Skip to content
 

Póngase al día con los ahorros para la jubilación

Nunca es tarde para ahorrar.

In English |  A la hora de ahorrar para la jubilación, son muchos los que tienen que ponerse al día.

Según la mayoría de las investigaciones que he visto, cerca de la mitad de los mayores de 55 años han ahorrado menos de $50.000. Otra encuesta muestra que casi la mitad de los estadounidenses no están aportando a un plan jubilatorio, como una IRA (cuenta personal de jubilación) o 401(k).

Vea también: 5 secretos financieros para un retiro feliz.

La mayoría de la gente simplemente no se toma en serio la necesidad de ahorrar para la jubilación hasta después de que sus hijos se han marchado del hogar. Lamentablemente, en estos días, es muy común que los hijos adultos abandonen la casa materna o paterna cada vez más tarde.

Pero no crea que porque tiene 50 o más años es demasiado tarde para empezar. De hecho, uno de los beneficios de cumplir 50 años es que el gobierno le facilita ir poniéndose al día con los ahorros al permitirle desviar dinero extra a una cuenta de jubilación del trabajo, a una IRA o a ambas.

Esta cláusula de “aportes para ponerse al día” rige para los planes a cargo de los empleadores, como los 401(k), 403(b) y 457(b). Si va a cumplir los 50 hacia fin de año y tiene uno de esos planes, la ley tributaria le permite aportar $5.500 adicionales por sobre el límite anual normal de $17.000. Eso significa que, desde ahora y hasta que se jubile, podrá ahorrar hasta $22.500 (“antes de impuestos”) por año.

Aun cuando su empleador no equipare ni una parte de sus “aportes para ponerse al día”, el aporte adicional significará un ahorro de entre $825 y $1.925 en impuestos (dependiendo de la categoría de contribuyente o tramo de la escala contributiva a la que usted pertenezca). Pagará impuestos sobre los aportes más tarde, cuando comience a extraer dinero de la cuenta.

Además, podrá depositar $1.000 adicionales al año en una IRA.

(Es importante aquí notar que hay una edad mínima y una máxima, y límites para los ingresos que determinan si alguien podrá o no realizar aportes a todos esos planes, y cuánto podrá aportar. Consulte al IRS o a un profesional especializado en impuestos para más detalles.)

Existen, por supuesto, otras maneras de invertir el dinero destinado a su jubilación, y vale la pena que discuta sus alternativas con un profesional para asegurarse de que ha elegido el curso de acción más sensato para usted y su situación impositiva.

Claro que, si no toma decisiones prudentes con su cartera de inversiones antes y después de jubilarse, todo esto es cuestionable.

Siguiente: Conozca los principios de inversión para aplicar a su 401 (k) »

Estos son algunos principios de inversión que puede aplicar a su 401(k):

• Diversifique sus inversiones. No coloque todo su dinero en un único tipo de inversión. Si lo reparte en distintos instrumentos, cuando uno de ellos caiga, al menos existirá alguna probabilidad de que otro tenga un buen rendimiento.

• Tome algún riesgo. ¿Está todo su dinero invertido en la opción “segura”? Si el retorno es menor que la tasa de inflación, usted está perdiendo dinero.

• Considere alternativas automáticas. Los fondos de “ciclo de vida” (life-cycle) o los fondos jubilatorios con fecha determinada (target-date retirement) son programas del tipo “colocar y olvidar” (set-it-and-forget-it), que distribuyen automáticamente sus aportes en distintos tipos de inversiones en función del nivel de riesgo adecuado para una persona de su edad. También los redistribuyen automáticamente cada año, para garantizar que las fluctuaciones del mercado no lo dejen a merced de un tipo particular de inversión.

• Tenga cuidado con los cargos o comisiones. Los cargos o comisiones por la gestión de sus inversiones se deducen de su cuenta. Hasta una diferencia de un punto porcentual en los cargos o comisiones podría costarle decenas de miles de dólares a lo largo del tiempo. Su empleador, o la calculadora de cargos o comisiones de planes 401(k) de AARP —es necesario registrarse para poder usarla— podrán indicarle qué tan altos son los cargos o comisiones de sus fondos.

• Preste atención. Asegúrese de leer sus resúmenes de cuenta, y si le preocupa que una inversión no esté rindiendo adecuadamente, considere hacer los cambios pertinentes. El proveedor de su 401(k), así como los noticieros financieros y otros proveedores de inversiones, deberían tener herramientas para ayudarlo a elegir el fondo más adecuado para usted.

• Planifique para una vida larga. El Treasury Department (Departamento del Tesoro) ha propuesto nuevas reglas que tornarían más fácil el usar un porcentaje de los ahorros de su 401(k) para adquirir anualidades, instrumentos financieros que proveen un ingreso mensual garantizado de por vida, independientemente del comportamiento de los mercados.

Si tiene entre 50 y 60 años y está empezando a tomarse en serio la idea de ahorrar para la jubilación, puede que se esté sintiendo como Don Quijote tratando de alcanzar esa estrella inalcanzable. Pero si trabaja algunos años más, posterga la solicitud de su Seguro Social (incrementando así el beneficio mensual por el resto de su vida) y suplementa el Seguro Social con otro flujo de ingreso garantizado (como una anualidad), su corazón, al menos, podrá descansar tranquilo y en paz.

Jean Setzfand es vicepresidente de seguridad financiera de AARP.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto