Skip to content

 

In English | Medicare pagará la terapia física si un médico la considera médicamente necesaria para atender una lesión o enfermedad. Por ejemplo, el manejo de una enfermedad crónica como Parkinson, o la ayuda en la recuperación luego de una caída, una operación o un derrame cerebral.

La Parte A de Medicare, que incluye hospitalizaciones, o la Parte B, que cubre tratamientos ambulatorios, podrían cubrir este servicio, según las circunstancias. Lo mismo es cierto para la terapia ocupacional y del habla.

La parte A de Medicare paga parte o todo el costo de la terapia física si te ingresan en un centro de rehabilitación.

También podría pagar servicios en centros de enfermería especializada o cuidado en tu hogar luego de una hospitalización de por lo menos tres días. Si debes pagar gastos de bolsillo como deducibles y coseguros, y la cantidad, dependerá de las circunstancias y la duración de tu tratamiento.

La Parte B de Medicare puede pagar la terapia física ambulatoria que recibes:

  • en la oficina de un médico o terapeuta
  • en los departamentos de servicios ambulatorios de un hospital
  • en los centros de rehabilitación ambulatorios
  • en centros de enfermería especializada si tu tratamiento es ambulatorio
  • en tu hogar, si una agencia de cuidado de salud en el hogar certificada por Medicare provee los servicios, y si la Parte A de Medicare no los cubre

En el caso de terapias ambulatorias, eres responsable por el 20% del costo aprobado por Medicare para el servicio. Se aplica el deducible de la Parte B; Medicare pagará lo que le corresponde una vez que hayas satisfecho tu deducible anual.

A diferencia de la Parte A, una hospitalización previa no es requisito para que la Parte B cubra las terapias físicas.

Medicare solía establecer un máximo anual de lo que cubriría por servicios terapéuticos ambulatorios, pero ese máximo se eliminó en el 2018. El programa ya no limita lo que puede pagar en un año específico por un beneficiario que recibe servicios terapéuticos médicamente necesarios.

Sin embargo, ten en mente que los tratamientos que haya recomendado un proveedor de terapia física y no un médico no estarán cubiertos. En estos casos, se requiere que el terapeuta te informe por escrito que Medicare podría no pagar el servicio a través de una Notificación previa de no-cobertura al beneficiario de Medicare (ABN, Advance Beneficiary Notice of Noncoverage).

Si decides seguir con las terapias, te estás haciendo responsable por el pago de las mismas.

Si tienes preguntas sobre cobertura y costos de servicios terapéuticos, llama al 1-800-MEDICARE (800-633-4227) o comunícate con tu Programa estatal de asistencia sobre seguros de salud (en inglés).