Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo están cambiando a Estados Unidos los adultos mayores

Una población que envejece está reformando a nuestro país. A qué se debe el fenómeno y cuál es su importancia.


spinner image ilustración de personas caminando sobre un mapa verde de Estados Unidos
Liam Eisenberg

Mira a tu alrededor. Vivimos en un país que está siendo transformado —en formas obvias y ocultas— por los adultos mayores. El número cada vez más alto de personas mayores y la vitalidad prolongada garantizan que esta alteración continuará afectando la economía, la cultura, la sociedad y la política del país, y penetrará hasta la médula misma de la nación. 

Nosotros, los de mediana edad y más allá, representamos la tercera economía más grande del mundo, después de China y de Estados Unidos como un todo. Pero no somos solo consumidores y poseedores de riqueza: somos trabajadores, pensadores, influentes e innovadores con el poder de modelar mercados y aplicar presión sobre las corporaciones y los líderes electos. 

Y debemos usar ese poder para luchar por un país que esté mejor preparado para nuestras necesidades a medida que nosotros —y quienes nos siguen— transitamos por la vida hacia la edad avanzada. Esa es una buena noticia, y está sucediendo en estos momentos. Desde el trabajo y el empleo hasta el cuidado de la salud y las actividades recreativas, las cosas son como son a causa de tu poder. Y se aproximan más cambios —y un futuro más brillante— para todos. Examinemos este fenómeno, sector por sector.

El lugar de trabajo

spinner image ilustración de una persona trabajando desde casa
Liam Eisenberg

A pesar de décadas de una discriminación por edad rampante en el ámbito laboral, la cantidad de trabajadores de 65 años o más creció un 117% en un período de 20 años, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. Notablemente, el empleo de personas de 75 años o más aumentó en el mismo porcentaje.

Y la tendencia continúa siendo sólida. “Recibo muchos pedidos de empleadores para que hable con sus equipos sobre cómo pueden integrar a los trabajadores mayores en su fuerza laboral”, dice Janine Vanderburg, estratega sénior de Changing the Narrative, una campaña nacional financiada por la iniciativa NextFifty para acabar con la discriminación por edad.  

La contratación de trabajadores mayores no es un mero acto de altruismo: se estima que en Estados Unidos hay 10 millones de puestos vacantes. Esto ha obligado a modificar las pautas de reclutamiento y a apuntar a personas de todas las edades, dice Vanderburg. La preferencia de los trabajadores mayores por el trabajo remoto, especialmente después de jubilarse, está presionando a los empleadores a ser más flexibles con respecto al lugar en que se realizan las tareas laborales. También hay más oportunidades de trabajo a tiempo parcial. 

Una empresa que cuenta con un programa de “jubilación gradual” es la firma de servicios financieros Principal. Los empleados de 57 años o más con al menos 10 años de servicio pueden realizar la transición de un trabajo de tiempo completo a uno de tiempo parcial. Principal también tiene un programa “búmeran” que permite que los exempleados retornen como empleados a tiempo parcial. “Estamos alentando a los gerentes a que se acerquen a las personas que están planeando jubilarse y hablen sobre las partes del trabajo que realmente le gustan al empleado y las necesidades de la empresa”, dice Jon Couture, director de Recursos Humanos de Principal. 

La empresa de preparación de declaraciones de impuestos Jackson Hewitt está contratando cada vez más jubilados entre enero y abril. “Hallamos que los jubilados son realmente fantásticos en la interacción con los clientes y demuestran empatía”, dice Alicia Branon, directora de Programas y Atracción de Talento en Jackson Hewitt. 

Otra tendencia son las “pasantías de retorno”, programas de empleo a corto plazo diseñados para ayudar a que las personas que han estado alejadas de la fuerza laboral puedan reintegrarse con facilidad. Trimble, una empresa global de tecnología industrial, se ha asociado con la organización sin fines de lucro Path Forward desde el 2020 para ofrecer pasantías de retorno. Después de la pasantía, la mayoría de los participantes obtienen un puesto a tiempo completo en Trimble, según informa la compañía.

Finalmente, AARP continúa expandiendo su Programa de Compromiso de Empleadores, en el que las empresas se comprometen a brindar consideración equitativa a todos los solicitantes de empleo, independientemente de la edad. El año pasado se sumaron al programa otras 568 empresas con un total de 1.5 millones de empleados, un aumento con relación a las 477 empresas que se unieron en el 2021, con un total de 1.1 millón de trabajadores. 

— Richard Eisenberg 

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Atención médica

spinner image una persona sentada en una camilla hablando con un médico
Liam Eisenberg

¿Quieres ver lo que puede lograr la influencia en el mercado? Gracias a las demandas de una población de adultos mayores informados y conscientes de la salud, parecería que casi todos los proveedores de bienes y servicios en Estados Unidos están también en el negocio de la salud. 

A nivel local, ¿qué restaurante, tienda selecta, supermercado, tintorería o servicio de jardinería no atiende también de algún modo las necesidades de salud y seguridad de sus clientes?  

Y eso es aún más cierto a nivel nacional, donde grandes nombres como Amazon, Walmart y Target están realizando grandes inversiones en servicios y productos de salud. Como todos sabemos, los adultos mayores gastan mucho dinero en el cuidado de la salud. De hecho, es la única categoría amplia de gastos que continúa aumentando junto con la edad de las personas, según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS). En el 2021, los hogares de los baby boomers gastaron, en promedio, $6,600 anuales en el cuidado de la salud, y los hogares de personas de más edad gastaron $7,050. En comparación, el gasto de los milénicos no superó las dos terceras partes de esas cifras.

“Más que las generaciones anteriores, las personas mayores actualmente quieren ser tan activas y sanas como puedan, y la industria minorista está al tanto”, dice Rachel Bonsignore, vicepresidenta en la firma de investigación de mercados GfK Consumer Life. Estas son algunas de las inversiones gigantescas de comerciantes minoristas en el cuidado de la salud: en febrero, Amazon desembolsó cerca de $4,000 millones para adquirir la cadena de atención médica primaria One Medical, y lanzó programas de membresía para medicamentos recetados y el cuidado de la salud.  

La tienda minorista de descuento Dollar General está realizando una prueba piloto de unidades móviles de atención médica que se asientan temporalmente al frente de la tienda y ofrecen consultas médicas por pedido. Este año, Walmart anunció que en el 2024 duplicará la cantidad de clínicas Walmart Health que funcionan en sus tiendas. 

La cadena de farmacias CVS también está yendo más allá del mostrador de la farmacia. En las 1,100 MinuteClinics que funcionan dentro de las farmacias CVS, profesionales del cuidado de la salud capacitados en la atención de personas mayores se suman a más de 3,000 hospitales, consultorios médicos y otros sitios embarcados en un movimiento creciente que se enfoca en las necesidades médicas de los adultos mayores y en la mejor manera de tratarlos, de acuerdo con Terry Fulmer, presidenta de la John A. Hartford Foundation.

La organización, junto con el Institute for Healthcare Improvement, ha estado trabajando en una iniciativa para ayudar a que los adultos mayores continúen teniendo movilidad, eviten los medicamentos riesgosos, obtengan la atención que es importante para ellos y reciban ayuda para la demencia, la depresión y otros problemas de salud mental. 

Y se está expandiendo más allá de los consultorios médicos, hasta los sitios a los cuales se vuelcan cada vez más los adultos mayores en busca de atención médica. CVS asignará $10,600 millones a Oak Street Health a fin de expandir el alcance de la cadena de farmacias en las comunidades desatendidas (AARP también trabaja con Oak Street Health). 

Pero en el cuidado de la salud, lo máximo en comodidad está representado por la atención en el hogar con un nivel de excelencia paralelo al de un hospital, como NYU Langone. Es una tendencia que está ganando impulso. Desde septiembre último, 200 residentes de Long Island, Nueva York, en su mayoría adultos mayores, recibieron tratamiento de nivel hospitalario para neumonía, crisis asmáticas y otros problemas médicos en la comodidad de su hogar. 

“Llevamos todo —con excepción de la cama— desde el hospital hasta el hogar”, dice Jonathan Kelly, médico osteópata y director médico del programa de servicio hospitalario en el hogar de NYU Langone Hospital-Long Island. “Eso incluye personal de enfermería, fisioterapeutas, oxígeno suplementario, antibióticos intravenosos, cuidado intensivo de heridas, comidas planificadas por un dietista si el paciente las necesita, y más”. 

Kelly señala que en Estados Unidos actualmente hay cerca de 300 programas de atención hospitalaria en el hogar, y se estima que para el 2030 uno de cada seis hospitales del país ofrecerá ese servicio.  

La escala del movimiento de atención médica en el hogar es gigantesca. La firma consultora McKinsey & Company estima que para el 2025 los beneficiarios de Medicare recibirán servicios en el hogar por valor de $265,000 millones. Eso sí es influencia. 

— Lisa Lee Freeman y Sari Harrar 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Servicios financieros

spinner image una persona retira dinero de un banco
Liam Eisenberg

Según datos del Investment Company Institute, el año pasado en el país había alrededor de $18 billones en cuentas IRA y cuentas jubilatorias 401(k), más del triple de la cifra correspondiente al 2005. La mediana de ahorros jubilatorios en hogares encabezados por personas de entre 65 y 74 años en el 2019 era de $164,000, un aumento con relación a los $60,000 (en dólares ajustados por inflación) que tenían en 1998, dice la Reserva Federal. 

No es de sorprender que los bancos, las compañías de inversión y las aseguradoras del país estén lanzando cada vez más productos y servicios nuevos orientados a los baby boomers, diseñados para ayudarlos a crear una jubilación segura usando el dinero que han acumulado y protegiendo esa riqueza contra robos y abusos.

“Miles de personas se jubilan a diario en el país, y la industria de servicios financieros está tomando medidas para responder a sus necesidades”, dice Scott Smith, director de investigación en la compañía Cerulli Associates. Un ejemplo de la forma en que los administradores de fondos están adaptando sus servicios a los baby boomers es la reciente adquisición por parte de T. Rowe Price de Retiree Inc., una empresa cuyo software y estrategias de planificación de ingresos jubilatorios cuentan con muy buena reputación en la industria.

Las compañías están creando más productos diseñados especialmente para clientes mayores. Por ejemplo, dado que la perspectiva de contar con un ingreso mensual garantizado más allá de los beneficios del Seguro Social es atractiva para muchos jubilados, los proveedores de productos han estado introduciendo anualidades actualizadas, dice Smith. El gigante financiero Fidelity lanzará este año su nuevo producto, Guaranteed Income Direct, que permitirá que los participantes en un plan 401(k) conviertan una porción de sus ahorros a una anualidad de ingresos inmediatos una vez que se jubilen.  

Otro ejemplo es la colaboración del Citi, anunciada el pasado mes de septiembre, con Covr Financial Technologies, que crea un mercado en línea fácil de usar para navegar diferentes áreas de cobertura, como seguros de vida y cuidados a largo plazo. 

El carácter del asesoramiento financiero también está cambiando: ahora se presta más atención a las metodologías para retirar fondos y hacer que el dinero dure para todos los años de jubilación. Un ejemplo de las investigaciones que se están realizando en esta área es un informe de junio de la empresa de administración de fondos BlackRock y el Bipartisan Policy Center, que alega que una estrategia de comprar una anualidad e invertir en forma más agresiva en el mercado —además de demorar la solicitud de beneficios del Seguro Social— incrementará la seguridad financiera en la jubilación. 

Esa es una prioridad máxima para la mayoría de las personas mayores: “De 23 millones de hogares de personas de entre 60 y 69 años, 16 millones tienen menos de $250,000 en activos financieros”, dice Smith. “Para esas personas, la mayor parte de los ingresos provendrán del Seguro Social, y con suerte tendrán algo de espacio para maniobrar”.

Sin embargo, la verdad desagradable es que muchas personas mayores no tienen mucho lugar para maniobrar en su presupuesto. Aproximadamente una de cada cinco personas de 65 años o más depende del Seguro Social para más de las tres cuartas partes de sus ingresos, según las estimaciones más recientes de la Administración del Seguro Social. El 14% de los adultos mayores dependen del Seguro Social para más del 90% de sus ingresos, y el 11% viven cerca de la línea de pobreza o por debajo de ella. 

Para ayudar a proteger a todos los adultos mayores independientemente de su nivel de ingresos, las agencias gubernamentales y los reguladores financieros han iniciado o reforzado esfuerzos para contener la explotación financiera. 

Por ejemplo, en el 2021 la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB) y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) actualizaron su programa educativo contra el fraude llamado “Money Smart para Adultos Mayores”. Una nueva reglamentación de la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA) de Wall Street recomienda que los corredores de bolsa pidan a sus clientes una lista de personas de contacto de confianza.

El propósito de contar con el nombre de una persona a quien llamar en caso de que exista preocupación por el bienestar de un cliente es ayudar a reducir el abuso y el fraude que se comete contra las personas mayores, una conducta que solo en el 2022 se cobró 88,000 víctimas con un costo de $3,100 millones. Esto se suma a otras protecciones, como la Regla 2165 de FINRA sobre la explotación financiera, que permite suspender la actividad de cuentas que se sospecha son vulnerables al robo, como las de los clientes mayores de 65 años.

— Chris Taylor 

Acondicionamiento físico

spinner image dos personas juegan pickleball
Liam Eisenberg

¿Recuerdas la revolución de acondicionamiento físico de las décadas de 1970 y 1980? Eso ya es historia antigua... ¿hace solo 50 años? El acondicionamiento físico ha sido transformado por una generación —o dos— que se niega a aceptar la idea de que el ejercicio es solo para los niños. Los adultos mayores en el 2023 se dedican a deportes organizados en cantidades nunca vistas. Este verano, más de 10,000 atletas de entre 50 y 100 años compitieron en los National Senior Games en Pittsburgh, casi cinco veces más que en 1987. La organización U.S. Masters Swimming ha crecido un 46% desde el 2008, y entre el 2019 y el 2022, el número de corredores mayores de 70 años que se inscriben en carreras en el país aumentó un 32%. Las siguientes son otras formas en que los adultos mayores están cambiando el acondicionamiento físico.

  • El deporte de mayor crecimiento en Estados Unidos es el pickleball, que fue creado por tres padres como un juego para toda la familia y ha “explotado en todo el país”, dice Sue Hlavacek, directora ejecutiva y presidenta interina de la National Senior Games Association. El grupo etario más grande de jugadores frecuentes (el 49%) es de 55 años o más, según la Sports & Fitness Industry Association. La tendencia de una mayor participación de las personas mayores en los deportes no hará más que crecer, según la Dra. Pamela Peeke, experta en acondicionamiento físico y profesora adjunta de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, quien compitió en los Senior Games. “Las personas se vuelven aventureras después de los 50”, dice. “Salen al mundo con energía. Experimentan, aprenden nuevas habilidades y se entusiasman. Y tal vez ganan una medalla o dos”.
  • En los gimnasios y en los centros de acondicionamiento físico de las comunidades de jubilados están apareciendo cintas caminadoras, entrenadores elípticos y aparatos de pesas diseñados para personas mayores. Permiten que el usuario se suba y se baje con mayor facilidad, tienen asientos a la altura de una silla de ruedas y arrancan con mayor lentitud. La Academia Nacional de Medicina Deportiva (NASM) y otros grupos otorgan certificación a entrenadores personales que están capacitados para trabajar con adultos mayores.  
  • Y ha habido una explosión de programas de actividades físicas divertidas de bajo impacto que se pueden hacer en el gimnasio o en casa, desde rutinas de entrenamiento de resistencia con pesas muy livianas hasta clases de bajo impacto de Zumba Gold, de yoga en silla y de yoga suave (en las que no tendrás que retorcerte como un pretzel). “El adulto mayor de hoy quiere opciones”, dice Caroline Khalil, directora de operaciones de Tivity Health, la empresa que ofrece las clases de ejercicio SilverSneakers para adultos mayores que se lanzó hace 31 años. “Esperan el mismo nivel de personalización y comodidad en el acondicionamiento físico que reciben en un entorno de ventas minoristas”. (AARP tiene videos de rutinas de ejercicio y consejos de acondicionamiento físico en aarp.org/health) (en inglés).  

Y hay algunas buenas noticias provenientes de la investigación: según un estudio realizado en Australia en el 2022 de más de 25,000 personas mayores y de mediana edad que no hacían ejercicio, unos pocos episodios breves (de uno o dos minutos) de actividad intensa al día —como correr detrás de tus nietos— redujeron el riesgo de enfermedad cardíaca mortal y de cáncer hasta un 49%. Un análisis realizado en el Reino Unido de 196 estudios que abarcaban más de 30 millones de personas —incluidos muchos adultos mayores de 65 años— halló que una caminata enérgica de solo 11 minutos diarios redujo el riesgo de muerte prematura un 23% y las probabilidades de sufrir de enfermedad cardiovascular un 17%.

Las pautas de ejercicio en Estados Unidos ya reconocen que los adultos mayores se beneficiarán incluso con menos de los 150 minutos de movimiento recomendados por semana y que las cantidades pequeñas cuentan. Pero los investigadores australianos dicen que las recomendaciones futuras de ejercicio deben mencionar los méritos de los períodos sumamente breves de actividad intensa como una manera de ayudar a quienes no se ejercitan, sean jóvenes o mayores. “Ahora vemos el acondicionamiento físico de manera muy diferente”, dice Peeke. “Encierra un significado y un propósito mucho más amplios para los adultos mayores. [...]. Quieren subir al Partenón, correr tras sus nietos y vivir vidas dinámicas y enérgicas”.

—Sari Harrar

Cruceros

Holland America Line

Hasta $200 en créditos a bordo en cruceros selectos

See more Cruceros offers >

Viajes

spinner image dos personas caminando con maletas
Liam Eisenberg

En Instagram, TikTok y YouTube abundan las hazañas de influentes jóvenes que recorren el mundo y se filman en sitios exóticos. Pero esa percepción del viajero de algo más de 20 años no es la realidad para la mayor parte de la industria turística. “2023 Travel Trends”, un estudio de AARP sobre tendencias de viaje, halló que las personas de entre 60 y 69 años son quienes más dinero gastan en viajes, y este año tienen planes de gastar, en promedio, $7,300; en contraste, los viajeros de entre 18 y 49 años planean gastar aproximadamente un 30% menos. Los viajeros mayores de 50 años realizarán, en promedio, cuatro viajes este año. 

“El gasto de los viajeros mayores está creciendo de tal forma que es difícil que la industria turística pase por alto ese hecho”, dice Patty David, vicepresidenta de Perspectivas del Consumidor en AARP.  

Una película del 2007 con Jack Nicholson y Morgan Freeman ayudó a popularizar el término bucket list (lista de deseos), con el significado de experiencias que las personas desean vivir a medida que avanzan en edad. Esas listas no han hecho más que ganar popularidad: según el estudio de AARP, el 63% de los viajeros mayores de 50 años tienen viajes en su lista de deseos, y su determinación de visitar esos lugares ha aumentado desde la pandemia. “La lista de deseos es universal, y la industria del turismo ahora se enfoca en los viajeros que buscan una experiencia única en la vida, ya se trate de un crucero por Alaska, un safari en África o una aventura en la Antártida”, dice la asesora turística Debbie Bush, de 75 años, presidenta de Avenue Two Travel.

Un buen ejemplo del auge de viajar a sitios de la lista de deseos puede verse en el programa de viajes de Smithsonian Journeys, que está orientado principalmente a viajeros mayores de 50 años que buscan experiencias sofisticadas. Hace más de 40 años, la entidad ofrecía seis viajes por año. Actualmente, Smithsonian Journeys supervisa más de 350 salidas anuales en los siete continentes.  

“Mientras puedan, los baby boomers querrán viajar en formas interesantes y auténticas”, dice la exdirectora Amy Kotkin. Ella ayudó a introducir varios cambios a raíz de la demanda de los viajeros mayores: grupos más pequeños, subgrupos dentro de un viaje para satisfacer habilidades e intereses diversos y viajes más activos para las personas mayores. Otro cambio que se inició con los baby boomers fueron los “auriculares susurrantes”, un tipo de auriculares que permite que los grupos oigan mejor en las salidas guiadas. “Es algo que ahora se espera recibir en todas las excursiones, independientemente de la edad”, dice Kotkin. 

Y también está el aumento de las vacaciones familiares multigeneracionales. “Los viajes familiares ya no significan solo mamá, papá y los niños”, dice Jason de Vries, gerente del complejo Four Seasons Resort Oahu en Ko Olina, Hawái. “Ahora, los abuelos también quieren venir y sentarse junto a la piscina, los adultos tal vez quieran jugar al pickleball y a los nietos les interesa andar en patineta; después, se juntan todos para las comidas”. 

Los viajes multigeneracionales y para adultos mayores también están marcando el rumbo de la industria de cruceros. “Una gran ventaja de los grupos multigeneracionales en un crucero es que prácticamente todo está preparado”, dice Wes Rowland, presidente de Cruise Experts Agency. “En un crucero, las comidas están planeadas, las actividades se personalizan para cada integrante del grupo y los miembros de la familia pueden estar juntos tanto como quieran, o separados tanto como necesiten”.

—David Hochman 

Entretenimiento

spinner image una persona de pie frente a una pantalla verde con un camarógrafo y un director
Liam Eisenberg

Las películas taquilleras ya no son solo para adolescentes, y AARP tiene derecho a hacer una reverencia. Un estudio de ventas de taquilla realizado por Comscore por encargo de AARP halló que el público mayor ha vuelto a los cines a un ritmo que sobrepasa incluso los niveles de antes de la pandemia. Los espectadores mayores ayudaron a que varias películas tuvieran sólidas recaudaciones brutas, dice Heather Nawrocki, vicepresidenta del programa Movies for Grownups, de AARP (en inglés). Entre las más destacadas se cuentan Top Gun: Maverick, con casi el 40% de la audiencia compuesto por personas de 45 años o más, y Elvis, con el 45% del público de 45 años o más. El éxito este año de películas como 80 for Brady ($40 millones brutos con un presupuesto de $28 millones), A Man Called Otto y Sound of Freedom (la mitad del público tenía más de 45 años, dice Variety) demuestra que el público mayor “continuará viendo películas en el cine y apoyando a los productores y a los estudios que se conectan directamente con sus intereses”, dice Nawrocki.

¿Quiénes son los protagonistas de estas películas? De los 20 actores que atraen espectadores al cine con mayor fiabilidad, solo uno es menor de 50 años (y ese joven, Chris Hemsworth, tiene 40). 

Tom Cruise tiene 61; Tom Hanks, 67; Denzel Washington, 68; Morgan Freeman, 86… y la lista continúa. “Si hablamos de actores que pueden ‘llevar’ una película hoy, estamos hablando de personas de 55, 60 años, o más”, dice Matthew Belloni, presentador del pódcast The Town sobre el mundo del espectáculo. “Y también están apuntando a un público mayor, porque esas son las personas que siguen comprando entradas para el cine”.

En música, las actuaciones tradicionales siguen siendo prominentes. Con casi $1,000 millones en boletos vendidos, la gira “Farewell Yellow Brick Road” de Elton John es la gira musical con mayor recaudación bruta de la historia. El ritmo continúa. Después de marcar récords con su espectáculo unipersonal en Broadway y vender su catálogo musical por aproximadamente $550 millones, Bruce Springsteen, de 73 años, colmó este año la capacidad de estadios en Norteamérica con una gira en la que algunos boletos se vendieron por $5,000. 

Billy Joel, de 74 años, puede estar terminando su residencia en Nueva York en el Madison Square Garden luego de vender 1.6 millones de asientos, pero Las Vegas está repleta de temporadas prolongadas de artistas mayores, como Sting, Garth Brooks, Barry Manilow, Santana, Donny Osmond y Rod Stewart. En el negocio de la música del 2023, “estas no son actuaciones de temas viejos; son las actuaciones principales”, dice Panos A. Panay, presidente de la Academia de la Grabación, que presenta los premios Grammy. “Para un ejecutivo musical, eso se llama ‘flujo de dinero predecible’”.  

En la sala de estar del hogar nos encontramos con la misma imagen: The Wall Street Journal reportó que, a mayo del 2022, las personas mayores de 50 años representaban el 39% de la audiencia de transmisiones directas, un aumento con relación al 35% un año antes. 

Esa audiencia de personas mayores ahora dicta lo que vemos, ya se trate de los próximos programas de las cadenas televisivas, como The Golden Bachelor —una versión para adultos mayores de la serie de telerrealidad sobre citas, de ABC—, o de éxitos de transmisión directa, como Only Murders in ​the Building, The Crown y Hacks. “Cuando tienes un programa como The Diplomat, en el que dos tercios de la audiencia están compuestos por personas mayores de 50 años y un tercio por personas mayores de 65”, dice Brian Fuhrer, de Nielsen Global Media, “puedes apostar a que los estudios de televisión están planeando más programas para este sector envejeciente de la población”. 

—D.H.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Política

spinner image una persona hablando detrás de un atril
Liam Eisenberg

Un área en la que literalmente se puede contar el impacto de los adultos mayores es la política: los integrantes de este grupo poblacional demostraron ser los votantes que decidieron las elecciones del país en el 2022. Una encuesta de AARP posterior a las elecciones halló que el 61% de los votos emitidos en las 63 contiendas más reñidas para la Cámara de Representantes de EE.UU. fueron de votantes mayores de 50 años. Esos votantes mayores se están impacientando con una variedad de temas.  

El año pasado, el Congreso aprobó y el presidente Joe Biden promulgó la Ley de Reducción de la Inflación (ley IRA), la cual permitió que Medicare negocie con los fabricantes de medicamentos los precios de algunos de los fármacos más costosos. La ley también estableció un límite de $2,000 anuales para los costos de bolsillo de medicamentos recetados (a partir del 2025) y un límite de $35 mensuales para el precio de la insulina para las personas inscritas en Medicare. El aumento constante del costo de los medicamentos es una “preocupación presupuestaria que las familias viven a diario”, dice Nancy LeaMond, directora de Activismo y Compromiso de AARP. 

Algunos defensores de derechos dicen que el Gobierno federal necesita ser más enérgico en la financiación de programas que ayuden a los baby boomers a medida que envejecen. “El Congreso y la Administración Biden están avanzando en la solución de algunos problemas, como brindar más apoyo para los cuidadores familiares”, dice Brenda Sulick, directora de Activismo y Compromiso del Consejo Nacional sobre el Envejecimiento (NCOA). “Pero esas políticas no están avanzando a velocidad suficiente”.

En el ámbito estatal, los legisladores están comenzando a responder a la presión de los votantes mayores sobre temas tales como la salud cerebral. El resultado es un efecto de “mil puntos de luz” a lo largo y ancho del país. Por ejemplo, el estado de Georgia, en colaboración con la Universidad de Emory de Atlanta, ha creado un equipo de especialistas en cuidado de la memoria para evaluar mejor a las personas con riesgo de contraer la enfermedad de Alzheimer.  

Según la SCAN Foundation, una organización sin fines de lucro, dos docenas de estados están creando estrategias para abordar las necesidades de sus residentes mayores. “Estamos en crisis” en lo que hace a prepararnos para la población envejeciente de todo el país, dice Sarita Mohanty, presidenta y directora ejecutiva de esa entidad. “Nos encontramos en un punto crucial en el que estamos retrasados y tenemos que avanzar con mayor rapidez”.

A pesar de que nunca se destacaron por su ritmo rápido, las agencias regulatorias federales están concretando ciertos avances. En septiembre del 2022, el Departamento de Salud y Servicios Humanos publicó su primera Estrategia Nacional de Apoyo a los Cuidadores Familiares, que incluye casi 350 medidas que tomará el Gobierno federal para asistir a esos cuidadores. 

La estrategia alienta a los estados a aumentar los fondos destinados a los programas, aunque no lo exige. Los críticos dicen que eso no es suficiente. “Cuando se trata del alto costo del cuidado a largo plazo, los adultos mayores y sus familias ya están en crisis”, dice Sulick, del NCOA. 

Finalmente, AARP está aportando cambios tangibles a nivel local. La iniciativa Comunidades habitables, de AARP (en inglés), ha entregado más de 1,300 subsidios por valor de $16.3 millones para ayudar a las comunidades a lanzar, promover y financiar proyectos para asistir a sus residentes mayores. 

— Mindy Fetterman

Richard Eisenberg es un periodista “desjubilado” que escribe la columna “The View From Unretirement” para MarketWatch.  
 
Lisa Lee Freeman fue fundadora y editora de la revista ShopSmart de Consumer Reports.  
 
Sari Harrar es una galardonada reportera y escritora colaboradora de las publicaciones de AARP; escribe sobre salud, política pública y otros temas.  
 
Chris Taylor es corresponsal sénior de Reuters; cubre temas de finanzas personales y asuntos laborales. ​ 
 
David Hochman, redactor colaborador de AARP The Magazine, ha escrito artículos de portada sobre la pandemia y sobre el cambio climático para AARP Bulletin. ​ 
 
Mindy Fetterman, anteriormente escritora y editora de USA Today, escribe para AARP The Magazine, Stateline y otras publicaciones.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.