Skip to content

In English | A diferencia de algunas vacunas comunes —contra la gripe, la hepatitis B y la neumonía—, la vacuna contra la culebrilla no está cubierta bajo la Parte B de Medicare, el componente de Medicare Original que incluye las visitas médicas y los servicios ambulatorios. La Parte A, que se encarga de los gastos de hospitalización, tampoco cubre esta vacuna.

La cobertura médica de Shingrix y Zostavax, las dos vacunas contra la culebrilla disponibles en el mercado, se proporciona solo si estás inscrito en un plan individual de medicamentos de la Parte D o en un plan de Medicare Advantage que cuente con la cobertura de la Parte D.  

Medicare exige que los planes de la Parte D cubran la vacuna contra la culebrilla, así que si estás inscrito en la Parte D, no te debería ser difícil conseguirla. En la mayoría de los casos hay un copago, el cual puede variar mucho de un plan a otro.

Y si aún no has satisfecho el deducible anual de tu plan, es probable que tengas que pagar el precio total. En el caso de Shingrix, la vacuna más reciente, el precio promedio es de aproximadamente $190, según GoodRx, un sitio web y aplicación que da seguimiento a los precios de los medicamentos.

Puedes obtener la vacuna contra la culebrilla de dos maneras:

• En la farmacia. Es necesario tener la receta del médico, pero una vez que la tengas, puedes recibir la vacuna en una farmacia.

La mayoría de las cadenas principales y algunas farmacias independientes la pueden administrar. Solo asegúrate de hacerlo en una tienda que figure en la red de tu plan de medicamentos para que se cobre a tu plan directamente y tú solo tengas que encargarte del copago.

• En el consultorio médico. Si ya has recibido vacunas en un consultorio médico, pregunta si pueden cobrarle a tu plan directamente o si saben de alguna farmacia que lo pueda hacer. De esa manera, el proceso será el mismo que se mencionó anteriormente y solo tendrás que cubrir el costo de un copago. De lo contrario, es posible que necesites pagar el costo total y después presentar una reclamación para un reembolso de tu plan. 

Recuerda que la tarifa del médico por administrar la vacuna puede sobrepasar el costo que tu plan permite. Si esto sucede, debes cubrir la diferencia, por lo que conviene verificar con antelación.

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 1.º de enero del 2014. Se ha actualizado con la información más reciente sobre la cobertura de Medicare para el 2020.