Skip to content

No y sí. Las Partes A y B de Medicare no cubren las vacunas contra la culebrilla, aunque los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que todas las personas de 50 años o más la reciban. La Parte B de Medicare cubre algunas otras vacunas como atención preventiva gratuita, tales como las vacunas contra la gripe y la neumonía.

No obstante, la Parte D de Medicare cubre la vacuna contra la culebrilla, al igual que los planes privados Medicare Advantage que incluyen cobertura para medicamentos. Estos planes deben cubrir todas las vacunas disponibles en el mercado necesarias para prevenir enfermedades, excepto las que cubre la Parte B. 

En Estados Unidos, aproximadamente 1 de cada 3 personas corren riesgo de contraer culebrilla o herpes zóster, la misma cepa del virus que causa la varicela. Si has tenido varicela, el virus permanece latente en tu sistema y puede reaparecer como culebrilla más adelante en la vida, por lo que se recomienda la vacuna. 

¿Cuál es el costo de la vacuna contra la culebrilla bajo la Parte D de Medicare? 

La buena noticia es que el costo de la vacuna contra la culebrilla, que se administra en dos dosis en un tiempo específico, está sujeto a cambiar en el 2023. 

A partir del 2023, la Ley de Reducción de la Inflación eliminará todos los costos de bolsillo de las vacunas que el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC recomienda para los adultos. Esto incluye la vacuna contra la culebrilla.

Sin embargo, en el 2022 es posible que te cobren un copago por esta vacuna. Esto varía de un plan a otro. El copago promedio de la Parte D para las vacunas fue de $47 en el 2020, según Avalere Health, una empresa de consultoría de atención médica.

Si aún no has cumplido con el deducible anual de la Parte D de tu plan, que puede ser de hasta $480 en el 2022, tal vez tengas que pagar más por la vacuna. Shingrix, una vacuna aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos en el 2017, tiene un costo aproximado de $212 por dosis.

Esta reemplazó a Zostavax en noviembre del 2020. Pero incluso si recibiste Zostavax antes de que la reemplazaran, los CDC recomiendan que te vacunes con Shingrix: dos dosis espaciadas entre dos y seis meses para los adultos de 50 años o más.

¿Cómo puedo vacunarme contra la culebrilla? 

Aunque la mayoría de las personas reciben la vacuna contra la culebrilla en una farmacia, algunas la reciben en el consultorio de su médico. Hubo un tiempo en que algunos estados exigían una receta para recibir la vacuna contra la culebrilla en una farmacia, pero esos estados han cambiado sus reglas recientemente. Ahora no necesitas una receta para recibirla.

En una farmacia. Los farmacéuticos en todos los estados pueden administrar vacunas incluidas en el programa de vacunación para adultos recomendado por los CDC, que incluye la vacuna contra la culebrilla. Asegúrate de que tu farmacia esté en la red de tu plan de la Parte D para que pueda facturarle a tu plan directamente. Consulta con tu farmacia y tu plan de seguro para obtener más detalles.

En el consultorio del médico. Es una buena idea confirmar que tu médico puede facturar a la Parte D de Medicare antes de que planees vacunarte allí. De lo contrario, es posible que tengas que pagar por la vacuna y presentar una solicitud de reembolso a tu plan de la Parte D. Pregúntale al consultorio del médico y a tu plan sobre las reglas. 

Ten en cuenta lo siguiente 

Si tienes problemas para pagar la cobertura de medicamentos recetados de la Parte D, podrías tener derecho al programa Ayuda Adicional, un programa gubernamental que ayuda a las personas con ingresos y bienes limitados a pagar las primas y los gastos de bolsillo de la cobertura de medicamentos de la Parte D. A partir del 2024, la Ley de Reducción de la Inflación también amplía el nivel de ingresos para tener derecho al programa Ayuda Adicional. 

Actualizado el 11 de octubre de 2022