Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Beneficiarios de Medicare son blanco de los estafadores en la pandemia

El HHS recibe cientos de denuncias de fraude relacionadas con la COVID-19.

Letras en cubos de madera que dicen fraude

NEYDTSTOCK / GETTY IMAGES

In English | Los adultos mayores que reciben beneficios de Medicare se han convertido en el blanco de los estafadores mediante diversos esquemas de fraude relacionados con la pandemia del coronavirus, advierte un funcionario del Gobierno.

En tiempos normales, los estafadores intentan todo, desde la A hasta la Z, para engañar, pero ahora, muchos se concentran en la letra "C", usando la COVID-19 para mentir, engañar y robar.

Por lo general, su objetivo es robar tu número de Medicare o tu dinero, dice Nenette Day, agente especial auxiliar a cargo de la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Su oficina, que lucha contra el malgasto, el fraude y el abuso en Medicare y otros programas del HHS, ha recibido más de 1,500 denuncias de fraude relacionadas con la COVID-19 en los últimos meses, dice Day.

"Cuando ves un volumen así, sabes que el problema es mucho más grande", señala, y dice que muchos fraudes no se denuncian porque las víctimas pueden sentirse avergonzadas o pueden no saber dónde denunciar el delito.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Dos consejos fundamentales para la prevención

Ten en cuenta dos cosas para evitar que te estafen, dice.

  • Medicare nunca se comunicará contigo de la nada mediante una llamada telefónica, un correo electrónico, un mensaje de texto o un mensaje en las redes sociales. Las comunicaciones no solicitadas son una señal de alerta.
  • Medicare nunca te pedirá tu número de Medicare (ya lo tiene) ni otros datos personales, como el número de tu tarjeta de crédito.

Day insta a las personas a mantener un guion al lado del teléfono y usarlo para frustrar a los delincuentes: "no doy información personal en una llamada no solicitada".

Si una llamada no solicitada dice ser de, digamos, la oficina de tu médico, haz la debida diligencia y llama a la oficina a un número de teléfono que sepas que es genuino.

La prevención de fraudes es fundamental porque los arrestos y enjuiciamientos no detendrán las estafas que provienen de los centros de llamadas en EE.UU. y en otros países, dice Day.

Los delincuentes son como "cucarachas"

5 consejos más para disuadir a los estafadores

  • Sospecha de cualquier llamada o visita inesperada que ofrezca pruebas de COVID-19 o suministros. Si tu información personal se ve comprometida, podrían usarla en otros tipos de fraude.
  • No respondas ni abras enlaces en los mensajes de texto relacionados con la COVID-19 de personas desconocidas.
  • Ignora las ofertas o anuncios en las redes sociales que promocionan las pruebas o tratamientos de COVID-19.
  • Un médico u otro profesional de la salud de confianza debe evaluar tu salud y aprobar una solicitud de prueba de COVID-19.
  • Estate atento a los estafadores que fingen ser rastreadores de contactos de casos de COVID-19. Los rastreadores legítimos de contactos nunca te pedirán tu número de Medicare o información financiera.

"Es como intentar exterminar cucarachas pisándolas una a una", dice. "Estas personas despreciables pueden pasar todo el día llamando, y tú, colgándoles. Y eso es lo que queremos".

Fundamentalmente, hay que tener en cuenta que Medicare, que provee beneficios de cuidados de la salud a las personas de 65 años o más, funciona de manera muy parecida a una aseguradora del sector privado, ya que generalmente se comunica con los afiliados por correo, dice Day.

Si tienes algún problema con tus beneficios, llama al 800-MEDICARE. Si no has iniciado una conversación con un representante de Medicare, ten cuidado si recibes una llamada no solicitada de alguien que dice ser del programa.

Si sospechas de un fraude relacionado con el cuidado de la salud y COVID-19 que involucre a Medicare, repórtalo inmediatamente en línea (en inglés) o llama al 800-HHS-TIPS (800-447-8477).

Cuando alguien llama inesperadamente y empieza a pedir información personal, sin duda es una estafa, advierte Day.

La información personal identificable (IPI) es cualquier dato que pueda utilizarse para identificar a una persona. Por ejemplo, tu nombre completo, número de Seguro Social, número de licencia de conducir, números de cuentas financieras, número de pasaporte y direcciones de correo electrónico.

Cuelga el teléfono, detén el fraude

"Si alguien llama diciendo que es de Medicare, lo mejor es colgar", insta.

Las estafas relacionadas con la COVID-19 dirigidas a los adultos mayores en el país varían, dice. Algunos ejemplos:

  • Al principio de la pandemia, los estafadores les decían a los beneficiarios de Medicare que eran aptos para recibir los "paquetes de bienestar de COVID" que incluían desinfectante de manos o mascarillas. O se les prometía pruebas de COVID-19 en casa o cobertura adicional de Medicare.
  • Los delincuentes se han estado haciendo pasar por empleados médicos u hospitalarios, diciéndoles a las personas que su médico quiere que se hagan la prueba de detección de coronavirus. Los estafadores fijarán citas falsas y exigirán un copago por adelantado con una tarjeta de crédito, alegando la necesidad de un pago sin contacto.
  • Los estafadores han estado yendo a las casas de las personas para administrar pruebas falsas de COVID-19. También han creado sitios falsos para pruebas de detección desde el automóvil. Otros han promocionado curas y tratamientos falsos para una enfermedad para la que actualmente no hay cura.
  • Los estafadores se han hecho pasar por rastreadores de contactos.
  • Los estafadores están apropiándose de las cuentas de Facebook y haciéndose pasar por otras personas, presumiendo de haber recibido una subvención del HHS, de entre $5,000 y $15,000, debido a la crisis de COVID-19. Por último, Day señaló que dado que puede ser un amigo real cuya cuenta de Facebook fue pirateada, la comunicación puede parecer legítima. Pero aunque el HHS otorga subvenciones a los investigadores, no distribuye dinero a las personas que no hacen nada a cambio, dice.

Inevitablemente, si persigues tales oportunidades falsas, se te pedirá que pagues una cuota o un impuesto por adelantado; y nunca verás el dinero.

Day trae las habilidades del FBI al HHS

Nenette Day

HHS OIG

Nenette Day lucha contra el fraude de Medicare. Ella es una funcionaria federal de orden público con mucha experiencia.

La Oficina del Inspector General del HHS es la más grande de su tipo en el Gobierno, con unos 1,600 empleados.

Day, de 53 años, lleva una placa y un arma, y es una de 74 agentes especiales auxiliares a cargo en su agencia y supervisa la línea de ayuda para fraudes.

Es hija de miembros de la Fuerza Aérea y nació en las afueras de Washington D.C., en la Base Andrews, en Maryland; su padre trabajaba en inteligencia militar.

Habiendo trabajado en su agencia durante casi dos años, Day antes trabajó durante 10 años como agente del FBI y pasó ocho años en la Oficina del Inspector General del Departamento del Tesoro.

Naturalmente, ha compartido sus consejos sobre la lucha contra el fraude con su mamá, quien tiene 90 años y es beneficiaria de Medicare. "Si la llamas y no te conoce, te cuelga. Porque le he enseñado, y nunca ha sido víctima de una estafa".

¿Has sido víctima de una estafa? A continuación detallamos dónde reportarlo

(enlaces en inglés)

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO