Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cuatro pasos para lucirte en una videoentrevista de trabajo

Los empleadores recurren a Zoom, Skype y otras tecnologías para seleccionar candidatos a distancia.


spinner image Hombre con pantalón de pijama, camisa y saco de corbata frente a una computadora.
GETTY IMAGES

Si crees que las entrevistas de trabajo ya pueden ser lo suficientemente complicadas, prepárate para otro giro. Una tecnología que está ayudando a los reclutadores a contratar candidatos es la entrevista de trabajo en video.

En lugar de reunirse cara a cara con los aspirantes a un puesto de trabajo en la oficina de una empresa, los empleadores pueden configurar chats en línea para determinar qué tan bien podrías encajar en el puesto. Inicialmente consideradas como una forma de atraer a trabajadores talentosos que tal vez no quisieran pasar por el proceso completo de la entrevista cuando el desempleo era bajo, las entrevistas en video se volvieron más esenciales durante los primeros dos años de la pandemia de coronavirus cuando muchas oficinas estaban cerradas.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía del Viernes Negro - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años ($45 facturados en el momento de la compra) y recibe un regalo. Oferta por tiempo limitado.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Si bien muchas personas han regresado a las oficinas para trabajar al menos parte de la semana, las videoentrevistas de trabajo siguen siendo comunes en el proceso de contratación de muchas empresas ahora, especialmente como primera entrevista. Pero el hecho de que las personas tengan más experiencia haciendo videollamadas durante la pandemia no significa que todos los solicitantes, especialmente los candidatos mayores, ya se sientan cómodos con la forma de conseguir un trabajo a través de una entrevista en video.

“Todos estamos acostumbrados a esa interacción personal, a hacer conexiones con un reclutador o una compañía, y realmente sentirnos como, ‘Oh, sí, puedo imaginarme trabajando en este espacio’”, dice Alison Sullivan, experta en tendencias de carrera para el portal de búsqueda de empleo Glassdoor. “Entonces, ¿cómo se puede replicar eso en video cuando todavía estás en tu hogar y no estás en el entorno laboral? Esa es una gran pregunta que creo que ambas partes se hacen”. 

Seguir estos cuatro pasos puede ayudarte a descubrir cómo dominar la tecnología y conseguir el trabajo que deseas.

Paso 1. Prueba la tecnología de video

Hay muchos tipos diferentes de aplicaciones que se usan para las videoconferencias: Zoom, Webex, Skype, Microsoft Teams, Google Hangouts y GoToMeeting, entre otras. Tan pronto como un empleador programe tu videoentrevista, descarga e instala el software apropiado y aprende cómo funciona. Una forma efectiva de hacerlo es mediante la práctica.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía de la Semana Cibernética - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años ($45 facturados en el momento de la compra) y recibe un regalo. Oferta por tiempo limitado.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Llama a amigos y familiares”, recomienda Sullivan. “Tengan una agradable charla mientras beben café... por video. Eso te ayudará a sentirte cómodo con las herramientas que necesitas usar. Y estar cómodo con ese proceso te ayudará a sentirte más relajado cuando llegue el momento de la entrevista real”.

Cuando hables con tus amigos al practicar con la aplicación, pregúntales si pueden oírte y verte bien. Ajusta la configuración de audio y de la cámara de tu computadora de acuerdo con lo que tus amigos te digan que ven de su lado. Un consejo profesional para la iluminación: colocar una lámpara detrás de la pantalla de la computadora es una forma rápida para iluminarte el rostro de manera uniforme. Quieres que los entrevistadores vean tu cara con tanta claridad como sea posible.

Además, presta atención para detectar si tu conexión a internet empieza a funcionar con lentitud. Sí es así, puedes probar estos consejos para mejorar la velocidad de internet.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Paso 2. Prepárate y organiza el fondo.

Aunque los empleadores no te vean cara a cara en persona, sí te ven y basarán su opinión sobre ti, parcialmente, según lo que aparezca en el monitor.

Empieza por tu atuendo. Vístete y prepárate como si fueras a una entrevista de trabajo tradicional, de manera adecuada para la profesión. “¿Llevas puesto algo que parezca profesional aunque estés en tu casa?”, pregunta Sullivan. Evita los colores brillantes y las telas estampadas, porque tienden a desdibujarse en la pantalla.

A continuación, elige dónde pondrás la computadora; presta especial atención a lo que hay detrás de ti. “Piensa en el ángulo de cuando estás en cámara, lo que está a la vista”, recomienda Sullivan. “¿Tienes un fondo agradable y neutral, limpio y que no distraiga?” Quieres que el entrevistador se centre en ti, no en las obras de arte de las paredes.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía de la Semana Cibernética - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años ($45 facturados en el momento de la compra) y recibe un regalo. Oferta por tiempo limitado.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Paso 3. Reduce las distracciones

Cuando llegue el momento de la entrevista, cierra todos los demás programas que puedas tener abiertos en la computadora y asegúrate de haber silenciado todas las notificaciones que normalmente recibes. Lo único que deberías ver en la pantalla es la ventana de videochat para la entrevista y quizás tu currículo por si necesitas una referencia rápida.

Si tienes niños pequeños, ¿están en otra habitación con bocadillos y algo que hacer para mantenerlos ocupados? Lo mismo es válido para las mascotas. Incontables reuniones por video se ven interrumpidas por perros que ladran.

Paso 4. Mantén la guardia en alto

En la comodidad de tu casa, chateando a través de la pantalla de una computadora, puede ser fácil relajarte y sentirte informal durante la entrevista. Pero no lo olvides: los empleadores tomarán la decisión de contratarte en función, en parte, de esta conversación.

Asegúrate de mantener el contacto visual con el entrevistador en la pantalla y no en lo que pueda estar pasando en otra habitación o por la ventana, donde el reclutador no pueda ver. Sentarte erguido y limitar los ademanes ayuda a mantener la atención en la conversación y las muchas habilidades que puedas aportar al trabajo.

“Todas estas cosas más ópticas de las que no tenías que preocuparte en el proceso normal de búsqueda de empleo son ahora en las que tienes que pensar y asegurarte de haber hecho antes de hacer clic para aceptar esa llamada”, concluye Sullivan.

Nota del editor: Este artículo se publicó originalmente el 24 de abril de 2020. Se han eliminado o actualizado algunas referencias a la pandemia de coronavirus por su relevancia para el mercado laboral actual.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía de la Semana Cibernética - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años ($45 facturados en el momento de la compra) y recibe un regalo. Oferta por tiempo limitado.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.