Skip to content
 

¿Puedes morir de un corazón roto?

El trauma emocional puede desencadenar una enfermedad cardíaca potencialmente grave, especialmente en las mujeres mayores.

Una mujer sentada llorando y otra mujer la consuela

GETTY IMAGES

In English

La muerte de un ser querido, la ruptura de un matrimonio u otro tipo de estrés emocional repentino pueden causar un "corazón roto", un profundo sentimiento de tristeza y soledad. Este estrés emocional súbito también puede tener un impacto físico en el corazón, causando un episodio cardíaco temporal o, en casos raros, incluso la muerte.

El síndrome del corazón roto, conocido clínicamente como miocardiopatía inducida por estrés o miocardiopatía de takotsubo, puede producirse en cualquier persona, incluidas las personas sanas. Este intenso dolor de pecho, que ocurre con más frecuencia en mujeres de mediana edad y mayores, es provocado por un aumento de las hormonas del estrés, desencadenadas por un evento traumático.

La muerte, el divorcio, la infidelidad o hasta las dolencias físicas pueden causar el síndrome del corazón roto. Incluso puede ocurrir cuando algo bueno, aunque sorprendente, sucede en tu vida, como ganar la lotería. Este síndrome fue reconocido en 1990, cuando algunos médicos en Japón se encontraron con personas que parecían tener síntomas de un ataque al corazón, pero que no presentaban signos de un ataque cardíaco real.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


"Se trata de un síndrome único en el sentido de que algún tipo de factor de estrés emocional que se produce de forma inesperada puede precipitar, literalmente, un debilitamiento repentino del músculo cardíaco", afirma el cardiólogo Ilan Shor Wittstein, director de la Advanced Heart Failure Fellowship y profesor adjunto de Medicina en Johns Hopkins. "Es bastante raro que veamos un ejemplo de causa y efecto tan claro, pero con este síndrome esto es exactamente lo que sucede".

Desencadenantes médicos o emocionales

Alrededor del 60% de los casos de síndrome del corazón roto son provocados por un derrame cerebral, una neumonía o alguna otra enfermedad grave. El 40% restante se deben a un desencadenante emocional. Wittstein trató un caso provocado por una fiesta sorpresa: la mujer estaba tan conmocionada que terminó en la sala de emergencias unas horas más tarde a causa de un episodio cardíaco.

"Si las personas tienen un desencadenante emocional, como el duelo o el miedo, tienden a recuperarse bastante bien", dice Wittstein. "En el caso de las personas que padecen el síndrome del corazón roto debido a un fuerte derrame cerebral o alguna otra enfermedad grave, los pronósticos no son tan buenos como los de las personas que tienen un desencadenante emocional".

Wittstein dice que cuando las emociones provocan un evento, la capacidad de contracción del corazón vuelve a la normalidad en dos o tres semanas, en promedio.

El síndrome del corazón roto puede afectar a cualquier persona, pero los investigadores del Smidt Heart Institute encontraron que las mujeres de mediana edad y mayores son diagnosticadas con este fenómeno a una tasa que es hasta 10 veces mayor que las mujeres más jóvenes o los hombres de cualquier edad. Los investigadores también encontraron que el síndrome del corazón roto puede provocar lesiones al corazón a largo plazo y deficiencias en la función cardíaca.

Según el instituto, la COVID-19 ha aumentado la incidencia del síndrome del corazón roto, ya que más mujeres han enfrentado desafíos y factores estresantes debido a las muertes causadas por la pandemia, los confinamientos y las restricciones. Pero incluso antes de la pandemia, el número de casos había aumentado constantemente.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Qué sucede durante el síndrome del corazón roto

Con la miocardiopatía de takotsubo, el estrés emocional o físico intenso agranda parte de tu corazón, que a su vez tiene problemas para bombear correctamente. La debilidad muscular asociada con el síndrome del corazón roto suele ser temporal, pero un estudio reciente de Cedars-Sinai (en inglés) encontró que el 10% de las personas que han padecido el síndrome del corazón roto sufrirán otro ataque dentro de los cinco años. También puede conducir a una insuficiencia del músculo cardíaco a corto plazo.

La buena noticia es que el síndrome del corazón roto es tratable y la mayoría de las personas se recuperan por completo. Los tratamientos típicos pueden incluir medicamentos como betabloqueadores e inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA). La mala noticia es que, en casos raros, puede conducir a la muerte.

Diagnosticar el síndrome del corazón roto es extremadamente difícil porque imita lo que sucede durante un ataque cardíaco. En ambos casos, los síntomas son los siguientes y nunca deben ser ignorados.

  • Dolor repentino y fuerte en el pecho
  • Arritmia
  • Debilitamiento del ventrículo izquierdo
  • Presión arterial baja
  • Pérdida del conocimiento

Si experimentas alguno de estos síntomas, los médicos dicen que debes buscar atención médica de inmediato. El síndrome solo se puede diagnosticar correctamente en el hospital y por los cardiólogos.

En cuanto a la prevención, si el incidente está provocado por una dolencia física, puedes tomar medidas para mejorar tu salud y evitar que se repita. Si se trata de un desencadenante emocional, cuanto menos estrés crónico tengas en tu vida, mejor podrás lidiar con esos momentos de gran estrés en la vida que pueden romper tu corazón o hacer que sufras palpitaciones.

Donna Fuscaldo es una escritora y editora especializada en finanzas personales y salud. Lleva más de dos décadas escribiendo y cubriendo noticias para varias publicaciones nacionales, como el Wall Street Journal, Forbes, Investopedia y HerMoney.