Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

8 productos básicos todavía difíciles de encontrar en los supermercados

La escasez durante la pandemia va más allá del papel higiénico y los desinfectantes.

Anaqueles vacíos de la sección de enlatados de un supermercado

ICON SPORTSWIRE / GETTY IMAGES

In English | Ya puedes encontrar harina. En casi todos lados.

Los estantes vacíos de los supermercados, despojados de ese preciado ingrediente blanco, eran una imagen típica de los primeros días de la COVID-19, cuando una nación mayormente confinada se dedicó a hornear. Los productores redoblaron sus esfuerzos para aumentar la producción de los molinos y satisfacer la demanda de harina.

"Tenemos nuevamente bolsas de 5 libras de harina común globalmente”, dice Rachel Lewis, directora de marca de King Arthur Baking Company, una de las empresas productoras de harina más grandes del país. Todavía puede ser difícil encontrar harinas especiales, como harina integral, orgánica y sin gluten, indica. No obstante, más de tres cuartos de las tiendas informaron que no habían experimentado ninguna falta de harina en agosto, según NCSolutions (NCS), una empresa de datos que analiza el comportamiento de los compradores.

"Muchas de las cadenas de suministro se han estabilizado”, dice Joan Driggs, experta en ventas minoristas de la empresa de investigación de mercado IRI, acerca de los productos que fueron noticia hace pocos meses debido a su repentina escasez. "Han hallado un equilibrio".

Muchas, pero no todas. Aunque la falta de productos tal vez ya no sea tan evidente, varios alimentos de la despensa y productos de limpieza básicos siguen siendo más difíciles de encontrar que antes de la pandemia y muestran una tendencia a escasear, ofrecer una menor selección o sufrir la falta periódica de existencias.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Algunas de las principales compañías de alimentos y bebidas han reducido su selección para concentrarse en sus productos más populares, dice Driggs, que ha hecho un seguimiento minucioso de las tendencias de compra durante la pandemia. Los proveedores todavía enfrentan dificultades para ponerse al día después del período de compras impulsadas por el pánico de la pasada primavera, a la vez que lidian con problemas imprevistos relacionados con la producción, como la escasez mundial de latas.

En tiempos normales, entre un 5 y un 7% de los productos que venden los supermercados y los sitios de comercio electrónico se agotan, según IRI. Durante la semana que terminó el 23 de abril, el porcentaje de bebidas y alimentos agotados en general fue del 9%, y en algunos casos los productos agotados estuvieron entre el 15 y el 19%. Estos son algunos de los artículos que es más probable que no encuentres cuando vayas a comprar.

¿Dónde ha ido a parar todo el Lysol?

Se ha demostrado que varios aerosoles y toallitas desinfectantes hechos por Clorox Co. y Reckitt Benckiser, el fabricante de Lysol, matan el coronavirus, pero siguen siendo difíciles de encontrar en internet y en los estantes de las tiendas. Aquí te explicamos por qué continúa la escasez de desinfectantes y cuándo es probable que termine.

Toallas de papel

Las toallas de papel se han convertido, junto con el papel higiénico y los productos de limpieza domésticos, en algunos de los productos más notoriamente escasos durante la pandemia. En las primeras tres semanas de agosto las tiendas solían quedarse sin existencias de papel higiénico durante al menos una parte del día, “pero cuando las toallas de papel se agotan, realmente se agotan”, y la escasez dura más tiempo, dice NCS.

La empresa de datos cita un informe (en inglés) reciente del Wall Street Journal que asoció la escasez persistente de toallas de papel con la adopción por parte de los fabricantes de un modelo de “producción ajustada” que da prioridad a la eficiencia —producir lo que se puede enviar y vender rápidamente, con poca capacidad para producir un excedente— y los dejó mal preparados para una oleada de demanda que no ha disminuido.

"Las personas siguen con la mentalidad de acaparar artículos", observa Driggs. En una encuesta de IRI de consumidores reciente, el 20% de los encuestados dijeron que querían tener una reserva mínima de tres meses de toallas de papel. (En el caso del papel higiénico, la cifra fue del 27%). "La gente tiene miedo de agotar su suministro porque vio lo que sucedió en marzo", explica. “Las toallas de papel tienen tantos usos que las están gastando casi tan deprisa como el papel higiénico y quieren tenerlas a mano”.

Refrescos

Ahora que las familias que no pueden salir de casa se abastecen de paquetes de varias unidades, la selección de refrescos en algunas áreas es más reducida. Las existencias de bebidas gaseosas en las tiendas oscilaban alrededor del 85% a finales de agosto, según IRI.

Dr Pepper reconoció la escasez en Twitter e informó a los entusiastas de sus productos que “estamos trabajando en ello, ¡animo!”. (El gigante del papel higiénico Charmin respondió con humor al tuit: “Bienvenidos al club, compartimos su sufrimiento"). Coca-Cola y PepsiCo también se han visto afectadas y redujeron la producción de algunos sabores para mantener el suministro de sus productos más solicitados.

¿Cuál es la principal causa? La falta de latas. “La industria de fabricación de latas de aluminio para bebidas ha experimentado una demanda sin precedentes", dice Robert Budway, presidente de Can Manufacturers Institute, una agrupación comercial nacional. La escasez también ha afectado los suministros de cerveza, especialmente en el caso de los cerveceros artesanales. Budway dice que los fabricantes de latas están esforzándose para suplir la demanda a través de más importación de plantas del extranjero y el aumento de la capacidad de producción para fabricar 12,000 millones de latas adicionales para finales del 2021.

Sopas

El confinamiento impulsó a los consumidores a comprar alimentos precocinados, especialmente aquellos producidos por marcas tradicionales como Campbell's y Progresso que, para muchos, proporcionan un cierto efecto reconfortante por su cualidad nostálgica, aparte de tener una larga vida de almacenamiento. La demanda se ha mantenido alta en el verano, cuando las ventas de sopa generalmente decaen. En agosto, un tercio de las tiendas informaron que habían agotado sus existencias de sopa al menos durante parte del día, según NCS.

Uno de los efectos secundarios de la demanda de sopa ha sido una menor variedad. Kelsey Roemhildt, gerente de comunicaciones de General Mills, la empresa matriz de Progresso, dice que la línea de sopas tuvo un “crecimiento en ventas minoristas de casi un 100%” en el período de tres meses que concluyó el 31 de mayo. Para disminuir la presión en las cadenas de suministro, Progresso redujo temporalmente su selección de sopas de 90 a aproximadamente 50 variedades. Campbell's también modificó su oferta de productos para que el suministro general pudiera mantenerse a la par de la demanda.

Carne, aves y mariscos

Meses después de la escasez causada por los brotes de COVID-19 en algunas plantas de procesamiento de carnes y aves, el suministro continúa siendo impredecible debido en parte a la gran demanda. Las ventas en agosto de carnes y aves congeladas fueron un 29% más altas que hace un año, y las ventas de mariscos frescos aumentaron en un 30%, dice Driggs. "Esto se puede atribuir a una mayor cantidad de comidas preparadas en casa y a que las personas están continuamente consumiendo lo que han almacenado".

"La gente está experimentando, probando nuevos productos”, añade Driggs. “Quienes acostumbraban cocinar —y los boomers ciertamente se desenvuelven muy bien en la cocina, pero incluso ellos están buscando inspiración— ahora quieren probar cosas distintas, como carnes a base de plantas o mariscos, productos que decidieron probar cuando no encontraron algunos de los cortes de carne que solían comprar”.

Frijoles y granos

El porcentaje de tiendas que reportaron bajos niveles de granos y frijoles secos aumentó del 5% antes de la pandemia al 19% en junio, y este porcentaje se ha mantenido constante, por lo que estos productos básicos de la comida casera se cuentan entre los alimentos más difíciles de encontrar, según NCS.

Es un vestigio de lo que NCS denomina el período de compras masivas de mediados de marzo, cuando las ventas y la escasez de frijoles y granos alcanzaron niveles equivalentes a los del papel higiénico. Ansiosos por mantener sus alacenas bien surtidas de alimentos básicos, los consumidores gastaron casi un 500% más en estos artículos que durante ese mismo período el año pasado, y los proveedores siguen teniendo dificultades en reabastecer sus existencias.

Aunque ha dejado de crecer a una tasa de tres dígitos, la demanda continúa siendo alta. En agosto, las ventas de frijoles secos fueron un 17% más altas que hace un año, informa IRI. Es posible que la salud, aparte del acaparamiento, sea un factor influyente. "Un amplio espectro de la población está intentando comer de manera más saludable", dice Driggs. "Los frijoles son una excelente fuente de proteína y además son económicos, dos cosas que necesitamos en este momento".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Verduras enlatadas y congeladas

Las ventas de verduras enlatadas y congeladas son alrededor de un 20% más altas que en estas mismas fechas el año pasado, según IRI. B&G Foods, la empresa propietaria de Green Giant, dice que las ventas de esa venerable marca han aumentado más de un 50% en los últimos meses. Cifras como estas han hecho que las verduras de larga duración sean los artículos más difíciles de encontrar entre las amplias categorías de alimentos monitoreadas por IRI, con una existencia en las tiendas de alrededor del 82% en las últimas semanas.

La falta de latas y otros envases también es un factor. “Nuestros fabricantes siguen viéndose afectados por la escasez de latas de metal para alimentos, bolsitas plásticas y etiquetas”, explica James Kwon, director ejecutivo de ePallet, un mercado digital donde las compañías de alimentos pueden comprar y vender productos al por mayor. Esto ha contribuido a "una reacción en cadena de retrasos y a una reducción en la producción", explica.

Medicamentos de venta libre

En las tres primeras semanas de agosto, más del 75% de las tiendas del país agotaron sus existencias de medicamentos analgésicos, antialérgicos o respiratorios durante al menos una parte del día, y aproximadamente 1 de cada 5 estuvo sin existencias durante casi todo el día, según NCS.

Las tiendas empezaron a quedarse sin medicamentos de venta libre a un ritmo cada vez mayor durante los meses de primavera debido a que los consumidores se apresuraron a abastecerse para la temporada de alergias. La falta de existencias ha disminuido ligeramente desde junio, pero con la llegada inminente de la temporada de resfríos y gripe, NCS advierte que "esperamos que estas tasas permanezcan elevadas".

Jabón líquido para manos

Al igual que los frascos de desinfectante de manos, los dispensadores de jabón desaparecieron rápidamente al inicio de la pandemia y su retorno ha sido limitado e intermitente, con una selección más escasa y precios más elevados. Durante el período de doce semanas que terminó el 23 de agosto, las ventas de unidades de jabón líquido aumentaron un 31% en comparación con el mismo período en el 2019, según datos de IRI. Las ventas en dólares aumentaron a un ritmo dos veces mayor gracias a un fuerte incremento en el precio.

Una escasez de bombas de plástico ha afectado la producción (e impulsado a los fabricantes a promover los envases rellenables y la reutilización de bombas). Pero un problema mayor es que los fabricantes "no previeron la necesidad", dice Driggs. Incluso si disponen de la infraestructura necesaria para acelerar la producción, "tienen que recurrir a su cadena de suministro para conseguir los ingredientes".

Y cuando el jabón para manos llega a las tiendas, añade, los consumidores se hacen con él rápidamente, preocupados de no encontrarlo la próxima vez. "Igual que el papel higiénico, este es otro producto que la gente vio escasear", señaló Driggs. "Aunque no tengan una necesidad real, las personas lo comprarán si ven que está disponible".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.