Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Programa tu mamografía, a pesar de la pandemia

Médicos dicen que el riesgo de cáncer de mama sin diagnosticar supera al que conlleva la COVID-19.

Una mujer consulta a su doctora

FATCAMERA/GETTY IMAGES

In English | Durante casi 20 años, Karen Syring nunca dejó de hacerse su mamografía anual. Maestra de escuela pública durante mucho tiempo, Syring solía hacérsela cuando un autobús de mamografía móvil visitaba la escuela donde trabajaba.

Pero Syring, de 66 años, de Woodlands, Texas, se jubiló el año pasado. Sin el autobús para recordárselo, sin querer omitió su examen anual. Cuando se dio cuenta de su error muchos meses después, el verano pasado, la pandemia de COVID-19 ya estaba en marcha. Pero después de hablar con su médico, Syring de todos modos programó su mamografía.

Está muy contenta de haberlo hecho, ya que el examen reveló evidencia de cáncer de mama en etapa temprana. “Sigo pensando, ¿qué hubiera pasado si hubiera esperado más tiempo? Probablemente habría sido mucho peor”, dice Syring. “Estoy tan agradecida de haber ido y habérmela hecho”.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Historias como la de Syring recalcan un importante mensaje que los médicos y los defensores del cáncer están destacando a medida que la pandemia continúa: no dejar que el coronavirus impida hacerse mamografías, colonoscopias y otros exámenes esenciales para la buena salud.

El cáncer no se detiene, ni siquiera durante una pandemia global”, señala la Dra. Therese Bevers, directora médica del MD Anderson's Cancer Prevention Center. “Creo que es importante que las mujeres entiendan que es más probable que mueran de un cáncer de mama diagnosticado en una etapa más avanzada que de COVID-19”.

El retraso en los diagnósticos provocará más muertes

Millones de personas en Estados Unidos no se han sometido a las pruebas recomendadas durante los cierres por la COVID-19. En marzo, el primer mes del cierre, un estudio de 190 hospitales (en inglés) encontró que las pruebas de detección de cáncer de mama, colon y cuello uterino disminuyeron hasta en un 94%. Otro estudio, publicado en la revista Oncology (en inglés) en agosto, reveló una disminución del 46% en el número de nuevos cánceres diagnosticados entre marzo y abril.

El National Cancer Institute calcula (en inglés) que el retraso en los diagnósticos debido a la pandemia podría provocar 10,000 muertes adicionales por cáncer de mama y colorrectal en los próximos 10 años.

Aunque los consultorios ya están abiertos, algunos pacientes todavía se muestran reacios a acudir para las pruebas de detección, dice la Dra. Carol Lee, radióloga del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de la ciudad de Nueva York.

“Algunas personas dicen: ‘Ya llevo seis meses de retraso, así que bien podría saltarme este año’”, dice. “Es una mala idea porque cuanto antes se detecte el cáncer, más posibilidades hay de que se pueda tratar con éxito. Y es una enfermedad muy tratable si se detecta a tiempo”.

Las precauciones de seguridad en los centros médicos

Lee y Bevers enfatizan que los centros de atención de la salud están adoptando medidas para mantener seguros a los pacientes, como la esterilización del equipo entre los clientes, exigir que los pacientes y el personal rellenen diariamente un cuestionario de salud y la imposición del uso de mascarillas.

Además, para reducir al mínimo el tiempo de permanencia de los pacientes en el edificio, el personal puede pedirles que esperen en su auto hasta que se los llame para su cita.

“Me siento mucho más segura aquí en el MD Anderson que en el supermercado”, dice Bevers. “Si tienes alguna preocupación, llama y pregunta qué están haciendo para que sea seguro”.

Cómo saber si debes hacerte una mamografía

Las directrices para la detección del cáncer de mama varían entre las sociedades profesionales. Para simplificar, muchos médicos recomiendan que las mujeres que no corren un riesgo mayor se hagan mamografías anuales de detección a partir de los 40 años.

No se ha definido el límite de edad máxima, pero la American Cancer Society sugiere (en inglés) que las mujeres continúen sometiéndose a mamografías de detección siempre y cuando tengan buena salud y se espera que vivan al menos 10 años más.

Lee y Bevers señalan que cualquier cáncer que se detecte en un adulto mayor probablemente no se extienda o haga metástasis durante años. Además, un adulto mayor con enfermedades subyacentes o una esperanza de vida de menos de 10 años puede no ser un buen candidato para el tratamiento.

“Si tienes 80 años y tienes enfermedades subyacentes, deberías tener una conversación con tu médico” sobre si debes hacerte una mamografía, dice Bevers.

Las mujeres con alto riesgo debido a los antecedentes familiares de la enfermedad u otros factores pueden necesitar exámenes más frecuentes.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Síntomas que exigen una acción rápida

Debes informar a tu médico si notas alguna de estas señales de alerta: secreción del pezón, inversión del pezón, sarpullido en los pezones o un bulto que nunca habías notado en el seno o bajo el brazo.

Syring dice que sus bultos eran tan profundos que no podía sentirlos en absoluto y no tenía otros síntomas. Después de ser operada en septiembre para extirpar el cáncer, pronto comenzará la radiación. Debido a que detectó su cáncer tan temprano, sus médicos no recomiendan quimioterapia.

“Si hubiera esperado más tiempo, podría haber crecido y haberse desplazado a los nódulos linfáticos”, dice Syring. “Es fácil pensar 'no me va a pasar a mí', pero sí, podría pasar”.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.