Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo y por qué contraer el 'síndrome de la chica afortunada'

Cualquiera puede practicar esta tendencia del poder del pensamiento positivo.

Si tienes una veinteañera en tu vida, es posible que hayas oído hablar del síndrome de la chica afortunada, que se ha hecho viral en TikTok. Las creadoras de contenido afirman que este "síndrome" está transformando su vida cotidiana y les trae buena fortuna.

La última moda en autoayuda, el síndrome de la chica afortunada es la versión de la generación Z de libros como The Power of Positive Thinking, The Secret y Manifest Your Destiny: The Nine Spiritual Principles for Getting Everything You Want. La versión de este año, sin embargo, hace hincapié en la suerte y en recordarte constantemente que el universo conspira para que te sucedan cosas buenas porque eres una persona afortunada.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Los videos de TikTok con la etiqueta del síndrome #luckygirlsyndrome tenían más de 403 millones de visitas a mediados de febrero.

Gran parte del revuelo sobre esta tendencia se debe a la influente de TikTok Laura Galebe, que contó a su audiencia que había probado un experimento: tras escuchar a un neurocientífico decir que el cerebro es especialmente receptivo a recordar información al despertar, empezó a decir en voz alta cada vez que se despertaba: "Qué suerte tengo. Siempre me ocurren cosas fantásticas de manera inesperada".

La neoyorquina de 22 años siempre pensó que era una persona afortunada, según cuenta a su audiencia de TikTok, pero pronto notó que las cosas buenas empezaron a sucederle con rapidez y que a partir de entonces cada día le traía una agradable sorpresa, grande o pequeña.

¿Funciona el síndrome de la chica afortunada?

spinner image Persona sostiene un trébol de cuatro hojas
Getty Images

Ver el lado bueno de las cosas tiene su poder, y las tendencias del pensamiento positivo pueden ser útiles cuando se ponen en práctica, según Natalie Dattilo, psicóloga clínica e instructora de la Facultad de Medicina de Harvard y experta en Mentalidad.

"A primera vista, parece que estos influentes aprecian lo que llamamos 'el efecto de las creencias', un fenómeno muy real observado en la investigación psicológica que constituye la base de la ciencia de la Mentalidad", explica Dattilo. "En pocas palabras, experimentamos lo que esperamos, para bien o para mal. Si esperamos que las cosas nos salgan bien, por lo general lo hacen; y lo contrario es cierto también".

Este fenómeno es similar al llamado sesgo de confirmación, que es la tendencia a poner a prueba las propias creencias buscando evidencia que las confirme. Muchas veces las personas no están conscientes de sus creencias y no aprecian la influencia invisible que tienen, afirma Dattilo.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Dado que la mentalidad determina a qué se presta atención y qué se recuerda, es capaz de motivar el comportamiento e incluso afectar la biología de una persona de formas que esta no puede controlar de manera consciente. Un ejemplo es el efecto placebo, que puede producirse cuando se le da a alguien, sin que lo sepa, una pastilla de azúcar en lugar de un analgésico y, aun así, el dolor de cabeza desaparece. Además, los investigadores de Johns Hopkins Medicine descubrieron que las personas con antecedentes familiares de cardiopatías que también asumían una mentalidad positiva tenían un tercio menos de probabilidades de sufrir un ataque al corazón u otro episodio cardiovascular que aquellas cuya mentalidad era más negativa.

Algunos ven las ventajas; otros se muestran escépticos

A pesar de que el síndrome de la chica afortunada es un tema candente para la generación Z, tal vez sea incluso más apropiado para los adultos mayores. Los estudios muestran que a medida que las personas envejecen es más probable que vean lo positivo en las situaciones, afirma Regina Koepp, psicóloga clínica y fundadora y directora del Center for Mental Health & Aging, un centro en línea sobre la salud mental y el envejecimiento.

"A medida que envejecemos, poseemos más resiliencia psicológica y corremos menos riesgo de sufrir depresión, ansiedad y otros problemas de salud mental", señala Koepp. Un reciente estudio holandés (en inglés) demostró que las personas mayores experimentaban más emociones positivas que negativas en comparación con sus homólogos más jóvenes, y esto resultó ser cierto en todas las culturas, incluso durante el estrés de la pandemia.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Se ha criticado mucho el síndrome de la chica afortunada y sus predecesores, subrayando el privilegio que exigen estos métodos (es difícil decirse a uno mismo que es afortunado si no se tiene casa o comida suficiente) y la vergüenza que entraña si se practica lo que se predica y, a pesar de ello, ocurren cosas malas.

En lugar de centrarte en la suerte, hay varias prácticas que tienen más probabilidades de cambiar la forma de pensar de negativa a positiva y ayudarte a creer que te sucederán cosas buenas, grandes y pequeñas. Los expertos recomiendan prácticas como las siguientes:

• Anotar en una lista las cosas que valoras de un día determinado, así como las que esperas con impaciencia para mañana.

• Pasar tiempo con amigos o familiares que te hacen sentir bien.

• Comer comidas nutritivas.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

• Hacer ejercicio a diario.

• Pasar tiempo en la naturaleza.

Si deseas contraer el síndrome de la chica afortunada, Galebe, la influente de TikTok sugiere llevar un diario dividido en cuatro partes:

1. Un programa diario para mantener el equilibrio y permanecer anclado en el presente.

2. Afirmaciones escritas en tu voz auténtica.

3. Cosas por las que estás agradecido escritas tan a la ligera como si enviaras un mensaje de texto.

4. Un guion de lo que planeas manifestar en tu vida.

También aconseja a su público que interpreten todo lo bueno que les ocurra como suerte; que eliminen la versión de sí mismos que cree que no tiene suerte; y que cuando algo no les salga como quieren, se digan a sí mismos que no era para ellos y que algo mejor está por llegar. Esto, explica, te enseñará que el rechazo es una redirección, al tiempo que le indica a tu subconsciente que estás receptivo a que te sucedan cosas mejores. (Si decides incorporar cualquiera de los consejos anteriores, ten en cuenta que son las recomendaciones de una influente de TikTok que no es profesional de la salud mental).

A pesar de todas las medidas positivas que tomes para disfrutar de tus días, Koepp advierte que todos los seres humanos somos vulnerables a los problemas de salud mental. Comunícate con un profesional si comienzas a notar signos y síntomas de depresión o ansiedad. "Los trastornos de salud mental son muy tratables a cualquier edad", asegura Koepp, "incluso entre los adultos mayores".

¿Qué es la positividad tóxica?

Mirar el lado positivo de las cosas y ver el vaso medio lleno está muy bien, pero trata de evitar lo que los expertos llaman "positividad tóxica".

"La positividad saludable nos permite dar cabida a una realidad difícil y, al mismo tiempo, tener esperanza en el futuro", señala la terapeuta Whitney Goodman, radicada en Miami y autora de Toxic Positivity. "La positividad tóxica niega una emoción y nos obliga a reprimirla".

Las personas que utilizan la positividad tóxica intentan replantear o negar las emociones negativas en lugar de validarlas y afrontarlas. Una presión implacable por parecer feliz y serlo en todas las situaciones, pase lo que pase, no es la solución, afirma Goodman.

La positividad se vuelve tóxica, advierte, cuando se usa en las siguientes circunstancias:

  • En las conversaciones en las que alguien busca apoyo, validación o compasión y en su lugar se responde con un cliché.
  • Con el propósito de avergonzar a las personas de modo que sientan que no hacen lo suficiente, que no trabajan lo suficiente o que sus emociones difíciles no son válidas.
  • Para avergonzarnos por no ser lo suficientemente felices o positivos.
  • Para negar nuestra realidad.
  • Con el objetivo de hacer a alguien dudar de su cordura o realidad, o para silenciar a alguien que tiene preocupaciones o preguntas legítimas.
  • Con el fin de decirles a las personas que todo lo malo que les sucede en su vida es por su culpa.