Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo mantener el equilibrio para evitar caídas peligrosas

Con ejercicios, yoga y otras disciplinas podemos hacer bastante para minimizar este peligro.

Hombre en un suéter azul está parado frente a las escaleras

Getty Images

In English | Una caída, si es grave, puede generar un impedimento que arruinaría tu vida de ocurrir después de los 65 años.

Las caídas son la causa principal de lesiones —fatales y no fatales— en los adultos mayores. De acuerdo con el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento, cada 11 segundos se presenta un adulto mayor en una sala de emergencias para tratar una lesión ocasionada por una caída. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los índices de muerte por caídas entre los adultos de 65 años o más aumentaron más del 30% entre el 2007 y el 2016.

Entonces, ¿cuál es la mejor forma de evitar una caída? Debemos hallar el equilibrio correcto, tanto en nuestra mente como en nuestro cuerpo.

Necesitamos trazar una ruta entre el no pensar nunca en que podríamos caernos y el no tomar ninguna medida preventiva y, por el otro, tener tanto miedo de caernos que dejamos de movilizarnos —lo que, irónicamente, nos hace menos ágiles y por lo tanto más propensos a las caídas—.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Como explica Charlotte Yeh, M.D., directora médica de AARP: "son muchas las personas que se vuelven temerosas de caerse, y eso puede hacer que dejen de moverse. Es importante continuar usando la conexión entre el cerebro y el cuerpo".  

Una parte básica del mantenimiento de ese equilibrio en nuestras vidas es permanecer activos. Entonces, ¿qué medidas puedes tomar?

  • Practica fuerza y resistencia. Por ejemplo,  puedes levantar pesas y hacer Pilates y ejercicios como flexiones de pecho, que desarrollan los músculos.

  • Camina y usa las escaleras, si puedes. Únete a un club de caminatas o crea uno si eso te ayuda a motivarte.

  • Fortalece tus cuádriceps. Una forma de hacerlo es apoyándote contra la pared y deslizándote hacia abajo en una sentadilla; retorna luego a la posición vertical. Repite varias veces.

  • Mejora tu equilibrio. El yoga puede ayudar a los adultos mayores; el entrenamiento en artes marciales, como el taichí, también puede ser útil.

  • Hazte un control periódico de la vista y la audición. La visión borrosa o el deterioro de la audición pueden aumentar grandemente la probabilidad de una caída.

  • Habla con tu médico. O pregúntale al farmacéutico si el medicamento que tomas tiene efectos secundarios que podrían aumentar el riesgo de caídas.

  • Usa el calzado apropiado. Elige un par que no te haga resbalar.

  • Elimina todo lo que podría hacerte tropezar. Inspecciona tu hogar para ver qué podría ocasionarte una caída.

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA) dice que 6 de cada 10 caídas ocurren en el hogar. Por eso es importante usar alfombras antideslizantes (en vez de alfombras sueltas), esconder los cables eléctricos para que no estén en el camino, colocar picaportes en las puertas en vez de manijas redondas y usar barandas y barras de agarre para desplazarse dentro de la casa. Finalmente, y muy importante, coloca alfombras antideslizantes en la bañera o ducha.

Las caídas son una epidemia oculta, pero podemos hacer mucho para evitarlas sin bajar el ritmo. Logremos el equilibrio apropiado con ejercicio y sentido común para mantenernos seguros.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO