Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

3 razones para no tomar pastillas para dormir a medida que envejecemos

El consumo de somníferos va en aumento, pero puede ser peligroso para las personas mayores.

spinner image Pastillas para dormir
Getty Images

Según las últimas estadísticas nacionales, la proporción de adultos que toman medicamentos para conciliar el sueño por la noche va en aumento, y hay más adultos mayores de 65 años que toman pastillas antes de acostarse que menores de 64 años.

Un nuevo informe (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) reveló que, en el 2020, el 8.4% de los adultos tomaban regularmente medicamentos, con o sin receta médica, para conciliar o mantener el sueño, en comparación con el 4% de hace una década. En cuanto a los mayores de 65 años, el 12% tomaban regularmente algo que los ayudara a dormir.

spinner image member card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

"Francamente, la noticia no es sorprendente para quienes trabajamos en el ámbito de la medicina del sueño", dice el Dr. Robert Satriale, profesor clínico adjunto y especialista en Medicina del Sueño en Temple Health de Filadelfia.

Los estudios demuestran que aproximadamente 1 de cada 3 adultos (en inglés) no duerme lo suficiente (unas 7 horas por noche para los adultos mayores de 50 años, dice Satriale) de forma regular, y se calcula que entre 50 y 70 millones de personas en el país padecen trastornos crónicos del sueño. "Y estos pacientes a menudo pertenecen a los grupos de mayor edad", dice Satriale, que explica que la calidad del sueño tiende a disminuir con la edad.

No es de extrañar, pues, que los adultos mayores sean más propensos a recurrir a los medicamentos en busca de ayuda. Pero antes es necesario saber algunas cosas.

1. Los medicamentos pueden tener efectos secundarios peligrosos

Los somníferos más recientes, como el zolpidem (Ambien) y la eszopiclona (Lunesta), tienen un perfil "ligeramente más inofensivo" que los más antiguos, afirma K. Ashley Garling-Nañez, profesora clínica adjunta de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Texas en Austin. Aun así, "todo lo que sea sedante o te produzca sueño te expondrá al riesgo de mareos, caídas y ese tipo de cosas", afirma Garling-Nañez.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Las investigaciones demuestran que tanto los nuevos fármacos como las antiguas benzodiacepinas pueden afectar la capacidad funcional mental y física de los adultos mayores, lo que aumenta el riesgo de caídas y la confusión. "Y luego, por supuesto, combinados con otros medicamentos —especialmente aquellos para el dolor, el estado de ánimo y la ansiedad— podrían ponerte en mayor riesgo de inhibición de la respiración", añade Garling-Nañez.

No solo los medicamentos recetados exigen precaución. Los de venta libre también vienen acompañados de una lista de efectos secundarios desagradables y potencialmente peligrosos. Por ejemplo, la difenhidramina, el principio activo de muchos somníferos de venta libre como Advil PM, Tylenol PM y ZZZQuil, se ha relacionado con un mayor riesgo de deterioro cognitivo y confusión en los adultos mayores, así como con retención urinaria, estreñimiento y aturdimiento al día siguiente, que pueden interferir en la capacidad de conducir, señala Satriale. Según los CDC, más de 6,000 accidentes mortales al año fueron causados por conductores somnolientos.

Salud y bienestar

Oak Street Health Primary Care

Servicios de atención primaria para adultos beneficiarios de Medicare

See more Salud y bienestar offers >

La popularidad de la melatonina

Un estudio (en inglés) del 2022 publicado en la revista JAMA registró que el aumento en el uso de melatonina se quintuplicó entre los adultos del país en las últimas décadas. Los investigadores descubrieron que cada vez más personas toman más de la cantidad recomendada del suplemento.

Los suplementos merecen un nivel similar de escrutinio. Por ejemplo, la raíz de valeriana, un suplemento de hierbas que suele comercializarse para mejorar el sueño, puede provocar mareos, sequedad de boca y torpeza mental. Garling-Nañez advierte que este producto también puede mezclarse con otros suplementos para dormir, como la melatonina, que tiene su propia lista de posibles efectos secundarios. Por eso siempre es buena idea que un farmacéutico revise contigo los ingredientes antes de comprar un producto sin receta, dice Garling-Nañez.

2. Podrías estar enmascarando problemas de salud subyacentes

Tomar algo que te ayude a dormir puede ser una solución rápida, pero podría impedir que detectes un problema de salud detrás del insomnio.

Por ejemplo, pensemos en la ansiedad. "Cuando estás acostado y tu mente da vueltas y vueltas y no puedes desconectar el cerebro para dormir, eso a veces puede ser una forma de ansiedad", dice Garling-Nañez.

No es raro que un problema conocido como síndrome de las piernas inquietas mantenga en vela a los adultos mayores, dice Satriale. "Y es un trastorno fácilmente tratable y algo que [los pacientes] deben comentar con el médico, si se presenta", añade.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Una tiroides hiperactiva, la apnea del sueño, la diabetes y el dolor crónico también se han relacionado con problemas de sueño, así como los medicamentos recetados, incluidos ciertos antidepresivos y tratamientos para el asma y la hipertensión, que tu médico puede ajustar.

3. Hay tratamientos mejores que las pastillas

¿Tienes problemas para dormir? Es importante que hables con tu médico, sobre todo teniendo en cuenta la relación entre dormir mal y otros problemas de salud como las enfermedades cardíacas, la diabetes y la depresión.

Es posible que tu proveedor de atención primaria pueda ayudarte o derivarte a un especialista del sueño o a un terapeuta formado en terapia cognitivo-conductual para el insomnio (TCC-I), que, según los expertos en la materia, es la primera línea de tratamiento para los problemas del sueño. Esta forma de terapia ayuda a los pacientes a identificar y corregir los hábitos y comportamientos que les impiden conciliar el sueño que necesitan. Además, les proporciona técnicas de reducción del estrés y de relajación.

Una revisión de investigaciones (en inglés) publicada en Annals of Internal Medicine descubrió que la TCC-I es eficaz en la población general y en adultos mayores con trastorno de insomnio crónico. Y a diferencia de los medicamentos, la TCC-I "probablemente provoca menos daños", señalan los investigadores.

No subestimes los cambios en el estilo de vida que pueden mejorar el sueño. "El ejercicio es sumamente importante para ayudar a las personas a dormir", afirma Satriale. "Las personas que hacen ejercicio de forma regular concilian el sueño más rápidamente y permanecerán dormidas más tiempo que las personas con un estilo de vida sedentario". Las directrices actuales recomiendan que los adultos mayores practiquen unos 30 minutos al día de actividad de intensidad moderada, como caminar a paso ligero. El consumo de cafeína y comer tarde también pueden afectar tu sueño.

Algunos consejos más: apaga el televisor y baja las luces unas horas antes de acostarte, aconseja Satriale. El ruido blanco o marrón y una manta pesada también pueden ayudar.

Join AARP to continue reading

Find exclusive interviews, smart advice, free novels, full documentaries, fun daily features and much more — all a benefit of your AARP membership — on Members Only Access.

Join AARP for Members Only Access

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.