Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cuatro pasos para lucirte en una videoentrevista de trabajo

Los empleadores recurren a Zoom, Skype y otras tecnologías para seleccionar candidatos a distancia.

Hombre con pantalón de pijama, camisa y saco de corbata frente a una computadora.

GETTY IMAGES

In English | Aunque no puedan reunirse con los candidatos cara a cara en este momento, los empleadores siguen contratando para los puestos que necesitan cubrir, ya sea para teletrabajos que están disponibles actualmente o para puestos de oficina que comenzarán una vez que se levanten las restricciones impuestas debido a la pandemia de coronavirus.

Una tecnología que ayuda a los reclutadores a contratar candidatos son las entrevistas de trabajo por video. En lugar de reunirse con los aspirantes a un puesto de trabajo en persona, en la oficina de la empresa, los empleadores pueden organizar charlas a través de internet para determinar qué tan bien te ajustarías al puesto. Inicialmente considerada como una forma de atraer a trabajadores talentosos que podrían no querer pasar por el proceso completo de entrevistas cuando el nivel de desempleo era bajo, las videoentrevistas se han vuelto más esenciales, ya que las personas practican el distanciamiento físico para evitar la propagación del coronavirus.

“Hace solo un par de meses, era un mercado laboral muy ajustado en el que quienes buscaban empleo estaban al mando y podían ser muy exigentes con las oportunidades que tomaban”, explica Alison Sullivan, experta en tendencias de carrera del portal de búsqueda de empleo Glassdoor, que recientemente lanzó un centro para las empresas que están contratando actualmente. “Eso puso la responsabilidad en los empleadores para encontrar la manera más eficiente de contratar al candidato adecuado que fuera la mejor opción para su empresa y pudiera realmente ayudarlos. Obviamente, ese paisaje se ve muy diferente al de hace un mes”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Ahora que más de 26 millones de personas han presentado nuevas solicitudes de beneficios por desempleo durante el último mes, las videoentrevistas se han convertido en un salvavidas para conectar a los solicitantes de empleo con los puestos que les permitan volver a trabajar. Pero eso no significa que todos los solicitantes —en especial los candidatos de mayor edad— ya se sientan lo suficientemente cómodos como para conseguir un trabajo a través de una videoentrevista.

“Todos estamos acostumbrados a esa interacción personal, a hacer conexiones con un reclutador o una compañía y sentir si podemos imaginarnos físicamente en ese espacio”, dice Sullivan. “Entonces, ¿cómo se puede replicar eso en video cuando estás en tu hogar y no en el ambiente de trabajo? Es una pregunta importante que creo que ambas partes se hacen”.

Seguir estos cuatro pasos puede ayudarte a averiguar cómo dominar la tecnología y conseguir el trabajo que quieras.

Paso 1. Prueba la tecnología de video

Hay muchos tipos diferentes de aplicaciones que se usan para las videoconferencias: Zoom, Webex, Skype, Microsoft Teams, Google Hangouts y GoToMeeting, entre otras. Tan pronto como un empleador programe tu videoentrevista, descarga e instala el software apropiado y aprende cómo funciona. Una forma efectiva de hacerlo es mediante la práctica.

“Llama a amigos y familiares”, recomienda Sullivan. “Tengan una agradable charla mientras beben café... por video. Eso te ayudará a sentirte cómodo con las herramientas que necesitas usar. Y estar cómodo con ese proceso te ayudará a sentirte más relajado cuando llegue el momento de la entrevista real”.

Cuando hables con tus amigos al practicar con la aplicación, pregúntales si pueden oírte y verte bien. Ajusta la configuración de audio y de la cámara de tu computadora de acuerdo con lo que tus amigos te digan que ven de su lado. Un consejo profesional para la iluminación: colocar una lámpara detrás de la pantalla de la computadora es una forma rápida para iluminarte el rostro de manera uniforme. Quieres que los entrevistadores vean tu cara con tanta claridad como sea posible.

Además, presta atención para detectar si tu conexión a internet empieza a funcionar con lentitud. Sí es así, puedes probar estos consejos para mejorar la velocidad de internet.

Paso 2. Prepárate y organiza el fondo.

Aunque los empleadores no te vean cara a cara en persona, sí te ven y basarán su opinión sobre ti, parcialmente, según lo que aparezca en el monitor.

Empieza por tu atuendo. Vístete y prepárate como si fueras a una entrevista de trabajo tradicional, de manera adecuada para la profesión. “¿Llevas puesto algo que parezca profesional aunque estés en tu casa?”, pregunta Sullivan. Evita los colores brillantes y las telas estampadas, porque tienden a desdibujarse en la pantalla.

A continuación, elige dónde pondrás la computadora; presta especial atención a lo que hay detrás de ti. “Piensa en el ángulo de cuando estás en cámara, lo que está a la vista”, recomienda Sullivan. “¿Tienes un fondo agradable y neutral, limpio y que no distraiga?” Quieres que el entrevistador se centre en ti, no en las obras de arte de las paredes.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Paso 3. Reduce las distracciones

Cuando llegue el momento de la entrevista, cierra todos los demás programas que puedas tener abiertos en la computadora y asegúrate de haber silenciado todas las notificaciones que normalmente recibes. Lo único que deberías ver en la pantalla es la ventana de videochat para la entrevista y quizás tu currículo por si necesitas una referencia rápida.

Si tienes niños pequeños, ¿están en otra habitación con bocadillos y algo que hacer para mantenerlos ocupados? Lo mismo es válido para las mascotas. Incontables reuniones por video se ven interrumpidas por perros que ladran.

Paso 4. Mantén la guardia en alto

En la comodidad de tu casa, chateando a través de la pantalla de una computadora, puede ser fácil relajarte y sentirte informal durante la entrevista. Pero no lo olvides: los empleadores tomarán la decisión de contratarte en función, en parte, de esta conversación.

Asegúrate de mantener el contacto visual con el entrevistador en la pantalla y no en lo que pueda estar pasando en otra habitación o por la ventana, donde el reclutador no pueda ver. Sentarte erguido y limitar los ademanes ayuda a mantener la atención en la conversación y las muchas habilidades que puedas aportar al trabajo.

“Todas estas cosas más ópticas de las que no tenías que preocuparte en el proceso normal de búsqueda de empleo son ahora en las que tienes que pensar y asegurarte de haber hecho antes de hacer clic para aceptar esa llamada”, concluye Sullivan.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.