Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Encamina de nuevo tu jubilación

6 lecciones del millonario jubilado común y corriente

Los buenos hábitos en materia de finanzas allanan el camino para la jubilación.

Muro de ladrillo blanco con un letrero en inglés que dice invierte en ti con una flecha que apunta hacia arriba.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | Llegar a ser millonario puede parecer imposible, en particular durante esta recesión impulsada por la pandemia, a medida que permanece alto el desempleo y siguen bajando los ingresos familiares. Sin embargo, puedes aprender unas buenas lecciones sobre las finanzas de quienes lograron formar parte del club de siete cifras, incluso si quizás tu patrimonio neto siempre se exprese en cantidades menores. A fin de cuentas, es poco común que los millonarios se vuelvan ricos de la noche a la mañana o que ganen salarios enormes. “Mucha gente confunde la riqueza con los ingresos”, dice Sarah Stanley Fallaw, coautora de The Next Millionaire Next Door, la continuación de The Millionaire Next Door, que fue publicado originalmente en 1996 por su padre, Thomas J. Stanley, quien falleció en el 2015.

Al contrario, la riqueza por lo general se acumula con el pasar del tiempo, con ingresos variados y a través de todo tipo de ciclos económicos. Y ya sea que eso nos lleve a acumular un millón de dólares en ahorros para la jubilación o alcanzar otros hitos monetarios que valgan la pena, la manera de lograr el éxito financiero, como ha notado Fallaw al continuar la labor de su padre, es poner en práctica unos principios básicos que han aguantado el paso del tiempo. “Sin intención de que parezca aburrido, resultó muy claro que los elementos que fueron esenciales para acumular riqueza cuando mi padre escribió el libro en la década de 1990 siguen siendo importantes ahora”, dice Fallaw.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Las siguientes son seis lecciones que puedes aprender del millonario jubilado común y corriente:

Lección 1: vive por debajo de tus posibilidades

Cuando Jeremy Schneider tenía poco más de veinte años, fundó RentLinx, una red en línea de listados de viviendas de alquiler, y se pagaba solo $36,000 al año (el salario más bajo de su nómina). En el 2015, a los 34 años, vendió su empresa a AppFolio por más de $5 millones; se jubiló a los 36 años. “Con esa ganancia, prácticamente me convertí de pobre a rico de la noche a la mañana”, cuenta Schneider, quien ahora tiene 39 años y maneja su nuevo sitio web, Personal Finance Club. 

Pero algo que no cambió fue su frugalidad. Antes de volverse millonario, eso significó compartir su vivienda y vivir en un vecindario menos recomendable para poder pagar solo $700 al mes en alquiler en San Diego (comparado con el promedio actual de unos $2,200 al mes para esa ciudad, según RentCafe). Conducía un Ford Explorer de 1999, por el que pagó $3,000 en efectivo. Rara vez comía en restaurantes, y cuando lo hacía, no pedía bebidas. “Me esforzaba mucho para no gastar nada”, dice.  

Después de que ganó sus millones, aflojó un poco las riendas y duplicó sus gastos mensuales. Hasta compró un automóvil mejor: un nuevo Mazda CX-5. Pero mantuvo los gastos de su estilo de vida más costoso muy por debajo de sus posibilidades. En vez de vivir de la tasa recomendada de retiro del 4% de su cartera de inversiones, solo saca un 1.5% para cubrir sus gastos. “Es esencial vivir por debajo de tus posibilidades, sin importar lo que puedas gastar”, afirma Schneider. “Si gastas todo, nunca tendrás ni un centavo. Y eso de verdad abarca todos los niveles de ingreso”.

Lección 2: lleva un registro de tus gastos

No lo llames presupuesto, pues si bien esa palabra podría asociarse con restricciones, llevar un registro de tus gastos en realidad tiene que ver con la información. Y con esos datos, podrás tomar el control de la forma en la que gastas tu dinero.

“Una de las características más comunes entre nuestros clientes más exitosos es que saben en qué gastan cada centavo todos los meses y día a día”, dice Taylor Schulte, un planificador financiero certificado que vive en San Diego, presentador del podcast Stay Wealthy Retirement. “No se ciñen a un presupuesto, pero llevan un registro de sus gastos. Simplemente saben en qué gastan su dinero”.

Lección 3: mantenlo sencillo

Ahorrar es muy bueno; invertir es mejor. Tal vez invertir parezca intimidante —en particular, dada la brusca caída en los precios de las acciones al principio de la pandemia y la volatilidad continua del mercado—, pero es tu mejor opción contra la inflación. La tasa promedio que ofrecen las cuentas de ahorros es de un escaso 0.09%, según Bankrate, que no es ni siquiera suficiente para mantenerse a la par de la tasa actual de inflación de un 1.31%, según InflationData.com. En cambio, el índice bursátil Standard & Poor’s 500 ha tenido un rendimiento anual del 11.65% durante los últimos 10 años, según Morningstar, incluso con las reducciones que lo llevaron a territorio de mercado bajista a principios de este año.

Por eso, vale la pena sobreponerte al miedo que puedas sentir. “Me parece que invertir asusta a la gente porque no es algo que se enseñe y hay muchas empresas grandes que lo hacen parecer muy complicado”, dice Schneider, quien se jubiló temprano. “Pero resulta que para hacerlo muy bien, hay que hacerlo de manera muy sencilla”.

Para lograrlo, él se limita a comprar fondos indexados de cargos bajos, que invierten en una amplia variedad de acciones, y fondos jubilatorios con fecha determinada, que reducen el riesgo gradualmente a medida que se acerca una fecha específica, como la de la jubilación. Inversiones como estas ayudan a mantener bajos los cargos, lo que ayuda a maximizar el rendimiento, y quienes toman las decisiones sobre en qué invertir son profesionales. 

Independientemente de la estrategia de inversión que escojas, no te olvides de que es a largo plazo. Por eso, debes saber tu tolerancia al riesgo; puedes evaluarla basado en tus reacciones al revuelo reciente en los mercados bursátiles, así como en tu horizonte temporal. Si no puedes soportar bajones grandes como los que hubo cuando el nuevo coronavirus empezó a afectar los mercados en Estados Unidos, tal vez necesites reducir el riesgo de tu cartera de inversiones. “Lo que importa de verdad es tener un plan de inversión que podamos mantener”, afirma Schulte, el planificador financiero.

Y si cometes errores en el proceso, no te preocupes. Fallaw menciona que los millonarios han cometido bastantes errores. “Aprendieron de la experiencia”, dice. “Solo porque cometieron un error, no significa que se salieran del mercado”. 

Lección 4: invierte en ti

Las acciones empresariales son muy buenas, pero tú eres mejor. Ya sea que obtengas un título a través de educación formal o dediques tu tiempo a desarrollar un negocio, necesitas invertir en ti como alguien que genera ingresos. Ese fue un gran factor que diferenció a los acumuladores principales de riqueza de otras personas que empezaron con ingresos similares, según Fallaw. “La diferencia muchas veces es que dedicaban tiempo, energía y recursos a cosas que les permitirían acumular riqueza”, dice. “Estas personas de verdad se concentraron en su negocio y profesión”.

Y puedes invertir en ti durante todas las etapas de tu carrera, no solo al principio. Toma un curso, aprende por ti mismo una nueva habilidad o recibe una certificación adicional. Todo esto puede llevar a un aumento de sueldo en tu empleo actual, un nuevo trabajo con mejor salario o una oportunidad lucrativa para empezar un negocio.

Lección 5: ponte de acuerdo sobre las metas

Todos necesitamos un sistema de apoyo. Entre los estudios de casos prácticos sobre millonarios que vio Fallaw, la gran mayoría estaban casados y dijeron que el apoyo de su cónyuge fue un factor crítico de su éxito. Eso no quiere decir que los integrantes de una pareja deban tener las mismas “personalidades de dinero” para acumular riqueza; sin embargo, deben estar de acuerdo. “Por lo menos deben estar de acuerdo sobre sus metas, comunicarse y comprometerse a hacer todo lo necesario para lograr esas metas”, indica Fallaw.

Esto es muy importante si no eres ahorrador por naturaleza. “Si, como quien dice, no naciste así, entonces asegurarte de que así sea tu cónyuge o pareja, o de que trabajas con un profesional financiero que vela por tus intereses, puede hacer que logres tus metas financieras”, dice.

Y a veces, ese sistema de apoyo puede ser solo para hablar sobre lo que está pasando durante períodos difíciles. Por ejemplo, Schulte dice que ha estado aconsejando a sus clientes durante las recientes altas y bajas del mercado bursátil, y que les dice, “estamos aquí para hablar”. “Es completamente normal estar asustado. Sentirse de esta manera no es un problema, como tampoco lo es llamarnos”.

Lección 6: mantente enfocado

Recuerda que tu plan de ahorros para la jubilación debe ser de largo plazo, con expectativas de que habrá bastantes altas y bajas por el camino, y estar enfocado en tus metas personales. Es fácil olvidarte de eso debido al ciclo de noticias y las redes sociales que te rodean las 24 horas del día y constantemente te inundan de titulares sensacionalistas e imágenes de los estilos de vida extravagantes de otras personas. Por eso, asegúrate de reservar tiempo para desconectarte e ignorar cualquier impulso de mantenerte a la par de los demás. 

“Los millonarios dirían que no tienen tiempo para preocuparse de lo que sucede a su alrededor, porque están enfocados en su negocio y su familia”, dice Fallaw. “Y reconocen que eso no los ayudará a lograr sus propias metas”.

Vuelve a poner en marcha tu jubilación

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.