Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

10 comidas para unos intestinos felices

Reactiva tu metabolismo y sistema inmunológico, y controla los problemas digestivos.

  • Nisian Hughes/Getty Images

    Establece un equilibrio en tus intestinos

    In English | Tener tus intestinos saludables puede ayudarte a perder peso, bajar niveles de colesterol, evitar un resfriado, mejorar tu sistema inmunológico y mucho más. 
 "Para lograr estos beneficios, necesitas  probióticos, microorganismos vivos presentes en ciertos alimentos, y prebióticos, fibras dietéticas que alimentan los probióticos", dice Penny Kris-Etherton, profesora distinguida de nutrición en Penn State University. Primero te damos una lista de cinco comidas que tienen fuentes de prebióticos, los cuales te ayudarán a mantener tus intestinos en armonía.

    1 of 12
  • Jetta Productions/Getty Images

    Espárragos

    Este vegetal, nutricionalmente equilibrado, contiene grandes cantidades del elemento prebiótico llamado inulina, el cual sirve como alimento para varios probióticos vinculados a la mejor absorción de nutrientes y un menor riesgo de alergias. También es buena fuente de vitaminas, minerales, proteínas y fibras dietéticas.

    2 of 12
  • Iain Sarjeant/Getty Images

    Bananas

    Las fibras que se encuentran en bananas ayudan a disminuir el apetito, bajar los niveles de glucosa en sangre, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y mejorar la habilidad de absorber el calcio en los alimentos. Además, las bananas son ricas en potasio, el ingrediente esencial para mantener la presión arterial normal. También contienen cantidades pequeñas de esteroles, un tipo de grasa que bloquea la absorción de colesterol.

    3 of 12
  • Getty Images

    Lentejas

    Las lentejas están compuestas de fibras que bajan el colesterol y son ricas en potasio, que ayuda a regular la presión arterial. ¿No te gustan las lentejas? Prueba frijoles negros, judías, garbanzos o frijoles blancos. Agrégalos a ensaladas o prepara un humus con ellos para usar como salsa para los vegetales crudos.

    4 of 12
  • Shutterstock

    Harina de avena

    La American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) nos dice que, ya sea cortada en máquina, de estilo antigo o de rápida cocción, las fibras en la harina de avena ayudan a bajar el riesgo de enfermedades cardíacas y a reducir el colesterol malo, LDL. Evita los paquetes de harina de avena al instante que tengan azúcar agregada —algunas variedades añaden tres cucharaditas por porción— y al contrario, ponle frutas para endulzarla.

    5 of 12
  • Istock

    Tomates

    Las fibras de los tomates promueven el crecimiento de las bacterias buenas e impiden que las bacterias dañinas, tales como el C. difficile, ganen un punto de apoyo en los intestinos, según  la Canada's GI Society (Sociedad Gastrointestinal de Canadá). Los tomates también proporcionan bastante licopeno, un antioxidante poderoso que está vinculado a la reducción del riesgo de sufrir un derrame cerebral.

    6 of 12
  • Istock

    Kéfir

    El kéfir, un producto lácteo fermentado que contiene una mezcla de cepas de levadura beneficiosas y probióticos, también brinda mucho calcio, proteína y vitaminas B. El kéfir tiene un sabor entre crema agria y suero de leche junto con un burbujeo suave. Lo puedes beber tal como es o usarlo en un batido con fruta y un poco de miel.

    7 of 12
  • Topic Photo Agency/Corbis

    Kimchi

    Una mezcla de repollo fermentado, especias y condimentos, este alimento lleno de nutrientes ayuda a controlar el peso y a mantener niveles saludables de colesterol. Además, apoya la digestión y reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer, según un estudio del Journal of Medicinal Food. Busca el kimchi en la sección refrigerada de tu supermercado o mercado asiático.

    8 of 12
  • Rua Castilho/Corbis

    Chucrut

    El chucrut, repollo fermentado rallado, te ayuda a mantener tus intestinos en balance. Además, está lleno de vitamina C que estimula el sistema inmunológico. Busca las variedades de chucrut refrigerado y sin pasteurizar. El calor necesario para pasteurizarlo o enlatarlo destruye las bacterias buenas. El chucrut tiene mucha sal, pero enjuagarlo en agua fría reduce el contenido de sodio de forma considerable.

    9 of 12
  • Shutterstock

    Masa fermentada

    Hecha con harina, agua, una pizca de sal y cultivos lácticos, este pan agrio produce un menor aumento del nivel de azúcar en la sangre y se digiere más lento que los panes típicos comerciales, según investigaciones de la University of Guelph, Ontario. Asimismo, las bacterias que se encuentran con frecuencia en la masa fermentada producen antioxidantes, los cuales pueden prevenir o retrasar el daño de células.

    10 of 12
  • Leonid Nyshko / Alamy

    Yogur

    El yogur activa el sistema inmunológico y ha tenido conexiones con un riesgo menor tanto de la presión arterial como de la diabetes tipo 2. El yogur, como otras comidas probióticas, también puede reducir la probablidad de contraer un resfrío, indica la Mayo Clinic. Busca las palabras "culturas vivas y activas" en la etiqueta. El yogur endulzado puede incluir mucho azúcar. Elige el yogur natural y agrégale fruta fresca y un toque de miel si quieres más sabor.

    11 of 12
  • Alamy

    Malos hábitos después de comer

    Tomar café, hacer ejercicios o fumar después de las comidas —estos y otros que entorpecen la digestión.

    12 of 12

También te puede interesar:

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO