Skip to content
 

Lecciones que podemos aprender de los ricos

Ocho recomendaciones sorprendentes de personas acaudaladas en EE.UU.

Hombre vestido con corbata y camisa frente a una computadora personal

ISTOCK

Olvídate de los trucos para hacerte rico. El éxito se logra con largas horas de trabajo duro.

In English 

1. Si quieres más dinero, ponte a trabajar

La prueba: los millonarios están entre los grupos económicos que más horas trabajan en Estados Unidos. En una encuesta, el 86% de los trabajadores ricos dijeron que trabajan más de 50 horas por semana. Un motivo de su dedicación: alrededor del 70% son dueños de su propia empresa. Solo el 10% heredaron la riqueza.

La lección: olvídate de los billetes de lotería y las máquinas tragamonedas. El camino confiable a la riqueza pasa por el trabajo duro. De modo que lanza ese negocio secundario, busca ese segundo empleo, ofrece hacer horas extra o acepta esa promoción.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


2. Prepárate para la jubilación

La prueba: ¿para qué ahorrar para el futuro si eres rico, no es cierto? No es así. Las personas que más dinero ganan en Estados Unidos ahorran casi el 40% de sus ingresos. Comprenden que necesitarán mucho dinero en efectivo para una jubilación prolongada.

La lección: la regla general es ahorrar entre el 10 y el 15% de los ingresos para la jubilación. Si no lo has hecho así hasta ahora, deberás ahorrar todavía más.

3. Es mejor ser propietario que alquilar

La prueba: casi el 90% de las personas de Estados Unidos con un ingreso anual de más de $120,000 son dueños de una vivienda. Los beneficios financieros: crece tu capital en la propiedad, disfrutas de ventajas impositivas y puedes tener una ganancia al venderla.

La lección: si planeas quedarte en un lugar 5 años o más, tiene sentido comprar tu vivienda.

4. Invierte en tus hijos

La prueba: las personas más ricas gastan mucho dinero en la educación de sus hijos y en "actividades enriquecedoras", como campamentos, clases de música o deportes. El resultado: el ingreso familiar es actualmente uno de los mejores factores para predecir el éxito de un niño en la universidad.

La lección: gasta más en la gente que amas que en las cosas que te gustan. No solo es una cuestión moral, sino que también es una cuestión práctica, ya que los niños exitosos no necesitan ayuda financiera.

5. La buena salud ahorra dinero

La prueba: buenos médicos, buenos planes de seguro de salud, alimentos frescos y de máxima calidad y el compromiso a mantenerse en buen estado físico son todos factores que se traducen en una vida más larga y saludable. Los ricos lo saben e invierten en todas esas cosas.

La lección: gasta algo de dinero extra en los alimentos, los pasatiempos y los recursos que necesitas para mantenerte sano. Si puedes gastar menos en el cuidado de la salud tendrás más dinero en el bolsillo.

6. Invierte tiempo (y una cantidad razonable de dinero) en ser feliz

La prueba: las personas adineradas en el país salen de vacaciones seis veces al año. Pero no son extravagantes: el 77% vuelan en clase económica.

La lección: si los ricos pueden encontrar tiempo para salir de vacaciones seis veces por año, tú también puedes, aunque no sea más que subirte al auto y visitar a un viejo amigo un fin de semana.

7. El hecho de que puedas hacerlo no quiere decir que debas

La prueba: ¿cuál es el vehículo más popular entre las personas de dinero? Te sorprenderás: una camioneta Ford. De la misma manera, los consumidores ricos compran normalmente en Amazon, Walmart y Target. Sí, los ricos se fijan en cómo gastan el dinero.

La lección: la frugalidad no es un castigo, es una manera de enfocar la vida en forma positiva y con sentido común. Concéntrate en el valor y la calidad, no en el prestigio ni en las apariencias.

8. Puedes darte el lujo de ser generoso

La prueba: los ricos están contribuyendo más que nunca a organizaciones benéficas. Un indicador: en el 2014 había 86,000 fundaciones privadas de ayuda económica en Estados Unidos.

La lección: sé tú quien marque una diferencia en la vida de otros. Incluso actos pequeños de generosidad pueden hacerte sentir rico en espíritu.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.