Skip to content
 

10 maceteros para cultivar tus hierbas favoritas

De jardineras colgantes a terrarios o pequeños invernaderos para tus plantas.

  • Bill Cheyrou/Alamy

    Es posible que plantar tus hierbas favoritas y usarlas creativamente en la cocina sea uno de tus mayores placeres. Pero además de disfrutar de su sabor y aroma, ¿sabías que al organizarlas de tal manera en jardineras, maceteros o terrarios te servirán también para decorar tu hogar? Aquí tienes una muestra de 10 maceteros para tus plantas comestibles.

    1 of 13
  • Shutterstock/Istock

    Jardineras colgantes

    Las jardineras o cestas colgantes son perfectas para decorar el porche o una cocina pequeña, ya que no ocupan espacio en el piso. Si quieres usarlas para plantar tus hierbas favoritas, recuerda que requieren más riego que otro tipo de maceteros, porque el agua gotea completamente fuera de la maceta. Si planeas plantar varias hierbas, escoge macetas de unas 12 a 15 pulgadas. El orégano, el perejil, el cilantro y la albahaca crecen bien en cestas colgantes.

    2 of 13
  • Getty Images

    Macetas de terracota

    Sencillas, económicas y versátiles, las macetas de terracota son ideales para plantar hierbas debido a su consistencia porosa que permite la circulación del aire. Dependiendo del tamaño de la maceta, puedes plantar una o varias hierbas en el mismo recipiente. Pero si tu objetivo es decorar con las macetas de terracota, planta cada hierba en una maceta pequeña (unas 6 pulgadas), y luego agrúpalas en un rincón soleado. Se verán más atractivas si las pintas en colores. La albahaca, la menta, el romero y el tomillo son ideales para estas macetas. 

    3 of 13
  • Shutterstock

    Terrarios para hierbas

    Los terrarios le dan un toque sofisticado y orgánico a tu hogar. Todo lo que necesitas es un recipiente de vidrio. Pon una o dos pulgadas de grava en el fondo para que drene el agua. Añade a continuación una capa de musgo y pon encima y en el medio la hierba que quieras cultivar (prueba con romero, tomillo u orégano). Usando una cuchara, ve añadiendo tierra y musgo alrededor de la base de la planta. Riega solo cuando la hierba se note seca. Pon el terrario en un lugar de la sala donde haya luz indirecta.

    4 of 13
  • David Lee/Alamy

    Tarros transparentes

    Aquí tienes un nuevo uso para esos tarros de vidrio que se usan para las conservas. Pon en la base del tarro unas dos pulgadas de piedrecitas y grava para que pueda drenarse el agua. Añade a continuación tierra orgánica para macetas y pon encima las semillas de la hierba que quieras cultivar, siguiendo las instrucciones del paquete (prueba con albahaca, perejil y cilantro). Cubre con más tierra y riega ligeramente. Usa los tarros (si quieres puedes poner un lazo en colores llamativos alrededor de cada cuello) para decorar la ventana de tu cocina.

    5 of 13
  • Trinette Reed/Getty Images

    Latas para las plantas

    Hay envases de lata tan decorativos que da pena tirarlos, ¿verdad? Prueba a reciclarlos como maceteros para tus hierbas y ¡verás cómo adornan tu cocina si los agrupas! Empieza por lavar y secar bien las latas. A continuación, perfora al menos tres agujeros (usa clavo y un martillo) en la base para que drene bien el agua. Rellena con tierra de calidad y planta las hierbas que más uses en tus platos favoritos. Pon dos o tres latas diferentes en la ventana o en los mostradores de la cocina para añadir un toque fresco y decorativo.

    6 of 13
  • Únete a AARP

    Explora Hogar y Familia para consejos sobre relaciones, familia, tecnología y más   Únete hoy y obtén excelentes maneras de ahorrar y mantenerte conectado con tu familia

    7 of 13
  • Alamy

    Hierbas en bolsillos

    Los jardines verticales se prestan para decorar una pared, especialmente en la sala o en el comedor, y le dan a tu hogar un toque  natural. Todo lo que necesitas es comprar los pequeños “bolsillos” (garden pockets) que venden para este sistema de cultivo y colgarlos de la pared formando hileras. Prueba a cultivar en cada bolsillo hierbas de uso corriente, como albahaca, tomillo, orégano, menta o cilantro. Consulta mi columna sobre jardines verticales para más información.

    8 of 13
  • Istock

    Pequeños invernaderos

    Me encanta esta idea de transformar un espacio que recibe el sol directo, preferiblemente en la ventana de la cocina. Acomoda allí, si puedes, un pequeño invernadero (ideales para plantar en invierno o lugares con bajas temperaturas). Puedes comprar estas pequeñas casitas de cristal, enmarcadas en madera o metal, por unos $20 o más. Pon en su interior tus hierbas favoritas y deja ahora que el sol, el calor, el agua y la humedad hagan el resto del trabajo. Prueba a cultivar de esta manera albahaca, cebollinos (chives), perejil, cilantro, eneldo, y manzanilla.

    9 of 13
  • Getty Images

    Jardineras multihierbas

    En las tiendas de jardinería encontrarás maceteros diseñados para cultivar más de una hierba a la vez. Los hay rectangulares, circulares, y con varias aperturas individuales (strawberry pots), todos lo suficientemente grandes para plantar varios tipos de hierbas. Este mismo concepto se aplica a los maceteros que se encajan uno encima del otro formando un pequeño jardín vertical, pon una maceta de base y dos encima con sus respectivas plantas. Usa las macetas multihierbas para decorar un rincón soleado de tu jardín o para adornar tu terraza.

    10 of 13
  • Stocksy

    Macetas de autoriego

    Si te gusta cultivar tus hierbas pero viajas con frecuencia o no tienes mucho tiempo para regar, prueba una jardinera con un sistema de autoriego. Este tipo de maceteros incluyen dos macetas, una dentro de otra (escógelas en tonos contrastantes). Mientras una contiene la planta y la tierra, la otra acumula agua que va pasando a la primera maceta a través de una pequeña mecha. Este sistema es ideal para hierbas a las que no les afecta el exceso de agua como la menta, el perejil y los cebollinos.

    11 of 13
  • Annika Erickson Pictures/Getty Images

    Jardinera de ventana

    Si tienes una ventana grande donde llegue abundante sol, aprovecha y cuelga uno de los maceteros para ventanas. Planta en él tus hierbas favoritas. Ten en cuenta  que las hierbas que escojas cumplan con los mismos requisitos de riego y luz. Planta una buena combinación de perejil, albahaca y cilantro. Para añadir un toque decorativo, planta entre las hierbas unas cuantas flores comestibles, como los pensamientos.

    12 of 13
  • Annika Erickson Pictures/Getty Images
    13 of 13

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto