Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

5 enfermedades para las que una alimentación restringida puede resultar beneficiosa

Varios experimentos apuntan a mejoras en ratones de laboratorio cuando se les limitan las horas de comida.

Ensalada en un lado de un plato y los cubiertos simulando un reloj

WESTEND61 / SANDRA ROESCH / GETTY IMAGES

In English | La alimentación restringida en el tiempo (ART), un régimen dietético que restringe la alimentación a unas horas específicas del día, no sirve tan solo para perder peso.

En experimentos con ratones de laboratorio (jóvenes y viejos, de ambos sexos), los científicos del Salk Institute for Biological Studies de La Jolla, California, descubrieron que esta técnica puede ayudar a los seres humanos que sufren de fragilidad, diabetes tipo 2, la enfermedad del hígado graso, cáncer y algunas enfermedades infecciosas, como la COVID-19.

"En muchas intervenciones clínicas de ART, el resultado principal es la pérdida de peso, pero hemos descubierto que la ART no solo combate las enfermedades metabólicas, sino también aumenta la resiliencia contra las enfermedades infecciosas y combate la resistencia a la insulina", afirmó en un comunicado Satchidananda Panda, profesor del Regulatory Biology Laboratory del Salk Institute for Biological Studies.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los científicos alimentaron con una dieta rica en grasas y azúcares a ratones macho y hembra de dos grupos de edad (equivalentes a seres humanos de 20 y 42 años) y restringieron la alimentación a nueve horas al día, como suele hacerse en el popular método de ayuno intermitente que restringe la alimentación a un período de ocho horas cada día. 

A continuación, llevaron a cabo pruebas médicas para ver el impacto de la alimentación con restricción de tiempo en los ratones. Los resultados se publicaron en la revista Cell Resources.

1. Fragilidad

Los investigadores descubrieron con sorpresa que los ratones macho con una dieta de ART eran capaces de "conservar y aumentar la masa muscular" y "mejorar el rendimiento muscular". Aunque ese resultado no se replicó en los ratones hembra, los investigadores destacan que los adultos mayores con riesgo de caídas podrían beneficiarse de una mejora en el rendimiento muscular. Panda afirmó que espera que estudios adicionales puedan determinar si la ART ayuda a los músculos a repararse y regenerarse mejor, además de arrojar luz sobre el impacto de la ART en el metabolismo muscular.

2. Enfermedad del hígado graso

Independientemente de la edad, el sexo o el perfil de pérdida de peso, los investigadores descubrieron que la ART ofrecía a los ratones "una gran protección” contra la enfermedad del hígado graso, un trastorno que afecta a hasta 100 millones de personas en Estados Unidos.

"Era la primera vez que estudiábamos ratones hembra y no estábamos seguros de qué esperar", explicó en un comunicado la coautora del estudio Amandine Chaix, exinvestigadora del laboratorio de Panda y ahora profesora adjunta en University of Utah. "Nos sorprendió descubrir que, si bien la ART no protegía a las hembras contra el aumento de peso, sí tenía beneficios metabólicos, como un hígado menos graso y niveles más controlados de azúcar en sangre".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


3. Diabetes

Los investigadores sugieren que la ART puede ser "un método fácil y de bajo costo" para regular la glucosa, y recuerdan que en Estados Unidos más del 40% de la población ya es diabética o prediabética.

"La ART se ha vinculado a un aumento más moderado de la glucosa en sangre y a un retorno más rápido a los niveles de azúcar en sangre normales tanto en ratones macho jóvenes como de mediana edad, y también se ha vinculado a una mejora significativa de la tolerancia a la glucosa en hembras jóvenes y de mediana edad. Asimismo, las hembras y los machos de mediana edad sometidos a una ART fueron capaces de restablecer los niveles de azúcar en sangre normales con mayor eficacia que los ratones del grupo de control, que disponían de comida a lo largo de todo el día", publicaron.

4. Cáncer de hígado

Además de la diabetes, la intolerancia a la glucosa puede provocar la enfermedad del hígado graso no alcohólico y el cáncer de hígado, que, según los investigadores, es "uno de los pocos cánceres cuya incidencia y tasas de mortalidad han aumentado, en lugar de disminuir, en los últimos 25 o 30 años".

5. COVID-19

Como parte del estudio, los investigadores administraron una toxina que inducía una enfermedad similar a la sepsis en los ratones. Cuando, 13 días más tarde, volvieron a examinar los ratones, constataron que los alimentados con una ART (tanto machos como hembras) seguían vivos. El hallazgo podría ser importante, dado que durante la pandemia la muerte inducida por sepsis tiene una incidencia particularmente alta en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales. Los estudios sugieren que el choque séptico es la causa de muerte de entre el 15 y el 27% de los pacientes hospitalizados que mueren de COVID-19 grave.

Peter Urban es un escritor y editor que se especializa en noticias sobre la salud. Urban trabajó veinte años como corresponsal en Washington, D.C., para periódicos en Connecticut, Massachusetts, Ohio, California y Arkansas, incluido un período como jefe de la oficina de Washington del Las Vegas Review-Journal. Su trabajo independiente se publicó en Scientific American, Bloomberg Government y CTNewsJunkie.com.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.