Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

5 productos esenciales para tener en el botiquín después de los 50 años

Además, los medicamentos de venta libre que debes evitar con el paso de los años.

Una mujer busca un medicamento en su botiquín

GETTY IMAGES

In English | Con la edad, aparecen más dolencias, dolores y malestares. Sin embargo, un botiquín debidamente abastecido puede ayudar a aliviar las lesiones del ejercicio habitual, la indigestión y las alergias a partir de los 50 años.

Antes de comenzar a llenar el botiquín de primeros auxilios, habla con el médico o farmacéutico sobre los medicamentos que tomas —incluso las vitaminas o los suplementos— y cualquier posible interacción con otros medicamentos. El simple hecho de que algo se pueda comprar sin receta no significa que no tenga riesgos, advierte Stefanie Ferreri, farmacéutica y presidenta de la División de Fomento de la Actividad Profesional y Educación Clínica en la Facultad de Farmacia Eshelman de UNC. Los medicamentos de venta libre “no presentan riesgos cuando se toman de manera apropiada”, advierte, pero pueden ser peligrosos cuando se usan de forma indebida o se combinan con otros medicamentos.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los adultos mayores, en particular, “deben ser muy cautelosos con las dosis” de los medicamentos debido a los cambios que sobrevienen con la edad y que afectan la forma en que el organismo reacciona a los fármacos, explica la Dra. Katherine Bennett, profesora adjunta de Medicina en la División de Gerontología y Medicina Geriátrica de University of Washington. Una vez más, es aquí donde un médico o farmacéutico te puede ayudar a elegir las opciones más seguras disponibles.

Esto es lo que debes y lo que no debes incluir, además de algunos otros consejos de los expertos:

1. Analgésicos

Cuando se trata de aliviar el dolor, Bennett recomienda que en particular los pacientes mayores comiencen con acetaminofén (el nombre comercial es Tylenol). Esto se debe a que los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), que incluyen ibuprofeno (Advil) y naproxeno (Aleve), pueden aumentar los riesgos de hemorragia en el tracto gastrointestinal, un riesgo que aumenta con la edad, según Bennett. Los AINE también pueden dañar los riñones y elevar la presión arterial, en especial si se toman durante mucho tiempo.

“Para las personas que en general tienen buena salud, tomar un antiinflamatorio de vez en cuando no es un problema. Puede ser seguro, pero solo si has consultado con el médico o farmacéutico si alguno de ellos podría resultar nocivo para ti", agrega Bennett. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) recomienda consultar con el médico si tomas un AINE durante más de diez días.

Consejos preventivos sobre los medicamentos

  • Evita combinar medicamentos: trata los síntomas que tengas por separado y evita utilizar fórmulas combinadas, como un analgésico junto con un descongestionante. Los ingredientes ocultos pueden producir efectos secundarios no deseados.

  • Consulta con el farmacéutico: la próxima vez que vayas a la farmacia, no dejes de hablar con el farmacéutico. Muchos pueden hacer lo que se llama un control de medicamentos para responder preguntas sobre los riesgos de los remedios y suplementos que estés tomando.

  • Trata de surtir las recetas en la misma farmacia: esto le permitirá al farmacéutico hacer una evaluación completa de tus medicamentos cada vez que surtas alguno.

  • Descarta los medicamentos viejos: deshazte de los medicamentos vencidos o sin usar por medio de un programa de devolución de medicamentos para garantizar tu seguridad y la de todos en tu hogar.

Ahora bien, el acetaminofén también presenta riesgos. Tomar demasiado puede provocar daños graves en el hígado. Y al igual que otros medicamentos, “el acetaminofén también podría interactuar con muchos otros medicamentos”, advierte Ferreri.

Por eso, consulta con un profesional antes de tomarlo.

A menudo se pasan por alto los analgésicos de uso tópico, como el salicilato de metilo y mentol (Bengay, Icy Hot) para el dolor muscular y el diclofenaco (Voltaren) para el dolor de la artritis. “Y muchas veces son los que sugiero primero para mis pacientes mayores”, dice Ferreri, en especial porque es menos probable que tengan efectos secundarios. También hay parches de lidocaína de venta libre que se pueden aplicar en las zonas adoloridas.

Algo más: dado que el riesgo de ataque cardíaco aumenta en la mediana edad, no está de más tener a mano una aspirina de dosis completa (también un AINE) en caso de que te suceda a ti o a quien tengas cerca. Puesto que la aspirina ayuda a evitar la coagulación de la sangre, tomarla durante un ataque al corazón mientras esperas que llegue la ayuda de emergencia podría reducir el daño cardíaco.

2. Productos para la acidez estomacal

Si ahora tienes indigestión con más frecuencia que en la juventud, no eres el único. La edad produce algunos cambios que hacen que los adultos mayores sean más propensos a tener acidez (reflujo ácido), según Bennett. El músculo de la parte inferior del esófago que evita que el ácido vuelva a subir puede debilitarse con la edad, explica. "También puede aumentar la propensión a que el ácido termine en el esófago en vez de quedarse en el estómago, donde se supone que debe estar”, dice.

Es bueno conocer las causas de la acidez estomacal —ya sea salsa de tomate o alitas picantes— para poder evitar un episodio o estar preparado. También debes prestar atención a la frecuencia con la que ocurre. “La clave es que si ocurre más de dos veces por semana, realmente se debería consultar a un médico”, según Ferreri.

Sin embargo, cuando tienes acidez estomacal solo en algunas ocasiones, una tableta masticable de carbonato cálcico (Tums, Rolaids) es “perfectamente segura y puede brindar un rápido alivio”, dice Bennett. También hay algunas píldoras de venta libre que pueden aliviar el malestar, como famotidina (Pepcid). “Pero no es algo que conviene tomar con regularidad sin consultar con el médico porque, nuevamente, podría tratarse de otro problema”, agrega.

3. Productos para aliviar la alergia

Si no puedes evitar que el cambio de estación te produzca enrojecimiento y picazón en los ojos y secreción nasal, tu botiquín debe contener algún producto para aliviar las alergias. Sin embargo, “esta es una categoría en la que debes tener mucha precaución”, dice Bennett.

Tanto Bennett como Ferreri recomiendan que los adultos mayores —especialmente los de 70 a 90 años— eviten tomar difenhidramina (Benadryl) debido a sus efectos secundarios: puede aumentar el riesgo de caídas, causar sequedad en la boca y producir incontinencia urinaria, señalan. El uso prolongado también se ha vinculado a un mayor riesgo de demencia.

Según Bennett, las opciones con menos riesgos incluyen cetirizina (Zyrtec) y loratadina (Claritin). Ferreri también sugiere la fexofenadina (Allegra), pero debes evitar tomar jugo de toronja, que puede reducir su eficacia. Si tienes secreción, congestión o comezón en la nariz, prueba a usar un aerosol nasal con esteroides o solución salina nasal.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


4. Resfrío y tos

A veces, el mejor remedio para la tos se encuentra en la cocina y no en el botiquín. Para aliviar los síntomas, Bennett recomienda tomar té caliente con miel o incluso agua helada. “Algunos datos sugieren que el chocolate amargo también puede ayudar a aliviar la tos”, señala.

Si sientes que necesitas algo más fuerte, busca un medicamento que contenga un solo ingrediente “para no tomar accidentalmente algo que pueda presentar un mayor riesgo”, agrega Bennett.

Lo mismo ocurre con otros síntomas relacionados con el resfrío: el consejo de los expertos es tratar los síntomas por separado y evitar los medicamentos combinados —como un analgésico con descongestionantes—, que tienen más probabilidades de producir efectos secundarios no deseados. Otro consejo: si tienes alta presión arterial, evita por completo los descongestionantes. Estos medicamentos contraen los vasos sanguíneos, lo que a su vez puede hacer subir la presión.

5. Material de primeros auxilios

Para incidentes como cortes, raspones, picaduras de insectos y contacto con hiedra venenosa es útil tener a mano vendas adhesivas, gasa, pomada antibiótica, loción con calamina y crema con hidrocortisona.

Si tienes la piel delgada o sensible —y la piel cambia con la edad— te conviene considerar los vendajes para piel sensible. Por lo general, están elaborados con silicona o un material menos viscoso “para que no causen irritación al quitarlos”, explica Bennett.

Una observación sobre las vitaminas y los suplementos

Según los expertos, no existe una vitamina o un suplemento específico que deban tomar los adultos mayores, especialmente en el caso de quienes consumen una dieta saludable. Sin embargo, no es una mala idea asegurarse de no tener deficiencia de vitamina D (el médico puede diagnosticarla con un análisis de sangre), ya que esta vitamina cumple una función muy importante en la salud de los huesos. La deficiencia, que puede corregirse con un suplemento o con más luz solar, también se ha vinculado a trastornos del sistema inmunitario, enfermedades cardíacas, diabetes y algunos tipos de cáncer.

El calcio es otro suplemento que debemos tener en cuenta, especialmente las mujeres. En este caso también es importante tomar esta decisión con un profesional médico, ya que “cuantas más cosas agregues a la lista [de medicamentos que tomas], más probabilidades habrá de que se produzcan interacciones”, advierte Bennett. “En general, una dieta saludable y equilibrada es la mejor manera de que el organismo realmente absorba bien lo que necesita”.

Rachel Nania se incorporó en el 2019 a AARP como reportera sobre temas de salud, después de trabajar varios años como periodista y editora radial en Washington D.C. Recibió los galardones "Gracie Award" en el 2018 y "Edward R. Murrow Award" (a nivel regional) en el 2019, y fue becaria de la National Press Foundation en el 2019 para realizar labores de información sobre la demencia.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.