Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 cosas que los hombres desearían que sus médicos les dijeran sobre llegar a los 50 años

Cambios en la salud que tal vez no esperes y qué hacer al respecto.


spinner image Un hombre mayor cubre su cara con una mano
Getty Images

Si acabas de cumplir 50 años, quizá te cueste creer que ya tienes medio siglo a tus espaldas.

Eres mayor, pero también más sabio. Si tienes hijos, probablemente ya estén en la adolescencia o vivan fuera de casa, lo que te da algo más de tiempo para centrarte en tu bienestar. Y eso es exactamente lo que deberías hacer, porque a los 50 es también cuando el envejecimiento empieza a hacer acto de presencia, dicen los expertos.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Cumplir 50 años debería ser "una llamada de atención a los hombres para que se pregunten: 'Vamos a ver, ¿estoy haciendo todo lo correcto?", dice el Dr. Kenneth Koncilja, médico especialista en medicina geriátrica de Cleveland Clinic. "Ahora que tienes 50 años, tienes que centrarte más decisivamente que antes en la prevención y en un estilo de vida saludable".  

Ya conoces muchos de los cambios físicos que se producen con la edad: el pelo encanece, la línea del nacimiento del cabello retrocede, aparecen las arrugas alrededor de los ojos y aumenta la probabilidad de tener hipertensión, enfermedades cardiacas y otros trastornos crónicos. Pero hay otros cambios que quizá no esperes.

Comprender esos cambios, y cómo abordarlos, puede ayudarte a mantener el cuerpo fuerte hasta bien entrados los 60, 70 y 80 años. Aquí, Koncilja y otros expertos comparten algunas cosas no tan conocidas que pueden ocurrir a los 50 años:

1. Los músculos comienzan a encogerse

Los hombres (y las mujeres) pierden en promedio entre un 1 y un 2% de masa muscular cada año después de cumplir los 50, según lo demuestran los estudios.

Puedes culpar de esta pérdida al descenso en la producción de la hormona del crecimiento y a los cambios celulares que se producen en las fibras musculares, dice la Dra. Cathleen Colón-Emeric, jefa de la División de Geriatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke. Algunas investigaciones también han relacionado el bajo nivel de testosterona con la reducción de la masa muscular.

"Las células musculares empiezan a infiltrarse de grasa y ya no funcionan tan bien", dice. "Pero creo que en algunos aspectos es más difícil en los hombres, porque no lo esperan". 

No es solamente una cuestión de vanidad. A medida que envejeces, la pérdida acumulada de músculo puede dificultar la realización de las tareas cotidianas y, a la larga, conducir a una pérdida de independencia.

La solución: Afortunadamente, los estudios demuestran que puedes limitar la pérdida muscular y hasta revertirla con actividad física constante. Lo más importante es asegurarse de incluir actividades de levantamiento de pesas, así como entrenamiento de fuerza o resistencia unas cuantas veces a la semana. "No significa que no puedas generar nuevos músculos o tener buen tono muscular", dice Koncilja. "Solo significa que se requiere más esfuerzo. Realmente tiene que ser intencional".

Incorporar muchas proteínas a tu dieta también es importante. Los estudios indican que la mayoría de los adultos mayores no consumen las suficientes. Intenta ingerir entre 20 y 30 gramos de proteínas en cada comida. Para saber cuántas proteínas necesitas y dónde encontrarlas, lee "¿Por qué los adultos mayores deben consumir más proteína?".

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

2. Tu desempeño en el dormitorio puede verse afectado

Los problemas de desempeño sexual están más a la vista que nunca, gracias a los anuncios de medicamentos y a la publicidad de los famosos, pero muchos hombres siguen sin creer que les pueda ocurrir a ellos. 

De hecho, es frecuente que en la mediana edad empieces a notar que tener erecciones te lleva más tiempo y que son menos firmes. 

Alrededor del 26% de los hombres de 50 años manifiestan cierto grado de insatisfacción con sus erecciones, según una encuesta de la Universidad de Harvard realizada a casi 32,000 hombres. Y los problemas ocurrirán con mayor probabilidad a medida que te hagas mayor.

La solución: Las pastillas recetadas como Viagra, Stendra, Cialis y Levitra son el tratamiento de primera línea para la disfunción eréctil, y son muy eficaces, dice la doctora Karyn Eilber, uróloga del Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles.

Mantener un estilo de vida saludable haciendo ejercicio y eligiendo bien los alimentos también puede ayudar, ya que la hipertensión, la diabetes y el colesterol alto pueden causar problemas vasculares que contribuyen a la disfunción eréctil. Para más información, consulta "10 consejos de educación sexual para mayores de 50 años".

Salud y bienestar

Target Optical

Descuento de un 50% al comprar un par de anteojos adicional y un descuento de $10 en anteojos y lentes de contacto

See more Salud y bienestar offers >

3. Tienes que ir al baño más a menudo

¿Has notado que ya no orinas como antes? Alrededor de los 50 años, a muchos hombres les resulta más difícil iniciar y detener el flujo de orina, el chorro es más débil o se levantan varias veces por la noche para orinar.

En la mayoría de los casos, los problemas urinarios se deben a un trastorno denominado hiperplasia prostática benigna, término técnico que designa el agrandamiento de la próstata. Es un problema que afecta aproximadamente a la mitad de los hombres de entre 51 y 60 años.

La próstata, una pequeña glándula que forma parte del aparato reproductor masculino, aumenta de tamaño con la edad, con lo cual presiona la uretra y debilita la pared de la vejiga. Eso hace que orines más a menudo o que sientas que tienes que orinar, pero no puedes.  

La solución: Reducir el consumo de cafeína y alcohol, ejercitar los músculos del suelo de la pelvis y evitar los líquidos por la noche puede ayudar a aliviar los síntomas urinarios. O consulta a tu médico sobre medicamentos. Algunos relajan los músculos que rodean la próstata para favorecer el flujo de orina; otros reducen el tamaño de la próstata.

También son eficaces los procedimientos mínimamente invasivos que se realizan en el consultorio mediante ultrasonido, láser u otras técnicas, dice Eilber. En los casos más graves, la cirugía para extirpar parte del tejido prostático es la mejor opción. Si quieres más recomendaciones, consulta "6 estrategias para no orinar tanto".

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

4. Puedes notar extraños crecimientos en la piel

Además de las arrugas y las manchas de la edad, a los 50 años puedes empezar a notar bultos carnosos de aspecto extraño en los párpados, las axilas, el cuello u otras zonas de fricción con la propia piel.

Son papilomas cutáneos, y casi dos tercios de los adultos tendrán uno antes de los 60 años, según los Institutos Nacionales de Salud. Su nombre técnico es acrocordones y son más frecuentes en quienes tienen obesidad, diabetes, síndrome metabólico o antecedentes familiares de ellos.

Otros tipos de bultos cutáneos que pueden aparecer después de los 50 son los crecimientos escamosos marrones a veces llamados "percebes" (queratosis seborreica) y los bultos rojos llamados hemangiomas capilares.

La solución: La mayoría de los bultos que aparecen debido al envejecimiento son inofensivos, pero es importante que un dermatólogo los examine para asegurarse de que no sean cáncer de piel, dice el Dr. John Wolf, profesor de Dermatología de la Facultad de Medicina Baylor. Si los papilomas cutáneos y otras neoplasias te molestan, o simplemente no te gusta su aspecto, un dermatólogo puede eliminarlos fácilmente con láser, nitrógeno líquido u otra técnica, dice Wolf. Ten en cuenta que la extirpación se considerará cosmética, de modo que tu seguro no la cubrirá. Lee más sobre "Papilomas cutáneos: qué son y cuándo debes eliminarlos".

5. Tal vez te encuentres diciendo "¿Qué?"

Cincuenta años puede parecer demasiado joven para tener pérdida de audición, pero los investigadores (en inglés) de la Universidad John Hopkins han descubierto que un tercio de los hombres de más de 40 años sufren pérdida de audición, y el problema empeora con la edad.

La pérdida de audición puede deberse a la exposición al ruido durante toda la vida, así como a cambios relacionados con la edad en el oído medio y en las vías nerviosas que van del oído al cerebro. También se sabe que algunos problemas de salud y determinados medicamentos dañan la audición.

Tal vez los hombres de 50 años no se den cuenta de que su audición ha empeorado, o quizá piensen que es un problema menor y que pueden sobrellevarlo. Pero ignorar la pérdida de audición puede tener graves consecuencias, afirma Colón-Emeric.

Un estudio (en inglés) que hizo el seguimiento de 639 adultos durante casi 12 años descubrió que la pérdida de audición leve duplicaba el riesgo de demencia.

La solución: Aunque no hayas notado problemas de audición, deberías someterte a una prueba de audición después de los 50 años, dicen los expertos. Si tienes pérdida de audición, corregirla con audífonos reducirá el riesgo de caídas, deterioro cognitivo, depresión y aislamiento social.

Los audífonos más modernos son más pequeños, elegantes y eficaces que los voluminosos que usaba tu abuelo, y las versiones de venta libre recientemente aprobadas significan que las personas con pérdida de audición de leve a moderada pueden conseguir un par sin gastarse miles de dólares. Infórmate sobre "Cómo comprar audífonos de venta libre".

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.