Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

4 maneras en que los emprendedores pueden arreglar sus planes de pequeñas empresas

La pandemia puede ser la oportunidad de preparar tu negocio para el futuro.

Mujer haciendo un plan de trabajo en una cartelera llena de notas adhesivas

GETTY IMAGES

In English | La pandemia de COVID-19 ya ha tenido un impacto en las pequeñas y medianas empresas que ha durado meses y que podría modificar la forma en que muchas de ellas planean su futuro. En un informe de la Cámara de Comercio de EE.UU. de junio, el 82% de estos empresarios dijeron que estaban preocupados por el impacto de la pandemia en sus negocios. Y el 55% creen que pasarán de seis meses a un año antes de que el negocio vuelva a la normalidad.

La pandemia y la recesión han obligado a muchas empresas a reinventarse prácticamente de la noche a la mañana. Algunas han incorporado nuevos productos y servicios para generar más ingresos. Las empresas que pudieron permanecer abiertas tuvieron que implementar cambios en las operaciones, prácticas y políticas para mantener a los clientes y empleados seguros. Debido a que estos cambios afectan el funcionamiento de las empresas, los costos en que incurren y otros factores, ahora es un buen momento para que los propietarios de pequeñas empresas revisen sus planes de negocios.

“Un plan de negocios no es estático”, explica Cindy Hannafey, directora ejecutiva de UHY, LLP, una empresa de contabilidad y consultoría de negocios con sede en la ciudad de Nueva York. “Es esa declaración de aspiraciones que explica dónde quieres que vaya tu empresa en el futuro”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Al revisar tu propio plan a la luz de los cambios que este año ha traído, a continuación encontrarás cuatro áreas que pueden merecer un enfoque específico.

1. Define tu propósito

Al principio del plan de negocios, las empresas a menudo utilizan declaraciones de misión, visión y valores para establecer su razón de ser. La investigación de McKinsey publicada en junio encontró que los clientes realmente miran de cerca los valores de una compañía, y que la información afecta sus opciones de compra. Por ejemplo, uno de cada cuatro consumidores dijo que el trato de una compañía a sus empleados juega un papel importante en sus decisiones de compra.

Hannafey dice que es hora de pensar en lo que es importante para tu empresa y asegurarte de que tu negocio refleje esos valores. Para que las empresas evalúen claramente su mejor camino para avanzar, los empresarios van a tener que “comprender realmente su visión, su estrategia y sus iniciativas en toda la organización. Cuando hablo de la visión, estoy hablando de tu porqué. ‘¿Por qué estoy en el negocio? ¿Cuál es mi inspiración?’”, explica. Analiza esas prioridades y utilízalas en todas las prácticas comerciales de la organización.

2. Presta atención a tus clientes

Es probable que tus clientes también se hayan visto afectados por la pandemia de COVID-19. Ahora es el momento de hacer los deberes sobre los cambios generalizados que se producen en los hogares y las empresas. Más de la mitad de los consumidores de EE.UU. han recortado sus gastos, según Gallup. Y la mitad de los directores financieros en una reciente encuesta de PwC dijeron que estaban recortando los gastos operativos de sus empresas.

Es hora de consultar a los clientes y determinar cuáles son sus necesidades y planes, y cómo afectarán a tu negocio, sostiene Peter D. Lucash, de Charleston, Carolina del Sur, profesor de la práctica en la Facultad de Estudios Profesionales de Northheastern University. “¿Qué les pasa? Ponte al teléfono con tus clientes, tus clientes claves en particular”, dice. Averigua qué necesitan y cuáles son sus preocupaciones. Piensa en cómo tu empresa puede adaptarse para cubrir esas necesidades.

Además, averigua el tipo de información que quieren de ti y el formato en el que quieren recibirla. ¿Quieren recibir actualizaciones regulares por correo electrónico sobre promociones y nuevos productos? ¿Preferirían llamadas regulares o un canal de redes sociales actualizado o un blog donde puedan leer sobre lo que está pasando? Esto puede ayudarte a ti también a refinar tu estrategia de comunicación, dice.

3. Adapta tu estrategia de ventas o de servicio

El informe de la Cámara de EE.UU. también encontró que 8 de cada 10 pequeñas y medianas empresas planean hacer cambios relacionados con la seguridad, que van desde más desinfección a la aplicación de requisitos de distanciamiento social en sus negocios. Es posible que tu empresa también haya aumentado drásticamente el trabajo a distancia o haya pasado a la videoconferencia para proporcionar información o servicios. O bien, los pedidos que se hacen desde casa pueden haber aumentado considerablemente las transacciones en línea, que requieren opciones de envío, entrega o retirar un pedido en la tienda desde el auto.

Al sopesar los cambios a realizar en las operaciones, considera que algunas opciones pueden abrir las puertas a nuevas oportunidades, dice Vikram Mansharamani, un asesor de negocios de Lexington, Massachusetts, y autor de Think for Yourself: Restoring Common Sense in an Age of Experts and Artificial Intelligence. “Tu mercado objetivo podría ser más grande, no más pequeño”, dice. Por ejemplo, si tu negocio de instrucción de arte comenzara a ofrecer clases en línea, podrías tener clientes de todo el mundo en lugar de que sean solo de tu mercado local. Del mismo modo, un negocio de comercio electrónico podría abrir importantes fuentes de ingresos. Sin embargo, esos cambios tienen costos y también tendrán que ajustarse en consecuencia. La clave está en mirar el potencial de crecimiento de esos nuevos segmentos mientras se determina si serán parte de tus ofertas futuras.

4. Vigila los resultados financieros

Uno de los mayores interrogantes a los que se enfrentan las pequeñas empresas en este momento es el impacto que la pandemia está teniendo en el rendimiento financiero. Esta es una situación en la que la planificación de escenarios, en la que se consideran varias posibilidades, puede ser útil, explica Mansharamani. “Al pensar en el futuro, es importante plantear escenarios, porque la verdad es que no sabemos qué va a pasar”, afirma.

Así que, mientras trabajas en la proyección de las ventas, los gastos y los beneficios, considera lo que pasará si cumples tus objetivos, si te enfrentas al peor de los casos o si caes en algún punto intermedio, recomienda. “Y en cada uno de esos escenarios, puedes llegar a un plan de acción diferente, o puedes ver una superposición entre ellos”, aclara. Cuando se crean estos modelos, se puede empezar a pensar en cómo la empresa tendrá que adaptarse a cada situación.

Si la pandemia está afectando tu negocio, es el momento de hacer un balance y utilizar la inventiva y la perspicacia de tu empresa para mirar hacia el futuro. Al hacer hincapié en tus valores, clientes y factores operativos, puedes ayudar a proteger tu empresa y determinar los mejores pasos a seguir para maximizar el rendimiento financiero durante la recuperación.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO