ganó un 11.59% anual durante el mismo período.

Como las acciones son arriesgadas, asegúrate de que tu cartera de bonos sea de la más alta calidad, respaldada en su mayoría por el Gobierno de Estados Unidos. Un fondo como iShares Core US Aggregate Bond ETF (AGG) es una buena opción. No obtendrás tantos ingresos como los que obtendrías de una cartera de bonos de alto rendimiento, pero obtendrás protección si el mercado de valores se hunde. Independientemente de lo que hagas, no tomes riesgos innecesarios con tu dinero por buscar rendimientos.

Alan Roth es fundador de Wealth Logic, una empresa de planificación financiera por hora con sede en Colorado Springs, Colorado. Ha dado clases sobre inversiones y finanzas en universidades y ha escrito para la revista Money, el Wall Street Journal y otras publicaciones. Sus contribuciones no representan consejos específicos de inversión.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.