Skip to content
 

3 tipos de cargos bancarios que puedes evitar fácilmente

Consejos para pagar menos por tener tu dinero en el banco.

Cintas de precaución que dicen multas por sobregiros

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

Los cargos bancarios se redujeron durante la pandemia, pero eso no ha evitado que los consumidores gasten enormes cantidades de dinero en esos costos agregados. Llamados “junk fees” (cargos basura) por la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB), los cargos bancarios drenan miles de millones de dólares de los hogares del país cada año. 

Abarcan desde cargos por no tener suficiente dinero en la cuenta hasta cargos por retirar dinero de un cajero automático que no pertenece a la red del banco. En el 2019, la recaudación de cargos por sobregiro y fondos insuficientes llegó a un nivel estimado en $15,470 millones, según la CFPB.

Pero hay buenas noticias: según Greg McBride, analista financiero principal de Bankrate, los cargos bancarios que “continúan tan presentes como siempre... ahora son más evitables que nunca”.

Si estás buscando reducir los cargos por sobregiro, los cargos mensuales de mantenimiento o los cargos por retirar dinero, hay formas de hacerlo, y no es necesario que busques una nueva institución financiera. Aquí te mostramos cómo evitar los cargos bancarios más comunes. 


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


1. Cargos de cajero automático

Los cajeros automáticos son sinónimo de comodidad. Por eso es que muchos consumidores van al cajero más cercano, incluso si no forma parte de la red de su banco. Por cierto, los retiros son gratuitos en los cajeros automáticos del banco, pero si necesitas dinero en el momento y no hay ninguno cerca, los cargos por el uso de cajeros que no están en la red del banco pueden acumularse. Para evitarlos, haz lo siguiente: 

Mantente dentro de la red. “Algunas de estas redes tienen decenas de miles de cajeros automáticos en todo el país”, dice McBride. Ubicarlos es hoy más fácil que nunca. Una visita rápida al sitio web de tu banco o una consulta en su aplicación móvil debería informarte de los cajeros automáticos más cercanos. Además, algunos bancos en línea que no tienen cajeros automáticos propios te reembolsarán los cargos que incurras por el uso de un cajero. 

Obtén dinero en efectivo en el punto de venta. Cuando usas tu tarjeta de débito para pagar en una tienda y pides dinero en efectivo, te evitas una visita al cajero automático y, por consiguiente, un posible cargo. “Si no hay cajeros automáticos cerca y necesitas dinero en efectivo en ese momento, considera retirar más de lo necesario para tenerlo a mano y no tener que pagar otro cargo cuando vuelvas a necesitar dinero poco después”, recomienda Poulomi Damany, gerenta general de dinero e impuestos en Credit Karma. 

Ten presente que el costo promedio de una transacción en un cajero automático fuera de la red actualmente es de $4.66, según un estudio reciente de Bankrate. Es el nivel más alto desde el 2019. Mientras tanto, el cargo promedio por el uso de un cajero automático por consumidores que no son clientes llegó a $3.14, lo cual, según informa Bankrate, también es un récord. 

2. Cargos por sobregiro

Los cargos por sobregiro pueden drenar tu cuenta. Para muchas personas, crean un ciclo ininterrumpido de cheques rechazados y cargos adicionales. Ese es el motivo por el cual las agencias gubernamentales de vigilancia y los defensores de los consumidores los escudriñan. Después de todo, los cargos por sobregiro tienden a penalizar a consumidores con recursos financieros limitados y les crean nuevos obstáculos que deben superar. 

Afortunadamente, también hay formas de evitar estos cargos. 

Retira dinero en efectivo en vez de usar una tarjeta de débito. Los cargos por sobregiro ocurren cuando usas una tarjeta de débito, así que no la uses. En cambio, retira dinero en efectivo cuando cobres y divídelo entre tus categorías de gastos. “Si comienzas la semana con $100 en la billetera y para el miércoles te quedan $30, sabes que tienes que planificar y moderar el ritmo”, dice Damany. 

Recibe notificaciones. La mayoría de los bancos ofrecen a sus clientes la opción de registrarse para recibir notificaciones cuando el saldo de la cuenta tiene un nivel bajo. Las alertas llegan por mensaje de texto o correo electrónico. Si vinculas tu cuenta de ahorros con tu cuenta corriente, puedes transferir dinero rápidamente cuando recibes una alerta de saldo bajo. Eso evitará un cargo por sobregiro que podría poner tu cuenta en rojo y generar otro cargo. También puedes rechazar el servicio de protección de sobregiros: si intentas girar un cheque de tu cuenta y no tienes fondos suficientes, el banco simplemente lo rechazará.

“Estamos comenzando a ver que los bancos están reduciendo los cargos por sobregiro o reduciendo las situaciones en las que se aplican, y en algunos casos los están eliminando por completo”, sostiene McBride.

La CFPB halló que los consumidores que pagan más de diez cargos por sobregiro al año representan alrededor del 75% de todos los cargos por sobregiro. En promedio, desembolsan $380 anualmente en estos cargos, lo que les dificulta ponerse al día. En los últimos años, los bancos han ido reduciendo los cargos por sobregiro, pero no lo suficiente.

3. Cargos mensuales de mantenimiento

Los cargos mensuales de mantenimiento, también llamados cargos mensuales de servicio, son lo que pagas por guardar el dinero en el banco. Normalmente, se deducen automáticamente de tu cuenta cada mes. Si bien algunos bancos no los cobran, la mayoría todavía lo hace.

Hay varias formas de evitarlos, entre ellas, mantener un saldo en la cuenta corriente, establecer el depósito directo o tener una cantidad predeterminada de transacciones por mes. De todas las formas de evitar este cargo, Bankrate halló que el depósito directo es la que se ofrece con mayor frecuencia. 

“Vemos una disponibilidad amplia de cuentas corrientes gratuitas, el 46% de las cuentas corrientes que no devengan interés son gratuitas”, dice McBride, y subraya que hay ciertas cuentas corrientes que están pensadas especialmente para adultos mayores y tienen cargos más bajos o no conllevan cargos. “Casi todos ellos [bancos que cobran cargos de mantenimiento] pueden suprimirlos cuando hay un depósito directo del cheque de nómina o de los beneficios del Seguro Social”.
 

Donna Fuscaldo es redactora y editora especializada en finanzas personales y salud. Lleva más de dos décadas escribiendo y cubriendo noticias para varias publicaciones nacionales, como The Wall Street Journal, Forbes, Investopedia y HerMoney.