Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

9 errores en entrevistas de trabajo que debes evitar después de los 50

Si hace tiempo que no has tenido una entrevista, estos consejos pueden ayudar a prepararte.

Mujer mayor en una estrevista de trabajo

GETTY IMAGES

In English | Llega un momento en tu carrera en que, al entrevistarte para un nuevo trabajo, puedes tener la sensación de "ya he estado ahí, ya he hecho esto". Al fin y al cabo, según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) de EE.UU., no es raro que las personas cambien de trabajo más de una docena de veces a lo largo de su carrera. A veces, las entrevistas pueden resultar familiares o incluso superficiales.

Pero hay algunos errores comunes a los que los adultos mayores de 50 años deben prestar atención, afirma la experta y consultora en recursos humanos Diane N. Gallo. Es posible que algunos de los enfoques que solías usar antes no funcionen hoy en día, ya que el proceso de contratación ha cambiado mucho, especialmente desde que empezó la pandemia de la COVID-19. "Muchos de los errores que cometen los solicitantes de empleo están relacionados con la presentación, pero algunos tienen que ver con la tecnología", asegura.

Te presentamos nueve errores comunes que quienes buscan cambiar de empleo a mitad de su carrera profesional cometen en las entrevistas. También te contamos cómo evitarlos.

1. Falta de experiencia en el uso de la tecnología de video

Incluso antes de la pandemia, los reclutadores y gerentes de contratación estaban cambiando a entrevistas en video, especialmente en las primeras rondas de decisiones. A estas alturas, los empresarios esperan que te sientas cómodo con esta tecnología, dice Gallo. Infórmate de qué plataforma va a utilizar el entrevistador (probablemente será Zoom, Microsoft Teams o Google Meet) y haz un par de sesiones de práctica con esa tecnología. Por lo general, podrás descargar la plataforma de manera gratuita y pedirle a un amigo o familiar que haga un simulacro de entrevista contigo. Aprende a encender y apagar el micrófono, y explora algunas de las otras características de la plataforma, como los mensajes de chat y los fondos de video, para que se note que sabes lo que haces, aconseja Gallo.

Mientras estés buscando trabajo, quizás valga la pena que te suscribas a una conexión a internet de alta velocidad, si no la tienes ya. Las entrevistas de trabajo pueden generar suficiente tensión incluso sin fallos de video a causa de una señal de wifi lenta. Si necesitas ayuda económica para pagar el internet de alta velocidad, puedes solicitar el Emergency Broadband Benefit (EBB), un beneficio federal de emergencia para internet de banda ancha. Si necesitas ayuda económica para pagar el internet de alta velocidad, puedes solicitar el Emergency Broadband Benefit (EBB), un beneficio federal de emergencia para internet de banda ancha. 

2. Ignorar el valor de una buena producción en las entrevistas por videoconferencia

Mientras pruebas la plataforma de video, presta atención a tu aspecto en la pantalla, dice Gallo. Hasta cierto punto, planear una buena entrevista por videoconferencia hoy en día significa también saber desenvolverse como productor multimedia. Busca un lugar tranquilo para hacer la entrevista, con una silla cómoda y un fondo agradable y sin demasiado desorden.

Eleva tu laptop para no estar mirando hacia abajo a la cámara y asegúrate de tener una iluminación adecuada para quedar bien en primer plano, añade Gallo. Invertir en un aro de luz económico (los encontrarás en internet por $20 o menos) produce un efecto favorecedor que te da el mejor aspecto ante la cámara, dice.

Presta la misma atención a tu apariencia en una entrevista por videoconferencia que la que prestarías para una entrevista en persona, dice Gallo. Si necesitas un buen corte de pelo, ve a la peluquería. Asegúrate de tener un aspecto limpio y profesional pero no exagerado, y comprueba que tu ropa se vea bien en la pantalla. "Los estampados grandes no suelen quedar bien. Y puede que no pienses en ello, porque quizá sea como te vistes normalmente", dice. Toma tu entrevista por video con la misma seriedad con la que te tomarías una entrevista en persona y prepárate debidamente.

3. Pasar por alto las medidas de seguridad propias de la pandemia

Si tu entrevista es en persona, pregunta qué protocolos por COVID-19 deben seguirse en la oficina, dice Gallo. Averigua si tienes la obligación de usar mascarilla o si hay otras normas y recomendaciones en vigor, y cúmplelas. Muchas oficinas han hecho grandes esfuerzos por adoptar medidas que garanticen la seguridad de los empleados; esta es tu oportunidad de demostrar que sabes trabajar en equipo y prestar atención a los detalles.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


4. No revisar tu currículo y tu perfil de LinkedIn

Asegúrate de repasar los detalles de tu currículo antes de sentarte con el entrevistador, dice Damian Birkel, fundador de Professionals in Transition, una organización sin fines de lucro que ayuda a las personas a encontrar trabajo, y autor de The Job Search Checklist: Everything You Need to Know to Get Back to Work After a Layoff. Si te hacen una pregunta sobre tu currículo, debes estar preparado para responderla de memoria. Y eso puede ser difícil si hace tiempo que no le echas un vistazo o si optaste por personalizar tu currículo para cada trabajo que solicitas (una práctica generalmente recomendable).

Cuando revises tu currículo, asegúrate de que coincide con tu perfil de LinkedIn, agrega Birkel. Los entrevistadores y reclutadores pueden interpretar las discrepancias como señales de alarma.

5. Improvisar

"Muchas veces, la gente piensa que entiende el trabajo o la empresa porque lo ha 'hecho antes'", dice Gallo. "Y, por lo tanto, no se preparan para conocer todos los detalles sobre el puesto en la empresa donde van a tener la entrevista".

Es importante que los aspirantes de más edad demuestren que su presencia ayudará a la empresa a alcanzar los objetivos que se ha fijado para el futuro. Presta atención a cómo ha cambiado el puesto para el que te presentas y cómo podría cambiar en los próximos años. ¿Qué nuevas tecnologías están cambiado la forma de hacer las cosas? ¿Con qué otros equipos vas a trabajar? ¿Cómo afectará tu puesto a otros departamentos y de qué forma puedes aportar valor?

Si vas a la reunión con ideas preconcebidas y sin haber hecho la tarea, podrías estar en desventaja, asegura Gallo.

6. Sentirse incómodo ante un reclutador más joven

Sentarse ante alguien encargado de tomar decisiones y que esa persona sea una o varias décadas más joven que tú puede resultar extraño, pero es una oportunidad para "demostrar a los entrevistadores que puedes trabajar bien con compañeros jóvenes o con un jefe más joven que tú", afirma Thea Kelley, asesora de búsqueda de empleo y entrevistas, y autora del blog "Great Job Sooner" y del libro Get that Job! The Quick and Complete Guide to a Winning Interview. Escucha más de lo que hablas y evita mostrarte condescendiente. "Es importante compartir nuestra experiencia de forma concisa y respetuosa, y en el momento y lugar adecuados", dice.

7. Narrar historias del pasado lejano

Es posible que tengas grandes historias de trabajo de hace quince o veinte años, pero pregúntate si esas anécdotas pueden hacer que parezcas anticuado, dice Gallo. Cuando pienses en las anécdotas que puedes compartir para ilustrar tus puntos fuertes, como tus aptitudes a la hora de resolver problemas, la comunicación o la resolución de conflictos, piensa en ejemplos recientes.

"Los entrevistadores prefieren detalles que sean equiparables a lo que andan buscando ahora", dice Gallo.

8. Olvidar que tus habilidades van más allá de tus trabajos

Si vas a hacer una entrevista para un trabajo que requiere nuevas habilidades, detente un momento y haz un inventario de todas las cosas que realmente haces, sugiere Birkel. Por ejemplo, es posible que en tu trabajo actual no gestiones ningún presupuesto, pero si ayudaste a dirigir una organización sin fines de lucro o formaste parte de un consejo escolar, tienes experiencia a la hora de tomar decisiones de futuro.

Piensa en tus tareas de servicio a la comunidad, en tus voluntariados y en otras responsabilidades que tengas o hayas tenido. ¿Qué habilidades pones en práctica habitualmente? ¿Podrían esas habilidades ser relevantes en el trabajo para el que te vas a entrevistar? Tu experiencia incluye todo que haces, así que durante la entrevista destaca todas las habilidades transferibles que puedas tener, aconseja Birkel.

9. Autodescartarse

Uno de los peores errores a evitar es autodescartarse o darle demasiada importancia a la edad. "Cuando buscan un empleo, muchos aspirantes sobrestiman los efectos de la discriminación por edad. Muchos jefes de contratación valoran la madurez, la estabilidad y el buen juicio de los empleados de más edad", asegura Kelley. Y con la escasez de mano de obra, que según la BLS deja muchos puestos de trabajo sin cubrir, tus conocimientos y experiencia son bienes valiosos, apunta.

Kelley aconseja a los solicitantes de empleo que tomen conciencia de los estereotipos específicos que pueden tener algunos entrevistadores, y que actúen de forma proactiva para desactivarlos. "Para derribar el estereotipo de que los adultos mayores están desconectados de las nuevas tendencias o herramientas, ponte al día leyendo en internet, tomando algún curso, asistiendo a conferencias y exposiciones, reuniéndote para tomar café con algún experto, y más. Y saca a relucir estas actividades en tus entrevistas, según proceda, además de incluirlas en tu currículo, en LinkedIn y en otras redes sociales", aconseja.

Puede que las entrevistas hayan cambiado un poco, pero ciertos elementos siguen siendo universales. Haz la tarea antes de la entrevista, prepárate para mostrar tus habilidades y manda una nota o un correo electrónico de seguimiento, dando las gracias al entrevistador y expresando tu interés por el puesto de trabajo, dice Gallo. Estas buenas prácticas nunca pasarán de moda.

Gwen Moran es una escritora y autora especializada en negocios y finanzas. Su trabajo ha aparecido en muchas de las principales publicaciones de negocios y sitios web, como Entrepreneur, Kiplinger.com, Newsweek.com y The Los Angeles Times Magazine.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.