Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Aun con seguro, adultos mayores batallan para pagar las facturas médicas

El precio de los medicamentos recetados y los servicios con gastos de bolsillo generan estrés financiero.

Médico calcula el costo de un medicamento

KRISANAPONG DETRAPHIPHAT/GETTY IMAGES

In English | Un nuevo informe (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indica que muchas personas mayores tienen problemas para pagar las facturas médicas, incluso si tienen seguro público o privado.

Las familias de más del 12% de los adultos de 65 años o más con cobertura de Medicare y Medicaid, o con solo Medicare, tuvieron problemas para pagar los costos relacionados con el cuidado de la salud en el 2018, según los datos más recientes disponibles para el informe. Las facturas médicas también son una carga para quienes tienen programas extendidos de seguro. Más del 8% de los adultos de 65 años o más con planes de Medicare Advantage y más del 5% de esos adultos con seguro privado dicen que su familia tiene problemas para cubrir los gastos del cuidado de la salud.

Una de las razones por las que las personas tienen problemas para pagar las facturas relacionadas con la salud es el alto precio de los medicamentos recetados, observa Gerard Anderson, profesor de política y gestión de salud en la Faculta de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins.

"Un fármaco que cuesta $20,000 o $30,000 puede representar un costo de bolsillo de entre $2,000 y $4,000 para un beneficiario de Medicare, lo que es una porción considerable de su ingreso del Seguro Social", explica.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Un informe de AARP halló que el costo anual promedio de medicamentos recetados de amplio uso para tratar enfermedades crónicas fue de casi $20,000 en el 2017. Y entre el 2006 y el 2017, los precios de medicamentos recetados de uso extendido han aumentado constantemente a un ritmo mayor que la tasa general de inflación todos los años, según el Instituto de Política Pública de AARP.

Una gran cantidad de servicios no cubiertos —desde el cuidado en el hogar hasta la atención a largo plazo— puede contribuir también a la presión financiera. Y las brechas en la cobertura de Medicare hacen que muchos beneficiarios sean responsables de los costos de atención dental y de la visión, explica Benjamin Sommers, profesor de política y economía de la salud en la Facultad de Salud Pública T. H. Chan de Harvard. Estas brechas, combinadas con el 20% de coseguro de Medicare, pueden "originar riesgos financieros para las personas” cuando necesitan recurrir a ciertos servicios, dice Sommers.

"Si alguien depende del Seguro Social y el cuidado de la salud representa el 10% o más de su ingreso total, esa persona va a tener que tomar decisiones muy difíciles con respecto a dónde puede vivir, qué clase de alimentos puede consumir y otros tipos de servicios esenciales", agrega Anderson.

La población más joven también tiene problemas para pagar el cuidado de la salud. El informe de los CDC halló que el 15.1% de las personas de entre 18 y 64 años tienen problemas para pagar las facturas médicas. En general, sin embargo, el porcentaje de personas cuyas familias tienen problemas para pagar facturas médicas ha disminuido desde el 2011. Los expertos dicen que expandir la cobertura de salud, tanto pública como privada, debería ayudar a continuar con la reducción de esos números.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.