Skip to content
 

José "Chef Pepín" Hernández

Chef, autor, personalidad en los medios.

Chef Pepin

Doug Murray/AP Images for Smithfield

In English |  Inmigrar a cualquier país puede ser una experiencia muy desafiante. Es un viaje a lo desconocido y requiere muchos ajustes. Creo que hay una diferencia entre ser inmigrante y exiliado. Vine a Estados Unidos desde Cuba como un niño exiliado por razones políticas. El inmigrante siempre sabe que puede regresar a casa. Nosotros teníamos un boleto de una sola vía, —sin retorno—. 

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Cuando salí de Cuba, mi padre me dijo: "Cuando llegues a Estados Unidos, comienza a trabajar de inmediato. No seas una carga para nadie". Tenía 12 años en ese momento. Unos días después de llegar, comencé a repartir periódicos, desde las 4 de la mañana hasta las 5:30 a.m., 660 periódicos. Solo Dios sabe, pero el golpe tan fuerte que recibí a tan temprana edad me hizo extremadamente fuerte e ingenioso. Cuando sabes que nadie te va a ayudar, aprendes a resolver tus problemas tú solo.

Irónicamente, unas semanas más tarde, mi foto y mi nombre aparecieron en el periódico como José "El Felicísimo". Qué me hacía feliz, no lo sé, pero siempre estaba sonriendo.

Me convertí en ciudadano estadounidense el 4 de julio de 1976. Ese mismo día me inscribí para votar. Nunca, nunca he dejado de votar en mi vida. Esta es la tierra de la libertad, la justicia y las oportunidades. Este país no es perfecto, pero, Dios mío, no hay nada como este país. La única limitación en este país eres tú mismo, tus conocimientos y tu empuje.

 Afortunadamente, una cosa a la que no tenemos que renunciar como inmigrantes es a nuestra comida. Todos tenemos algunos platos caseros favoritos que nos transportan a un momento y lugar de nuestra infancia. Estos sentimientos se magnifican cuando estás lejos de tu tierra natal; recuerdas esos alimentos con nostalgia. Cuando estoy en la cocina, tengo el espíritu de un director de orquesta, la mente de un científico y la alegría de un niño.

"Solo Dios sabe, pero el golpe tan fuerte que recibí a tan temprana edad me hizo extremadamente fuerte e ingenioso." 

La gente piensa que la cocina cubana es muy limitada, pero nuestra cocina incorpora alimentos de África, Europa y Asia. España nos dio el bacalao salado, la carne salada y los chorizos. Los esclavos de África trajeron sus tradiciones de comer tubérculos, caña de azúcar y plátanos. Y tuvimos una afluencia de chinos que vinieron a trabajar en los ferrocarriles y cultivaron muchos vegetales y hortalizas.

Pero no importa de dónde provengas, la comida es unidad, familia y diversión. Nuestra comida es nuestra bandera, nuestro orgullo. La comida nos transporta desde el vientre hasta la tumba. La comida es la vida misma.

—Según relatado a Katharine A. Díaz

 

Los coloridos gorros y delantales de “Chef Pepín" son conocidos por millones que lo han visto preparar una variedad infinita de platos en Despierta América de Univision. El chef cubano, de 70 años, obtuvo su primer trabajo en la televisión en 1987, en TV Mujer de Univision, donde se convirtió en el presentador del segmento de cocina del programa. Su personalidad colorida y las payasadas en cámara lo impulsaron rápidamente al estatus de celebridad. Es autor de Cocinando con Chef Pepín, ha aparecido en la radio, ha sido presentador motivacional y ha participado en muchas causas benéficas. Él y su esposa, Telvy, quienes se conocieron el primer día de la escuela secundaria, tienen dos hijos, Anamaría y José Antonio, y viven en Miami, Florida.

 

Nota del editor: Este ensayo forma parte de una serie sobre la experiencia de los latinos en Estados Unidos. En sus propias palabras, estas reconocidas figuras, tanto inmigrantes como nacidos en el país, nos dicen lo que significa para ellos ser estadounidenses, y cómo retribuyen a sus comunidades y ayudan a moldear nuestro mundo. A continuación, la lista de perfiles que forman parte de esta serie:

Historias de éxito, valentía y retribución

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.