Skip to content
 

6 suplementos comunes que no reducirán tu colesterol

Un nuevo estudio encuentra que las estatinas son mucho más efectivas que el aceite de pescado, la cúrcuma y otros remedios de venta libre.

Cápsulas de suplementos de aceite de pescado

PAKIN SONGMOR

In English

Si has estado postergando tomar medicamentos recetados con la esperanza de que un suplemento reduzca tu colesterol, quizás debas reconsiderarlo.

Un nuevo estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology (en inglés) encontró que seis suplementos dietéticos comúnmente comercializados para mejorar la salud del corazón (aceite de pescado, ajo, canela, cúrcuma, esteroles vegetales y arroz de levadura roja) no redujeron los niveles del llamado "colesterol malo" (o LDL) cuando se compararon con un placebo o una dosis baja de un medicamento para reducir el colesterol. Y, de hecho, el medicamento recetado, conocido como estatina, fue significativamente más efectivo para reducir el colesterol que los suplementos estudiados.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Aun así, el autor principal del estudio, el Dr. Steven Nissen, dice que "constantemente" ve que los pacientes recurren a los suplementos para reducir el colesterol y mejorar su salud.

"Diría que la mayoría de los pacientes que vienen a verme están tomando uno o más suplementos dietéticos; algunos de ellos toman entre seis y ocho suplementos dietéticos", dice Nissen, director académico del Heart, Vascular & Thoracic Institute de Cleveland Clinic. "Y para la mayoría de ellos, casi todos, no existe evidencia de ningún efecto favorable en la salud humana".

La desinformación condiciona el uso de los medicamentos

El colesterol es una sustancia cerosa que circula en la sangre. A menudo se habla de él como un peligro para la salud, pero no es del todo malo, especialmente en su estado natural. El cuerpo produce lo que necesita, y lo usa para construir células y producir vitaminas y otras hormonas. El colesterol también proviene de los alimentos, y consumirlo en exceso puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y provocar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, explica la American Heart Association.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), casi 94 millones de personas de 20 años o más en Estados Unidos tienen el colesterol alto. Reducir el consumo de grasas saturadas (comúnmente encontradas en productos de origen animal, como carne de res, cerdo, mantequilla y queso) y grasas trans (frecuentemente encontradas en pasteles, galletas y pizzas procesados) puede reducir los niveles de colesterol; lo mismo ocurre con el aumento de la actividad física y la pérdida de peso. Y cuando los cambios en el estilo de vida no funcionan, los medicamentos pueden ayudar. Aun así, los CDC informan que aproximadamente la mitad de las personas que podrían beneficiarse de los medicamentos para el colesterol no los toman.

Una de las principales razones por las que los pacientes prefieren no tomar medicamentos, según los expertos, es la desinformación.

"Desafortunadamente, muchos consumidores en el país creen que los suplementos para la salud del colesterol son más seguros que los medicamentos recetados y creen que los suplementos son tan o más efectivos que las estatinas", dice el Dr. Luke Laffin, coautor del estudio y codirector del Center for Blood Pressure Disorders en el Heart, Vascular & Thoracic Institute de Cleveland Clinic.

Para este estudio reciente, 190 participantes de entre 40 y 75 años fueron asignados al azar para tomar una de ocho píldoras durante 28 días: la estatina de dosis baja rosuvastatina (5 mg diarios), un placebo, aceite de pescado, canela, ajo, cúrcuma, esteroles vegetales o arroz de levadura roja. Aquellos que tomaron la estatina observaron una reducción de casi el 40% en el colesterol LDL y del 24% en el colesterol total. Los triglicéridos (un tipo de grasa que se encuentra en la sangre) también se redujeron. Sin embargo, los participantes que tomaron los suplementos o el placebo no vieron ningún beneficio significativo.

Además, no se informaron eventos adversos en ninguno de los grupos. "La seguridad de las estatinas se ha establecido durante décadas en estudios en los que han participado millones de pacientes", dice Nissen, y agrega que algunas personas pueden experimentar dolores musculares cuando toman una estatina, pero que generalmente se pueden aliviar ajustando la dosis o cambiando de marca.

"Esta es una clase de medicamento que probablemente marcó una diferencia mayor en la reducción de la morbilidad y la mortalidad de las enfermedades cardíacas que cualquier otra clase de medicamento que se haya desarrollado", agrega Nissen.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Niveles óptimos de colesterol

¿Tienes curiosidad por saber qué valores se consideran normales?

  • Colesterol total: alrededor de 150 mg/dL
  • Colesterol LDL ("malo"): alrededor de 100 mg/dL
  • Colesterol HDL ("bueno"): al menos 40 mg/dL en hombres y 50 mg/dL en mujeres
  • Triglicéridos: menos de 150 mg/dL

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Los autores señalan algunas limitaciones del estudio. El tamaño de la muestra fue relativamente pequeño y poco diverso. Su duración fue de 28 días, tiempo suficiente para que la medicación con estatinas hiciera una diferencia en los niveles de colesterol. Sin embargo, como dijo Laffin a la American Heart Association, "se desconoce si algunos de los suplementos pueden requerir más tiempo para tener algún efecto sobre el colesterol".

El Council for Responsible Nutrition, la principal asociación comercial que representa a la industria de suplementos dietéticos, emitió un comunicado el 6 de noviembre en respuesta al estudio, diciendo que su diseño "no entiende el punto de la suplementación". Andrea Wong, vicepresidenta sénior de asuntos regulatorios y científicos del grupo, dijo: "Los suplementos dietéticos no están destinados a ser soluciones rápidas y es posible que sus efectos no se revelen durante el curso de un estudio que solo dura cuatro semanas, particularmente en una afección multifactorial como el colesterol alto".

En resumen: habla con tu médico

Las personas en Estados Unidos gastaron casi $50,000 millones en suplementos en el 2021, y su uso prevalece entre los adultos mayores. Según datos de la National Health and Nutrition Examination Survey, casi tres cuartas partes de los adultos de 60 años o más toman suplementos.

Sin embargo, muchos expertos advierten que no se debe confiar en las vitaminas, los minerales y los extractos de plantas para tratar o prevenir las enfermedades cardíacas debido a las escasas pruebas (en inglés) y los posibles problemas de seguridad derivados del uso excesivo, los efectos secundarios, las interacciones entre medicamentos y la falta de regulación. Los suplementos dietéticos no están sujetos a los mismos estándares rigurosos que los medicamentos de venta libre y los medicamentos recetados. Algunos productos incluso contienen drogas ocultas y se comercializan falsamente, dice la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Laffin dice que si has tenido conversaciones con tu médico acerca de comenzar a tomar medicamentos para reducir el colesterol, "probablemente sea mejor continuar con esas conversaciones y no recurrir a los suplementos de venta libre".

Y si tienes el colesterol alto y tu médico te recomienda una estatina, no tengas miedo de tomarla. Cuando se trata de reducir el colesterol, "las estatinas funcionan, los suplementos no", agrega Nissen.

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.