Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

La jardinería puede ayudarte a reducir el estrés y aumentar la actividad física sin salir de casa

Quizá la preocupación por el coronavirus nos impida socializar, pero no tenemos que quedarnos adentro.

Una mujer hace trabajo de jardinería en casa

Getty Images

In English | Las personas mayores se quedan en casa en un momento en que aumentan los casos de COVID-19, pero mantenerse lejos de las multitudes no tiene que impedirles cultivar plantas ni podar rosales.

Incluso en momentos en que hay más estados que emiten órdenes de quedarse en casa, al menos una cadena de viveros informa que los adultos mayores están ocupados comprando tomates y pimientos como si estuvieran inspirados en los famosos jardines de la victoria de ambas guerras mundiales.

Es más, los expertos en salud alientan a los adultos mayores a hacer jardinería para hacer ejercicio y reducir el estrés. Interpretar las restricciones de quedarse en casa como quedarse en el sofá podría causar una falta de actividad que no es saludable.

Ilustración de una partícula del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Vacunas, tratamientos, fraudes y más.

Deberían continuar con la jardinería y otras actividades al aire libre, siempre y cuando practiquen el distanciamiento social, afirmó un portavoz del Departamento de Salud Pública de California en Sacramento en un correo electrónico.

"Podrían perder la función muscular y la función física", explica Elsa S. Strotmeyer, profesora adjunta del Centro para el Envejecimiento y la Población en la Escuela de Posgrado de Salud Pública de University of Pittsburgh.

Elige tu jardín

Así que, a medida que las temperaturas de primavera entibian una gran parte del país, los adultos mayores pueden elegir una variedad de estilos de jardín:

  • Patio trasero o delantero lo suficientemente grande para plantas de tomate, árboles frutales o rosas trepadoras

  • Macetas en los porches o patios para frutas, verduras y flores más pequeñas

  • Cajas de ventana, a menudo populares para las hierbas

  • Jardines comunitarios

Lamentablemente, la realidad de la epidemia del coronavirus ha llegado hasta los jardines comunales, entre estos Garden City Harvest en Missoula, Montana, donde los jardineros deben permanecer al menos a 6 pies de distancia y usar guantes, y se permite un solo jardinero a la vez en el cobertizo, según su sitio web.

Para los adultos mayores, infectarse con esta nueva cepa de coronavirus es particularmente importante. Los adultos mayores pueden tener un mayor riesgo de complicaciones más graves, según los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) federales en Atlanta.

“Es algo para hacer todos los días, controlarlo, regarlo, esperar algo... alimento en el plato. Es poderoso”.

— Jonquil Nelson, Sage Gardeners

Ese riesgo podría aumentar aún más para quienes tienen problemas de salud subyacentes, como diabetes o enfermedades cardíacas. Hasta el momento, 8 de cada 10 muertes reportadas en Estados Unidos han sido entre personas de 65 años o más, informan los CDC.

Eso por sí solo puede causar ansiedad. Los jardineros han llamado durante mucho tiempo a su tarea “un aliviador del estrés”, y una serie de estudios científicos los apoyan.

En un conocido estudio del 2011 que se llevó a cabo en los Países Bajos se comprobó que la jardinería reduce el cortisol relacionado con el estrés. Y un artículo del 2018 en la revista londinense del Royal College of Physicians de Inglaterra elogió los beneficios mentales y físicos de la jardinería y citó 81 estudios.

“Los profesionales de la salud deben, por lo tanto, alentar a sus pacientes a hacer uso de los espacios verdes y a trabajar en los jardines”, afirma el artículo.

El cultivo de plantas promueve la felicidad

La terapia de horticultura, que emplea la jardinería para tratar tanto las dolencias mentales como las físicas, ha ido ganando cada vez más apoyo. Cuando se utilizó con residentes de hogares de ancianos se encontró que hace más feliz a las personas, según otro estudio del 2018.

Ese efecto es bien conocido por Jonquil Nelson, de Bozeman, Montana, fundadora y directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro Sage Gardeners, fundada hace diez años.

Compra sin salir

Los jardineros deseosos de iniciar su temporada de cultivo pueden comprar suministros a pesar de los desafíos de la epidemia del coronavirus.

Quienes compran en Lowe's, con sede en Mooresville, Carolina del Norte, o en Home Depot, con sede en Atlanta, pueden buscar artículos en internet. Productos resistentes, como el mantillo, pueden estar disponibles para la entrega a domicilio, pero tal vez tengas que pedirle a un amigo o voluntario que recoja plántulas de flores, hierbas y verduras más delicadas en un centro de jardinería o una tienda.

Una variedad de empresas más pequeñas tienen semillas y plantas a solo un clic de distancia. También venden mantillo, jaulas de tomate e incluso gusanos vivos.

• Burpee Seed Co., que funciona desde 1876 en Pensilvania, vende más artículos que semillas.

• Gardener's Supply Co. es una empresa propiedad de sus empleados en Burlington, Vermont.

• Gurney's Seed and Nursery Co., fundada en 1866, tiene su sede en Greendale, Indiana.

• Renee's Garden, en la costa de California, tiene semillas de plantas autóctonas.

• White Flower Farm es una empresa familiar en el noroeste de Connecticut.

Normalmente trabaja con voluntarios para armar y mantener jardines de forma gratuita para instituciones de vida asistida, centros de cuidado de la memoria y hogares de ancianos para veteranos. Ahora que la COVID-19 ha obligado a suspender esas tareas, su grupo continúa trabajando con casas privadas, todo gratis, dice.

El cultivo de plantas tiene un efecto poderoso en los adultos mayores, dice Nelson. Ella los anima a plantar semillas en el interior “porque eso inicia un sentido de ilusión”.

“Es algo para hacer todos los días, controlarlo, regarlo, esperar algo... alimento en el plato", dice. "Es poderoso”.

Los residentes de las comunidades de vida asistida tampoco tienen que preocuparse por exponerse a infecciones si trabajan en el jardín, explica Rachel Reeves, directora del National Center for Assisted Living.

“Mientras practiquen el distanciamiento social en el jardín, es una gran idea para mantener a los residentes ocupados en este momento”, dice Reeves.

La jardinería proporciona ejercicio aeróbico y de fortalecimiento muscular. Una hora de quitar malezas, podar y rastrillar puede quemar 300 calorías, según una hoja informativa de Texas A&M University Agrilife Extension con sede en College Station, Texas.

Para los adultos mayores que se quedan en casa, es importante mantener la actividad, dice Strotmeyer, de University of Pittsburgh. Pero necesitarán calibrar su trabajo de jardinería con su propio nivel de habilidad. “Si te duelen los músculos al cavar, no lo hagas”, dice.

Las personas mayores que compran en Armstrong Garden Centers en California han estado eligiendo plantas comestibles, ya sea tomates, fresas o pimientos, dice Desiree Heimann, vicepresidenta de mercadeo de la compañía con sede en Glendora, California, que cuenta con 31 tiendas y es propiedad de sus empleados.

“No puedes quedarte encerrado en casa todos los días", dice Heimann. "El jardín es un refugio seguro”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO