Skip to content
 

¿Cómo no dar las gracias?

Es lindo adoptar nuevas celebraciones sin dejar de mantener nuestras tradiciones.

Es lindo mantener las tradiciones, especialmente cuando lo hacemos contra viento y marea en un mundo diferente y una cultura moderna, donde las costumbres no importan igual que antes. En muchos casos, el exceso de trabajo y el estrés en nuestra vida diaria nos cansan física y emocionalmente y lo hacen todo mucho más difícil.

Lea también: Creencias ensanchan la brecha generacional.

Madre con su hija - Cómo celebrar el día de acción de gracias conservando sus tradiciones

Foto por Blend/Getty Images

Escribo esto pensando en la gran (y deliciosa) comida de Thanksgiving que siempre celebramos; y mi pensamiento número uno es que debemos dar gracias, no solo por la enorme fortuna de salud, familia y trabajo que recibimos todos los días, sino por el poder —¡y querer!— reunirnos a celebrar una fecha tan linda como el Día de Acción de Gracias. ¡Y hacerlo junto a familia y amigos, con mucha alegría y buena voluntad!

¿Y cómo es posible no dar gracias?

Esta es la fiesta norteamericana que más me gusta por su calidez, su tradición, su falta de comercialismo y lo que representa el detenernos un día al año y dar las gracias por lo que la vida nos ha dado; una costumbre que cuando llegué a este país desconocía (y que todavía no existe en muchos países del mundo) pero que conlleva un momento de reflexión —¡y hasta de bondad!— que nos hace mejores personas.

Es maravilloso también reunirnos con la familia, con amigos que nos quieren de verdad, y cenar la comida tradicional y tan norteamericana típica de ese día. Todo un clásico que debe representarse lo mejor posible, aunque en mi casa siempre personalizamos esa cena añadiéndole frijoles negros y arroz, y haciendo el pavo criollo, con ajos y vino seco y mucho sabor. Pero sin dejar de comer el stuffing, los boniatos dulces o yams y la salsa de arándanos o cranberry tan norteamericanos.

Por muchos años nos reuníamos en mi casa, toda la familia y un montón de buenos amigos, y era una gran celebración. Pero ahora que mi hija está casada la costumbre sigue en su casa, porque creo firmemente en seguir las tradiciones que hemos establecido año tras año en esta larga vida que hemos hecho en Estados Unidos.

Para cada uno de nosotros Thanksgiving es distinto. Para mí honrará una vez más la pujante memoria de mi madre, quien desde pequeños nos hizo entusiasmarnos y celebrar juntos las fechas tradicionales: las Navidades, las fiestas por los días de los santos y cumpleaños, el Día de las Madres, los almuerzos los domingos junto a nuestra abuela, los bautizos, las bodas...¡días y momentos de tradición que entonces parecían lo más normal del mundo y que años más tarde pasamos a mi hija, ya en otro país y otra ciudad, ¡y así espero será sucesivamente!

Además ¡hay tanto, tantísimo, por lo que dar gracias! Salud, trabajo y tranquilidad espiritual por encima de todo. Personalmente he tenido una vida llena de experiencias —desde las más plácidas y tradicionales hasta las más tristes e inesperadas—. Sin embargo, el balance ha sido positivo y feliz, porque mi hermano y yo tuvimos unos padres únicos: brillantes, simpáticos, y llenos de un amor a nosotros desbordante, que nos hizo lo que somos hoy en día. ¡Gente que nos hizo fuertes! Nos enseñaron a pensar y discernir. ¡Qué suerte la nuestra por su presencia! También tuve buenos y lindos amores, buenos amigos y maravillosos recuerdos...Y una hija sensacional...

Por eso, viendo unas fotos mías a los 13 años, veo a la misma mujer, interesada en todo lo que existe hoy —y aunque físicamente más cambiada (los años pasan y pasan y pasan...)— pero con los mismos ojos llenos de curiosidad y amor a la vida. ¡Y eso hay que agradecerlo! ¡Cómo que no!

Vea nuestra página de recetas del Día de Acción de Gracias. »

Carolina Leal es periodista independiente radicada en Nueva York, especializada en temas de belleza, moda, y todo lo relacionado a aconsejar un mejor estilo de vida para la mujer moderna de cualquier edad.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto