Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Examen de telómeros: ¿cuándo envejecerá?

Vinculan la genética a la salud y la longevidad.

In English | Si existiera un examen capaz de predecir si usted es vulnerable a enfermedades y qué tan rápido podría envejecer, ¿se lo haría?

Este año, varias empresas ofrecerán exámenes —a través de médicos— que miden los telómeros, marcadores genéticos clave que los investigadores han vinculado a la salud y la longevidad. Los fundamentos científicos que respaldan esta teoría son tan tentadores que algunos han impulsado los exámenes como la clave para entender la mortalidad. Sin embargo, algunos científicos sostienen que todavía falta mucho para que la ciencia permita alcanzar resultados verdaderamente reveladores. Según estos, los exámenes no deberían usarse fuera del campo de la investigación.

Vea también: La verdadera fuente de la juventud.

Examen de telómeros - Longevidad.

Foto por: Adam Gault/Getty Images

Los científicos discrepan de si los resultados de los exámenes de telómeros permiten evaluar la salud y el envejecimiento.

Incluso dos de las científicas que compartieron el Premio Nobel 2009 por su investigación de los telómeros discrepan de si un examen de este tipo puede usarse hoy para predecir la salud a largo plazo. Si bien ambas creen que el examen de telómeros se convertirá en una importante herramienta de la medicina en los próximos 10 o 20 años, discrepan totalmente de si se sabe lo suficiente de estas estructuras como para usarlas para evaluar la salud y el envejecimiento. Una de ellas, Elizabeth H. Blackburn, de la University of California, San Francisco, cofundó la compañía Telome Health para ofrecer exámenes de telómeros al público en general. La otra, Carol Greider, de Johns Hopkins University, dice que se necesita investigar mucho más para comprender la relación entre los telómeros y las enfermedades.

Entonces, ¿qué son los telómeros?, ¿hay que hacérselos medir?

Los telómeros son como capuchas que protegen los extremos de los cromosomas, que evitan que se degraden cuando se dividen las células. Los científicos saben que los telómeros se acortan a medida que la persona envejece y que, finalmente, se hacen tan cortos que las células no pueden reproducirse y mueren. Además, se sabe que ciertas enfermedades que provocan divisiones rápidas y reiteradas de las células también hacen que se acorten los telómeros. Estudios realizados vincularon la mayor cantidad de telómeros cortos a una menor expectativa de vida y al desarrollo de enfermedades relacionadas con la edad, como neumopatía, cardiopatía, diabetes y cáncer.  

Los científicos están muy lejos de poder alargar los telómeros en el ser humano, aunque son prometedores algunos estudios llevados a cabo en ratones. En el 2010, científicos de Harvard lograron acelerar, mediante técnicas de ingeniería genética, el envejecimiento en ratones al desactivar la enzima que mantiene los telómeros, y al activarla nuevamente, se produjeron contundentes reversiones de enfermedades relacionadas con la edad. Los investigadores esperaban que el proceso de envejecimiento se hiciera más lento o incluso que se detuviera, pero el experimento revirtió el proceso: los ratones comenzaron a regenerar el tejido en el bazo, los testículos y el cerebro.

“Era similar al efecto de Ponce de León” —una referencia al explorador español Juan Ponce de León, quien fuera en busca de la ‘fuente de la juventud’—, según dijo a Harvard Gazette  Ronald DePinho, actual presidente del MD Anderson Cancer Center, de la University of Texas y quien encabezó la investigación. Puede que los científicos no hayan descubierto la mítica fuente de la juventud, pero de todas manera es interesante las posibilidades que encierra la investigación de los telómeros.

“Este exclusivo biomarcador podría ayudar a que la gente piense más en la prevención de las enfermedades y a monitorear su salud mucho antes”, sostiene Elissa Epel, investigadora de la University of California, San Francisco, y cofundadora de la compañía Telome Health. Ella señala que el objetivo de los exámenes es monitorear este marcador, y que la gente debería ver los resultados simplemente como “un factor de riesgo, al igual que cualquier otro factor de riesgo”.

Siguiente: No hay consenso sobre la mejor manera de medir los telómeros. »

Sin embargo, varios especialistas sostienen que hasta que no se lleven a cabo estudios más amplios y detallados en los siguientes años, los científicos no podrán colocar cifras concretas a los factores de riesgo de las enfermedades o de la longevidad. Para empezar, aún no hay consenso respecto a la mejor manera de medir los telómeros o presentar los resultados. Por cierto, dos de las empresas que crearon este tipo de exámenes —Telome Health y Life Length, con sede en Madrid— ofrecerán distintos tipos de resultados. Life Length dice que el análisis de sangre de $700 que ofrece, ahora disponible en Estados Unidos, compara la edad real con la edad “biológica” al medir el porcentaje de telómeros cortos. Por su parte, Telome Health usa la saliva para medir la longitud promedio de los telómeros, y compara esos resultados con los de otras personas. (Representantes de la empresa dijeron que todavía no han fijado un precio del estudio).

Otro problema: la gente nace con distintas longitudes de telómeros, lo que dificulta determinar el acortamiento relativo, explica Peter Hornsby, profesor de Fisiología en el Barshop Institute for Longevity and Aging Studies del Health Science Center de la University of Texas, en San Antonio. “No tenemos pruebas de que la longitud de los telómeros sea una suerte de ‘vaticinador’ de la salud; siempre existe la posibilidad de que esto cambie en el futuro, pero no veo que eso suceda”, según dijo a través de un correo electrónico.

Actualmente, nadie sabe con certeza cuál sería la longitud normal de los telómeros en función a las diferentes edades y los distintos tipos de personas, dice Carol Greider, de Johns Hopkins University. Se observan demasiadas variaciones dentro de un mismo grupo etario. “Si me enviaran una muestra de telómeros de alguien de 40 años, no podría decir si esa persona tiene 15 o 70”, explica.

Y, más allá del vínculo entre los telómeros y las enfermedades relacionadas con la edad, sólo un segmento muy pequeño de la población tiene telómeros tan cortos que es posible decir con certeza que presenta un alto riesgo de enfermarse, sostiene. “Contamos con datos concretos de personas que tienen telómeros cortos por herencia, que indican que presentan riesgo de desarrollar fibrosis pulmonar e insuficiencia de la médula ósea”, agrega. Pero el 99 % de la gente no está en este grupo. “Actualmente, no podemos saber mucho de ese 99 %”, concluye.

Además, aunque la ciencia apunta a un vínculo entre los telómeros cortos y las enfermedades, no ha demostrado que exista una relación causal entre ambos, dice Judith Campisi, especialista en envejecimiento y profesora del Buck Institute for Research on Aging, de Novato, California. También le preocupa que los exámenes de telómeros provoquen una innecesaria ansiedad en la gente.

Stephen Matlin, director ejecutivo de Life Length, dice que los resultados de los exámenes realizados por la empresa incluyen comparaciones con personas de edades y orígenes similares e  información sobre las limitaciones de esta práctica.

Los estudios que han medido los telómeros de grandes grupos de personas —de diferentes orígenes y edades— serán muy importantes para comprender mejor estas estructuras, según Greider. Pero este trabajo debería hacerse en un entorno científico, donde los resultados sean comparados y debatidos, y donde un estudio se base en otro, para ampliar nuestro conocimiento.

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para más información de Salud. Vea muestra »

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO