Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Trabajadores sin empleo: Hora de aprender nuevas técnicas de búsqueda de trabajo

Postularse para empleos durante la pandemia incluye entrevistas por video y la actualización del currículo.

Teléfono inteligente al lado de una libreta y un lápiz.

GETTY IMAGES

In English | Si bien R.D. Childers había estado buscando empleo en el sitio web de búsqueda de trabajo Indeed.com y en otros lugares desde que perdió su puesto en abril, no sabía que Indeed tenía un filtro para empleos de “contratación inmediata” hasta que se lo mostró su hijo de 16 años.

Childers, un ingeniero sénior de fabricación de 52 años que vive en Austin, Texas, ha trabajado para empresas que producen de todo, desde chips de computadora hasta válvulas cardíacas. Ahora, al igual que millones de otras personas, necesita encontrar un nuevo empleo debido a la recesión causada por la pandemia del coronavirus. Según el Departamento del Trabajo de EE.UU., casi 1.3 millones de personas presentaron nuevas solicitudes de beneficios por desempleo durante la semana que terminó el 11 de julio. Más de 50 millones de personas han presentado estas solicitudes desde que comenzó la pandemia en marzo.

Intentar mantenerse al día con las herramientas que necesita para encontrar un nuevo empleo en medio de la pandemia es “increíblemente frustrante”, dice Childers.

“Las personas de mi edad o mayores no saben cómo participar en el proceso”, señala. “Tuve que tomar un curso universitario solo para aprender cómo completar un currículo”.

No exagera. Algunos trabajadores mayores que de repente se encuentran de nuevo en el mercado laboral pueden enfrentar un proceso muy distinto a la última vez que doblaron cartas de presentación y currículos, los pusieron en un sobre y los enviaron por correo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


En la actualidad, antes de que un ser humano lea el currículo, este tiene que pasar por el análisis de un sistema de seguimiento de candidatos que usa inteligencia artificial. Las entrevistas se realizan de manera virtual. Un buen perfil en LinkedIn es esencial, y todo se hace por internet.

Los adultos mayores “necesitan actualizar habilidades de búsqueda de empleo que podrían estar en desuso”, dice Roger Forrester, coordinador del programa Back to Work 50+ en Pima Community College en Tucson, Arizona, quien los ayuda a hacerlo.

Esta recesión es distinta para los trabajadores mayores

Además de todo eso, hay mucha competencia.

A diferencia de las recesiones anteriores, cuando por lo general la antigüedad en un empleo representaba protección, ahora las personas mayores de 55 años en Estados Unidos son más propensas a perder el trabajo que sus contrapartes más jóvenes. Según un análisis realizado por el Education Policy Institute, en comparación con un promedio del 15% para todos los trabajadores, la tasa de desempleo de los trabajadores mayores podría alcanzar al 22%.

Esta es la mayor diferencia que ha habido, dice Richard Johnson, director del Programa de Política Jubilatoria del Urban Institute.

Según Johnson, una de las razones es que las personas mayores podrían estar poco dispuestas a regresar de inmediato a la fuerza laboral debido a los riesgos que podrían correr si tienen enfermedades subyacentes. Otros buscan empleos que les permitan trabajar a distancia, lo que reduce más sus opciones.

Solo una cosa es igual: una vez que los adultos mayores salen de la fuerza laboral, por lo general les demora más tiempo volver a ingresar, dice Johnson. Y según descubrió por medio de sus investigaciones, solo uno de cada diez adultos mayores volverá a ganar lo que ganaba.

“Las personas de mi edad o mayores no saben cómo participar en el proceso. Tuve que tomar un curso universitario solo para aprender cómo completar un currículo”.

— R.D. Childers

“Incluso en buenas épocas, es mucho más difícil para los trabajadores mayores encontrar empleo que para los más jóvenes”, afirma Johnson.

No todas las noticias son deprimentes. Los trabajadores mayores poseen mucho de lo que desean los empleadores, según Ramona Schindelheim, de la organización de defensa de derechos WorkingNation (en inglés). Esto incluye experiencia para dirigir al personal, resolver problemas y trabajar en equipo.

Es posible que los candidatos de mayor edad para empleos “ni siquiera se den cuenta del valor de las habilidades que poseen”, dice Schindelheim.

La cuestión es lograr que el gerente de contratación se fije en eso.

“Se trata de cómo ayudarlos a destacar estos aspectos”, dice Beth Hobbs, consejera de orientación profesional del programa Generations@Work (en inglés) en el condado de Arapahoe en Colorado.

Esto significa ponerse al día con habilidades tales como la forma de redactar un currículo, usar LinkedIn para buscar empleo y establecer contactos, y hasta preparar la mejor iluminación para una entrevista en Zoom.

“Hay mucha gente que francamente no ha estado antes en esta situación”, dice Hobbs. “No han buscado empleo en 20 o 30 años”.

Oportunidades para adquirir nuevas habilidades

Algunos han aprovechado la oportunidad para regresar a estudiar y aprender a hacer algo completamente nuevo. Mauricio Oliveira, de 58 años, quien vive en Miami y en abril perdió su trabajo como gerente de logística en una empresa internacional expedidora de carga, se inscribió en Miami Dade College para estudiar diseño gráfico. Este ha sido para él un pasatiempo desde hace mucho y ahora espera convertirlo en su nueva profesión.

“Nunca pensé que regresaría a la universidad”, dice Oliveira. “Pero creo que en la era de internet, el diseño gráfico es una buena idea”.

Kim Coleman, de 55 años, quien anteriormente trabajó como asistente ejecutiva, dice que tal vez también tome cursos para obtener una certificación como mentora personal o defensora de pacientes.

“Es como empezar de cero”, dice.

Sin embargo, estudiar más podría requerir tiempo y dinero, dos cosas que muchos trabajadores mayores no tienen.

“Los empleados en mitad de su carrera profesional y de mayor edad tienen hipotecas, hijos en la universidad, ayudan a sus padres de edad avanzada. No pueden darse el lujo de decir ‘pasaré los próximos dos años aprendiendo esta nueva habilidad’, incluso si es de alta demanda”, dice Maria Heidkamp, directora de New Start Career Network (en inglés), un programa de Rutgers University que ayuda a personas de 45 años o más.

Lo que más necesitan “son las destrezas tecnológicas para postularse para un empleo, porque ahora es por internet y eso puede ser nuevo para ellos”, dice Forrester en Tucson.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Es algo muy nuevo para una ejecutiva de una organización sin fines de lucro y abogada que vive en la zona de Washington D.C. —quien pidió que se omitiera su nombre—, pues ella nunca tuvo que buscar empleo activamente. “Para conseguir empleo, siempre usé mis contactos profesionales”, dice.

Ahora está aprendiendo nuevas maneras de establecer contactos: a través de Zoom y LinkedIn.

“En cierta forma, son las mismas habilidades: cómo hablar, sentirse cómodo y decir las cosas rápido y de manera concisa”, explica. “Pero no me había dado cuenta de que LinkedIn se ha vuelto tan valioso”.

Hal Rogoff, residente de Maryland y también de algo más de 60 años, ha trabajado en campos tan variados como finanzas, administración pública e ingeniería. Pero siempre obtuvo esos empleos “cuando me enteraba de algo por medio de un amigo y entraba en acción de inmediato”.

Dice que buscar empleo ahora “requiere un enfoque distinto. Y no he hecho esto por mucho tiempo”.

Mientras tanto, quienes compiten por los empleos que existen “son muy, pero muy jóvenes”, dice Coleman, en particular en Austin, donde vive. “Salen de la universidad y empiezan a trabajar con habilidades tecnológicas muy nuevas que no tenemos muchos de nosotros de cincuenta y tantos años”.

Para ponerse al día, Coleman tomó un curso sobre estrategias de búsqueda de empleo, que forma parte del programa Digital Skills for Today's Jobs de Austin Community College (en inglés). Según este centro universitario, el 60% de las personas en el curso tienen 50 años o más.

"Tienes que venderte”, dice. “Necesitas detallar tus logros y convertirlos en algo cuantitativo. En tu currículo, debes incluir palabras clave que correspondan con la descripción y demuestren lo cualificado que estás para ese puesto”.

Childers tomó el mismo curso. Ha tenido unas cuantas entrevistas desde abril. Pero su hijo adolescente, que acaba de cumplir 16 años y sabe usar bien las tecnologías digitales, consiguió seis entrevistas en solo una semana.

"Mi hijo”, dice Childers, “me está superando en la búsqueda de empleo”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO