Skip to content
 

7 maneras de mantener frescos los alimentos durante más tiempo

Los precios de los alimentos están en alza, y extender su vida útil puede ahorrarte dinero.

Mujer limpiando vegetales recién traídos a casa

E+ / GETTY IMAGES

In English

Dato revelador: las personas en el país desechan entre el 30 y el 40% de los alimentos que compran, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). 

Bien sea que esto suceda porque ha pasado la fecha de caducidad o porque perdiste la pista de un envase en la nevera, todos esos desechos perjudican el medio ambiente y nuestras finanzas. Los precios de los alimentos experimentaron un aumento interanual del 11.2%, lo que ha contribuido a que la inflación alcance su nivel más alto en casi 40 años.

La buena noticia es que hay maneras de prolongar la vida de los alimentos, reducir los residuos y ahorrar dinero. A continuación, te mostramos siete maneras de hacerlo.

1. Sé menos estricto con las fechas de caducidad

Poner la fecha de consumo óptimo en la carne, las aves de corral y otros alimentos no es una ciencia exacta. Tiene el propósito de informar a los consumidores y minoristas sobre cuánto tiempo pueden esperar que los alimentos mantengan su calidad y sabor. Eso no significa que tengas que desechar algo cuando llegue esa fecha. 

En cambio, usa los sentidos para determinar si un alimento todavía está lo suficientemente fresco. Cuando un producto cambia de color o de textura o huele extraño, es hora de desecharlo. Si no se da ninguno de los casos anteriores, es probable que sea seguro comerlo. 

Consejo valioso: en el caso de las aves de corral, consúmelas o congélalas uno o dos días después de comprarlas, recomienda Meredith Carothers, del Servicio de Inocuidad e Inspección de los Alimentos del USDA. La carne de res, de cerdo y de ternera puede permanecer en la nevera durante cuatro o cinco días después de comprarla. Puedes congelar la carne de aves de corral y de res hasta un año, según el USDA. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


2. Conserva los alimentos a la temperatura apropiada

Nada estropea la comida más rápido que almacenarla de forma inadecuada, así que la temperatura del refrigerador y el congelador importa —y mucho—. Según las recomendaciones del USDA, el refrigerador debe estar a 40 °F o menos, y el congelador debe mantenerse a 0 °F. Si la temperatura está demasiado alta, las bacterias transmitidas por los alimentos se multiplicarán. 

Los refrigeradores tienen fama por no mostrar la verdadera temperatura, según el USDA. Un económico termómetro individual para electrodomésticos te ayudará a obtener la lectura correcta. Coloca uno en la nevera y otro en el congelador, y revísalos con regularidad.

Consejo valioso: mientras más fría esté la temperatura de la nevera, más tiempo evitarás que la comida se estropee. Carothers aconseja que sitúes la temperatura entre 36 y 38 °F para extender un poco más la frescura de los alimentos.

3. Usa bolsas y recipientes herméticos y transparentes

Si deseas mantener frescos los alimentos una vez abres los envases, guárdalos en bolsas plásticas y en recipientes de plástico o vidrio que sean reutilizables y herméticos. Eso evitará que la humedad ambiental penetre y contamine los alimentos o acelere el proceso de descomposición. 

Consejo valioso: no laves las frutas y verduras frescas antes de guardarlas en la nevera. El agua añade humedad y reduce su vida útil. Lávalas solo cuando estés a punto de comerlas.

4. Compra frutas y verduras congeladas

Cualquier persona que haya desechado productos perecederos que no ha utilizado se beneficiaría de comprar frutas y verduras congeladas en su lugar. No solo tienen el mismo valor nutricional que los productos frescos, sino que es posible almacenarlas hasta un año antes de echarse a perder. 

Los precios de las frutas y verduras frescas aumentaron un 8.2 y un 9.2%, respectivamente, entre septiembre del 2021 y septiembre del 2022. El costo de las frutas y verduras procesadas aumentó un 16%.

Consejo valioso: divide el contenido de las bolsas grandes de frutas y verduras congeladas en porciones más pequeñas. Eso limita el número de veces que abres la bolsa. 

5. Mantén el pan cubierto

Los espacios húmedos y cálidos en los que prolifera el moho son los peores lugares para almacenar el pan. Durará más tiempo en una caja de pan, un envoltorio plástico o una bolsa de plástico hermética reutilizable.

Los precios de los cereales y los productos de panadería son un 16.2% más altos que hace un año. 

Consejo valioso: congela el pan si no planeas comértelo antes de tres días. Los panes y panecillos pueden conservarse hasta tres meses en el congelador, pero solo entre 7 y 14 días en la nevera.  

6. Ten presente cuánto compras

Toma medidas para evitar comprar alimentos que no vas a consumir. Por ejemplo, revisa lo que tienes antes de dirigirte al supermercado. Planifica tus comidas de antemano para reducir las compras impulsivas. Evita comprar productos a granel solo porque tienen descuento, a menos que estés seguro de que los utilizarás.  

“Comprar alimentos perecederos a granel es mala idea a menos que estés seguro de que terminarás de comértelos antes de que se estropeen. Si vives solo o con una persona más, eso no es práctico”, indica Andrew Schrage, director ejecutivo del sitio de finanzas personales Money Crashers. “Incluso con un costo total más bajo por unidad para un artículo comprado a granel, el costo neto por unidad será mayor porque desecharás parte (tal vez la mayoría) de lo que hay en el paquete. Es mejor comprar una cantidad más pequeña que estés seguro de consumir antes de que sea demasiado tarde”.

Hay excepciones a esta regla. Si se trata de un producto que se congela bien, como la carne, o si estás utilizando una nueva tarjeta de crédito con una generosa bonificación de inscripción que requiere un gran gasto los primeros meses, es posible que salgas ganando si compras a granel, aunque pierdas algunos dólares en alimentos, explica Schrage.

Consejo valioso: no vayas al supermercado hambriento o estresado. Es posible que compres más de lo que eres capaz de consumir bajo esas condiciones. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


7. Conviértete en experto

Tener una idea general de cuánto tiempo es posible conservar los alimentos en la nevera y el congelador contribuye en gran medida a evitar el desperdicio. El sitio web y la aplicación FoodKeeper (en inglés) del USDA proporcionan a los consumidores información sobre seguridad alimentaria. Los usuarios pueden consultar los tiempos de refrigeración y almacenamiento para la carne, las aves de corral y el pescado, y aprender sobre las maneras más seguras de guardar alimentos.

La entidad también opera un servicio gratuito de información en línea, Ask USDA (en inglés), y una línea directa para carne y aves de corral, 888-674-6854, donde los consumidores pueden consultar a expertos en seguridad alimentaria sobre las pautas de almacenamiento y otras dudas. 

Consejo valioso: ¿No estás seguro de si cocinas el pavo durante el tiempo o a la temperatura apropiados? No te preocupes este Día de Acción de Gracias, el USDA puede ayudar. La línea directa sobre carne y aves de corral estará abierta el Día de Acción de Gracias de 8 a.m. a 2 p.m., hora del este, y contará con expertos preparados para atender las llamadas del público, asegura Carothers.

Donna Fuscaldo es una escritora y editora colaboradora especializada en finanzas personales y salud. Lleva más de dos décadas escribiendo y cubriendo noticias para varias publicaciones nacionales, como The Wall Street Journal, Forbes, Investopedia y HerMoney.