Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Isabel Allende, escritora, maestra y filántropa. Skip to content

Mira el video: Este viernes participaron en los foros de AARP desde Iowa los candidatos presidenciales Beto O'Rourke, Elizabeth Warren, Marianne Williamson y Andrew Yang.

 

Isabel Allende

La escritora, maestra y filántropa cuenta que su obra nació del desarraigo.

Isabel Allende

Cody Pickens

In English | Nota del editor: Isabel Allende recibió un reconocimiento por su trayectoria en el National Book Award en noviembre del 2018. Es la primera vez que se entrega este galardón a un escritor —en este caso escritora— de la literatura catellana.

Mi vida siempre se ha centrado en el hecho de ser una extranjera, ser desarraigada. Nací en Lima, pero me crié en la casa de mi abuelo, en Chile. Viví allí como una joven periodista, y el golpe de estado militar de 1973 nos llevó a mi familia y a mí al exilio. Viví en Venezuela como refugiada política. Después vine a Estados Unidos como inmigrante cuando me casé con mi segundo esposo. 

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


He vivido aquí por 30 años, y he observado que los latinos se han empoderado más, política y culturalmente. Quizás se debe a que he visto a latinos de segunda y tercera generación que ya son ciudadanos y pertenecen a este país. Pero recientemente veo una reacción negativa hacia los inmigrantes hispanos. Es difícil ver eso.

Cuando llegué a este país por primera vez, la mayoría de los inmigrantes indocumentados eran hombres jóvenes que vinieron a trabajar en la agricultura, la industria de los pollos y otros empleos. Y después, esa ola de inmigración de hombres cambió, y empezaron a llegar más mujeres porque para ellas era más fácil encontrar trabajo. Las mujeres son los pilares de sus familias en sus países de origen. A menudo tienen hijos y el esposo las abandona, luego estas mujeres están a cargo de los hijos y se dan cuenta de que no pueden alimentarlos. Dejan a los hijos con sus abuelos, usualmente una abuela, y la madre viene a trabajar acá. El hecho es que ellas vienen aquí porque necesitan enviarles dinero a sus hijos. Están separadas de sus familias y amigos durante años. Ese cambio en migración ocurrió mientras yo vivía aquí, así que lo experimenté de primera mano. 

"A pesar de las diferencias culturales, todos queremos las mismas cosas y tenemos los mismos miedos. Soñamos con lo mismo".

 

La tristeza para los inmigrantes es que perdemos nuestra comunidad, conexiones, familia y clanes. Cuando perdemos eso, nos sentimos muy solos. Perder tus raíces es una sensación terrible. Y también existe el problema del idioma. Nunca puedes ser tú mismo en otro idioma. Cuando no encuentras la palabra correcta, ¿cómo puedes expresarte? ¿Cómo puedes ser en realidad tú mismo? Soy una persona diferente en español. En español, soy graciosa, tengo sentido del humor. En inglés, no es así.

El idioma también me ha impactado a mí y a lo que escribo. Hasta donde yo sé, mis libros se han traducido a 35 idiomas, y les va bien en todos lados. Eso me hace pensar que mis historias son universales. Son historias de relaciones, sentimientos y emociones; son temas universales. Todos nos sentimos igual. A pesar de las diferencias culturales, todos queremos las mismas cosas y tenemos los mismos miedos. Soñamos con lo mismo. Eso es lo maravilloso de la literatura. Puede ser universal, aun cuando estás hablando de un pequeño lugar. Puedes estar hablando de Macondo en Cien años de soledad, y todo el universo se conecta con el pueblo porque, en cierto modo, todos vivimos en nuestro propio Macondo.

—Según relatado a Katharine A. Díaz

Isabel Allende Llona, de padres chilenos, nació en Perú el 2 de agosto de 1942. Ha escrito más de 20 libros que se han traducido a más de 35 idiomas, y ha vendido más de 65 millones de copias por todo el mundo. Ganó reconocimiento internacional en 1982, cuando su primera novela, La casa de los espíritus —que comenzó como una carta a su abuelo moribundo— fue publicada. Su novela más reciente, Más allá del invierno, fue un éxito de ventas del New York Times. Entre sus muchos premios y reconocimientos se encuentran su ingreso a la American Academy of Arts and Letters en el 2004 y una Presidential Medal of Freedom —el más alto honor civil de Estados Unidos—, presentada a ella por el presidente Obama. En 1996 creó la Isabel Allende Foundation en honor a su hija, Paula Frías, quien falleció a los 29 años. La fundación ha otorgado subvenciones a más de 100 organizaciones sin fines de lucro mundialmente, brindando cuidados esenciales a cientos de miles de mujeres y niñas. Durante más de 20 años, Allende ha dado conferencias en todo el mundo sobre los derechos de la mujer y el empoderamiento. Ha sido ciudadana estadounidense desde 1993, y vive en California. 

 

Nota del editor: Este ensayo forma parte de una serie sobre la experiencia de los latinos en Estados Unidos. En sus propias palabras, estas reconocidas figuras, tanto inmigrantes como nacidos en el país, nos dicen lo que significa para ellos ser estadounidenses, y cómo retribuyen a sus comunidades y ayudan a moldear nuestro mundo. A continuación, la lista de perfiles que forman parte de esta serie:

Historias de éxito, valentía y retribución

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.