Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

9 maneras en que tu oficina podría ser diferente cuando regreses

Horarios de trabajo escalonados, refrigerios de una sola porción y nuevas prácticas para el uso del ascensor son algunas de las maneras en que la pandemia está cambiando el trabajo.

Hombre colocando señales en el piso para el distanciamiento social en una oficina.

MIXETTO/GETTY IMAGES

In English | A medida que más personas se vacunan contra la COVID-19 y los empleadores trabajan para volver a abrir sus oficinas, los empleados se dan cuenta de que tienen sentimientos contradictorios con respecto al regreso, especialmente los adultos mayores que pueden tener enfermedades subyacentes u otras preocupaciones relacionadas con la seguridad. Si bien algunos trabajadores agradecerán la oportunidad de volver a conectarse en persona con sus compañeros, otros tal vez deseen seguir trabajando desde casa (en inglés) —al menos a tiempo parcial— después de la pandemia.

“A medida que intentamos restablecer una sensación de normalidad, la COVID-19 ha impactado mucho nuestro sentido de socialización. Esto definitivamente se filtrará en el lugar de trabajo, ya que muchos están regresando a la oficina desde las comodidades de su hogar”, dice Shanee M. Hunter, fundadora de HR Philosophy, una empresa consultora de recursos humanos en Oak Lawn, Illinois.

Mientras los empleadores toman decisiones sobre las mejores maneras de regresar a la oficina, una cosa es cierta: no será lo mismo que antes. Estas son 9 maneras en las que tu oficina podría cambiar cuando regreses.

1. Más medidas de seguridad

La mayoría de los lugares de trabajo tendrán medidas de seguridad mejoradas para la COVID-19 a fin de mantener el riesgo de infección lo más bajo posible, dice Hunter. Esto puede incluir exigir certificados de vacunación, usar aplicaciones para reportar síntomas o controlar la temperatura de los empleados. Es probable que muchas oficinas requieran mascarillas u otro tipo de equipo de protección personal. Asegúrate de preguntarle a tu empleador sobre sus protocolos de seguridad, y no tengas miedo de buscar ayuda si tienes problemas con la introducción de alguna nueva tecnología, dice Hunter.

Tu lugar de trabajo también puede proporcionar productos adicionales de limpieza y desinfección y hacer una limpieza más profunda con regularidad. También se aconseja a los empleadores que se aseguren de que la ventilación sea adecuada y mejoren los sistemas si es necesario. (Así que podría ser una buena idea llevar un suéter).


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


2. Horarios escalonados

Una de las principales enseñanzas del año pasado es cuántos puestos de trabajo se pueden cubrir a distancia. Y los empleados querrán tener esa opción, dice Hunter. Como resultado, es probable que la oficina esté menos concurrida de lo que solía estar y que cualquier día de la semana haya una cantidad importante de empleados trabajando desde la casa, dice.

Los llamados lugares de trabajo “híbridos” serán la norma, tanto para satisfacer las preferencias de los empleados como para ayudar a las empresas a cumplir con las prácticas de distanciamiento social. Es posible que a los empleados se les asignen días para trabajar en la oficina, o puedan elegir los dos o tres días a la semana en que desean estar en la oficina. Otros podrían continuar trabajando totalmente en forma remota, si esa es una opción.

3. Muebles de oficina móviles

El plan de planta abierta de las oficinas encontró cierta oposición antes de la pandemia, pero es improbable que desaparezca pronto, dice Rachel Zsembery, vicepresidenta de Bergmeyer, una empresa de diseño de lugares de trabajo con sede en Boston y Los Ángeles. Los empleadores usarán esos espacios abiertos para mantener el distanciamiento social y aumentarán la distancia entre los cubículos y las estaciones de trabajo, dice.

Además, las oficinas pueden invertir en muebles que se pueden trasladar, tanto para formar pequeñas áreas de colaboración como para acomodar a los empleados que tienen diferentes niveles de comodidad con respecto a la proximidad con otros. “Y en algunos de esos espacios confinados, el riesgo percibido sigue siendo realmente alto, sin importar cuál sea el riesgo real”, dice Zsembery. Los empleadores tendrán que organizar oficinas para ayudar a que todos los empleados se sientan más seguros, independientemente de sus niveles de comodidad.

4. Estaciones de trabajo rotativas

Debido a que es probable que haya menos empleados en la oficina, los empleadores también pueden adoptar un enfoque diferente para las estaciones de trabajo (oficinas y escritorios), dice Susan Dwyer, directora de H. Hendy, una empresa de diseño de lugares de trabajo con sede en Newport Beach, California. Eso significa que los empleados pueden tener más opciones sobre su ubicación exacta en la oficina. “Otro cambio que estamos viendo en el lugar de trabajo es que cada vez más empresas están solicitando estaciones de trabajo y oficinas con dirección libre, que no están asignadas y deberán reservarse a través de una aplicación”, dice. Por lo tanto, es posible que trabajes en una estación de trabajo el lunes y en otra cuando vuelvas a la oficina el jueves.

En el último año, “muchas personas se han acostumbrado a trabajar sin papelerío, y el crecimiento de la tecnología para todas las generaciones ha aumentado drásticamente”, dice. Pero debido a que las estaciones de trabajo rotativas no eran comunes antes de la pandemia, tal vez tome algún tiempo acostumbrarse a esta manera de trabajar, dice.

5. Nuevas formas de caminar por la oficina

¿Recuerdas esas conversaciones junto al bebedero y las reuniones improvisadas en el pasillo que todos solían tener? Tal vez no regresen muy rápido cuando las oficinas vuelvan a abrir. Hunter dice que algunos empleadores están usando marcas en el piso para crear caminos a través de la oficina: el ingreso por una vía, la salida por otra. Caminas por el pasillo a un lado de los cubículos y vuelves por el lado opuesto. También habrá que mantener cierta distancia de otras personas en las áreas comunes. El esfuerzo está diseñado para mantener el distanciamiento social entre los empleados y promover la seguridad, pero también puede hacer que sea más difícil cruzarse al azar con alguien en el pasillo y entablar una conversación.

Las medidas de distanciamiento social también pueden afectar el número de personas permitidas en los ascensores, así que date tiempo suficiente para llegar a la oficina si subir por las escaleras es un problema para ti, dice Zsembery. Si tu empleador ofrece tiempo flexible, tal vez prefieras comenzar un poco más tarde para no tener que viajar durante la hora de más tráfico en la mañana.

Pero también debes tener en cuenta que la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA) exigirá que los empleadores ofrezcan adaptaciones razonables si tienes una enfermedad que podría hacerte difícil observar cualquiera de las nuevas prácticas de seguridad relacionadas con la COVID, como, por ejemplo, subir varios tramos de escaleras. Habla sobre cualquier preocupación que tengas con tu supervisor.

6. Refrigerios de una sola porción

Algo más con respecto al bebedero: es probable que los empleadores reduzcan la cantidad de bebidas y alimentos compartidos, dice Hunter. Los CDC recomiendan reemplazar las cafeteras y los refrigerios a granel con artículos envasados individualmente. (Todavía no se ha decidido sobre los pasteles de cumpleaños).

Prepárate en caso de que las áreas de cocina comunitarias no estén disponibles. Tal vez puedas considerar llevar comida caliente o fría en un recipiente que mantenga la temperatura. Si tienes medicamentos que necesitan refrigerarse, asegúrate de consultar con el departamento de Recursos Humanos sobre cómo se resuelven estas situaciones.

7. Herramientas de trabajo a distancia, incluso en la oficina

“Se seguirá alentando a los empleados a que usen métodos de comunicación electrónica dentro de la oficina para minimizar las interacciones”, dice Hunter. Por lo tanto, es posible que sigas usando videollamadas o plataformas de colaboración en lugar de sentarte a una mesa de conferencias. Aprender a comunicarse con éxito en estos entornos requerirá nuevas habilidades y probablemente significará un mayor uso de las herramientas que se convirtieron en esenciales durante el trabajo remoto, como las plataformas de mensajería (Slack, Asana, etc.) y las de videoconferencias (Zoom, Microsoft Teams, etc.).

Incluso las breves reuniones improvisadas van a necesitar más planificación de la que solían tener, dice Dwyer. “Debido a que la mayoría de la fuerza laboral desea una división de 50/50 entre el tiempo en casa y el tiempo en la oficina, la colaboración de equipo en persona a último momento y sin previo aviso podría disminuir por el modelo híbrido de trabajo. Las sesiones planeadas de colaboración y capacitación deberán programarse con anticipación”, dice.

8. Salas de conferencias de alta tecnología

Las empresas van a tener que reconsiderar sus espacios de reunión, especialmente las salas de conferencias, dice Zsembery. Un teléfono con altavoz en el medio de la mesa simplemente ya no servirá. ¿Qué equipo necesitarás para tener una reunión eficaz con un equipo híbrido, donde hay algunas personas en la oficina y otras participan desde la casa? Si bien podrías pensar en hablar con un alto ejecutivo en la pantalla de video en un extremo de la sala, probablemente esa no sea la mejor manera de trabajar con equipos híbridos, dice.

“Para los espacios de conferencia compartidos, es muy importante asegurar que se cuenta con el tipo de audio adecuado. Tener una pantalla de video grande en un extremo de la sala como solíamos tener en las videoconferencias en la “era anterior” puede no ser tan eficaz como hacer que cada uno tenga su propia computadora portátil”, dice. Eso permitirá que cada persona ajuste su propia configuración para asegurar que puede escuchar mejor a los participantes y ver los materiales que se comparten.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


9. El equilibrio entre el trabajo y la vida continúa entrelazándose

Para bien o para mal, el trabajo y la vida se mezclaron casi por completo durante la pandemia. Kim Chan, fundadora de DocPro.com, una plataforma de tecnología legal que ofrece documentos y recursos legales gratuitos para individuos, empresas emergentes y pequeñas empresas, dice que ha adoptado una política flexible sobre ir a la oficina, incluso para quienes tienen puestos de atención al cliente que, dice, por lo general se hacen mejor en la oficina. Aun así, explica, cuando les das a los empleados la flexibilidad para que se encarguen de sus prioridades, el equipo es un mejor equipo. “Con excepción de las tareas urgentes, sigue siendo bueno dar flexibilidad a las personas. Tienden a trabajar mejor en las tareas creativas porque tienen tiempo para pensar en ellas”.

En general, la paciencia y la tolerancia serán importantes durante la transición y en la adaptación a los cambios, dice Hunter. El cambio puede hacer que las personas se sientan incómodas, y los empleados pueden tener opiniones diferentes sobre temas como las vacunas y el distanciamiento social. Encontrar maneras de comunicarse y respetar a los compañeros de trabajo ayudará a facilitar la transición.


Gwen Moran es una escritora y autora especializada en negocios y finanzas. Su trabajo ha aparecido en muchas de las principales publicaciones de negocios y sitios web, como Entrepreneur, Kiplinger.com, Newsweek.com y The Los Angeles Times Magazine.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.