Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Los 5 problemas de la piel más comunes después de los 70 años

Según un estudio, 3 de cada 4 necesitan tratamiento para al menos un padecimiento.

Dermatólogo examina la piel de una mujer

KALI9/GETTY IMAGES

In English | Si tienes arrugas, no necesitas que te digan que la piel, la capa protectora exterior del cuerpo, es susceptible a los efectos del envejecimiento. Sin embargo, para los adultos mayores, los cambios intrínsecos y extrínsecos en la piel la hacen más propensa a las enfermedades. De hecho, un reciente estudio reveló que el 75.7% de los adultos de 70 años o más tienen al menos un problema de la piel —y el 39.1% tienen al menos tres al mismo tiempo— que necesita tratamiento en casa (43%) o de un médico (57%).

Publicado en el Journal of the American Geriatrics Society (JAGS), el estudio (en inglés) categorizó la prevalencia y los tipos de padecimientos de la piel en 552 adultos, de 70 a 93 años, de la población general de Finlandia. Los investigadores recomiendan exámenes de la piel de todo el cuerpo para “revelar síntomas cutáneos ocultos y garantizar el diagnóstico a tiempo y el tratamiento adecuado”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Debido a que la mayoría de los participantes del estudio tenían la piel clara, es posible que los resultados no reflejen las conclusiones que se obtendrían de la población de adultos mayores en Estados Unidos, la cual cuenta con más diversidad racial y étnica. El estudio también señaló las diferencias en cuanto a la prevalencia de las enfermedades de la piel entre los sexos. El estudio incluyó 346 mujeres y 206 hombres. Los hombres tenían porcentajes más altos de infecciones de la piel por hongos y las mujeres tenían más tumores benignos.

La buena noticia es que los cinco problemas más comunes que afectan a las personas de 70 años o más no necesariamente requieren atención médica.

Queratosis seborreica

BSIP VIA GETTY IMAGES

1. Queratosis seborreica (78%)

La queratosis seborreica es un problema común de la piel no canceroso que produce crecimientos parecidos a las verrugas, los cuales a menudo aparecen en la cara, el pecho, los hombros o la espalda. Por lo general, los crecimientos están ligeramente elevados de la superficie de la piel y son de color marrón ceroso, negro o marrón claro. No es necesario su tratamiento, pero si la queratosis seborreica causa irritación, el médico te la puede quitar. Además, consulta a tu médico si notas cambios sospechosos en tu piel, como llagas o crecimientos que se agranden rápidamente, sangren y no sanen. Estos podrían ser signos de cáncer de piel, según Mayo Clinic.

Lentigo senil

BSIP VIA GETTY IMAGES

2. Lentigo senil (69%)

Los adultos mayores, las personas de piel clara y quienes han pasado mucho tiempo en el sol son más propensos a los lentigos seniles, mejor conocidos como manchas de la edad. Son manchas planas de color marrón claro, marrón o negro que suelen aparecer en la cara, las manos, los hombros y los brazos. Sin embargo, es importante que tu médico distinga las manchas de la edad de otros problemas, como el lentigo maligno, un tipo de cáncer de piel. Las manchas de la edad no son peligrosas y no necesitan tratamiento. En algunos casos, se pueden quitar o se puede disminuir su apariencia con cremas con receta y procedimientos, según Mayo Clinic.

Angiomas cereza

WHITEMAY/GETTY IMAGES

3. Angiomas cereza (63%)

Los angiomas cereza son crecimientos en la piel no cancerosos formados por vasos sanguíneos que les dan un aspecto rojizo. También se los conoce como angiomas seniles o manchas Campbell de Morgan y son crecimientos en la piel bastante comunes que varían en tamaño, desde una cabeza de alfiler hasta media pulgada de diámetro, y por lo general aparecen después de los 30 años. Algunos angiomas cereza son lisos y no sobresalen de la piel, mientras que otros están ligeramente elevados. Pueden sangrar si se rascan, se frotan o se cortan. Consulta a tu médico si notas cualquier cambio en su apariencia, según el Mount Sinai Health System.

Nevus melanocítico

SUTTHIWAT SRIKHRUEADAM/GETTY IMAGES

4. Nevus melanocítico (50%)

Los nevus melanocíticos, también conocidos como lunares, son pequeñas manchas pigmentadas en la piel que suelen aparecer durante la niñez o la adolescencia. El número de lunares varía según la persona, de unos cuantos a cientos. Por lo general, tienen bordes definidos y un color uniforme. Pueden oscurecer o aumentar de tamaño durante la adolescencia o el embarazo. La mayoría de los lunares no son peligrosos, pero pueden, en raras ocasiones, volverse cancerosos. Así que es importante monitorearlos —y consultar a un dermatólogo— si aumentan de tamaño repentinamente, sus bordes se vuelven irregulares, oscurecen o se inflaman, cambian de color de manera irregular, comienzan a sangrar, se agrietan, causan comezón o se vuelven dolorosos, según la Facultad de Medicina de Harvard.

Tiña del pie

BURAK KARADEMIR/GETTY IMAGES

5. Tiña del pie (48%)

La tiña del pie, o el pie de atleta, es una infección en los pies producida por hongos llamados dermatofitos que se desarrollan en ambientes cálidos y húmedos. Los síntomas incluyen comezón en los pies; grietas, ampollas o descamación entre los dedos; o enrojecimiento y descamación en las plantas de los pies. La infección también puede propagarse a las uñas de los pies y volverlas gruesas y de color amarillo turbio. (Se identificó onicomicosis, u hongos en las uñas, en el 29.9% de los adultos mayores). Puede tomar meses para que el pie de atleta responda al tratamiento y una vez que te expongas, es fácil que los hongos vuelvan. Se recomiendan medicamentos antimicóticos sin receta. Si esos no funcionan, consulta a tu médico. Las personas que tienen diabetes contraen infecciones de la piel con facilidad, así que deben consultar a su médico en cuanto algo inusual aparezca en sus pies, según la Facultad de Medicina de Harvard.

Otros problemas de la piel

El estudio identificó una variedad de otros problemas de la piel en los adultos mayores, entre ellos la queratosis actínica (identificada en el 23% de los adultos mayores). Esta enfermedad de la piel se caracteriza por un parche áspero y escamoso en la piel que aparece lentamente en la cara, los labios, las orejas, el dorso de las manos, los antebrazos, el cuero cabelludo y el cuello como resultado de años de exponerse al sol. Con el tiempo, las manchas o parches pueden endurecer y formar una superficie similar a una verruga, y un pequeño porcentaje puede convertirse en cáncer de piel, según Mayo Clinic. También se identificó eczema asteatótico, o piel muy seca, en el 20.8% de los adultos mayores. Era más común entre las mujeres. Y el estudio reveló que el 25.6% de los adultos tenían rosácea, un problema que causa enrojecimiento y vasos sanguíneos visibles en la cara. Es más común entre las mujeres de piel clara. Este problema de la piel puede confundirse con el acné, otros problemas de la piel o la rubicundez natural. Su causa se desconoce, pero puede deberse a una combinación de factores hereditarios y ambientales, según Mayo Clinic.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.