Skip to content
 

La FDA les da luz verde a los audífonos de venta libre más asequibles

Las personas en Estados Unidos con pérdida auditiva leve a moderada ahora pueden comprar audífonos menos costosos sin un examen médico o ajuste.

Una mujer pone su mano detras de la oreja para escuchar mejor

BLEND IMAGES - JGI/JAMIE GRILL / GETTY IMAGES

In English

La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó una regla muy esperada el 16 de agosto que dará a millones de personas en el país una solución más asequible y conveniente para su pérdida auditiva: los audífonos de venta libre.

Se espera que los nuevos dispositivos —diseñados para personas con pérdida auditiva leve a moderada— transformen el mercado de los audífonos. Se venderán en tiendas y en línea sin un examen médico, receta o ajuste especial realizado por un audiólogo.

Los audífonos aprobados podrían estar disponibles para mediados de octubre, según la FDA.  


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


AARP luchó por la ley bipartidista, escrita por el senador Chuck Grassley (republicano por Iowa) y la senadora Elizabeth Warren (demócrata por Massachusetts), que exigía que la FDA emitiera estas reglamentaciones. 

“Permitir que las personas con pérdida auditiva leve a moderada tengan acceso a audífonos asequibles es un paso importante para asegurar su salud y calidad de vida”, dijo Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo y Compromiso de AARP. “Para muchas personas en Estados Unidos, el alto costo de los audífonos recetados los pone fuera de su alcance, lo que aumenta el riesgo de aislamiento, depresión y otros problemas de salud. La regla de hoy podría ayudar a millones”. 

Alrededor del 15% de todos los adultos en Estados Unidos —37.5 millones de personas— reportan problemas auditivos, y el porcentaje aumenta con la edad. Aproximadamente un tercio de los adultos de 65 a 74 años, y la mitad de los mayores de 75 años, tienen pérdida auditiva.

Sin embargo, alrededor del 80% de las personas que se beneficiarían de los audífonos no los usan, según los Institutos Nacionales de la Salud.

Aunque algunas personas se niegan a aceptar su situación o se avergüenzan de usar audífonos, el mayor obstáculo para muchas es el alto precio. Los audífonos tradicionales recetados a través de un audiólogo cuestan entre $1,000 y $6,000 por par; la mayoría de las aseguradoras privadas y Medicare tradicional no cubren el costo.

La FDA calcula que el cambio les ahorrará a los consumidores en promedio alrededor de $2,800 por par.  

Portada del libro de AARP Hearing loss for dummies

AARP/GETTY IMAGES

Hearing Loss for Dummies

Los autores Frank Lin y Nicholas Reed en la Facultad de Medicina de Johns Hopkins describen los pasos para la salud auditiva, incluidos nuevos consejos sobre los audífonos de venta libre recién lanzados (enlace en inglés).

Hasta ahora, solo se podía obtener un audífono a través de un audiólogo o un especialista en salud auditiva, y el costo de los dispositivos a menudo se combinaba con el precio del servicio brindado por el especialista para ajustar y programar el equipo, incluidas las visitas de seguimiento.

“Esta es una gran noticia para los adultos mayores y toda persona que tenga dificultad para escuchar”, dice Andrew Scholnick, representante legislativo sénior de AARP. “AARP ha luchado durante años para que las tecnologías de los audífonos sean más asequibles y accesibles. Ahora, con la creación de los audífonos de venta libre, más personas tienen la oportunidad de escuchar mejor y seguir llevando vidas activas e interesantes”.

Bajo la nueva regla, las personas con pérdida auditiva leve a moderada pueden comprar audífonos sin necesidad de pasar por un intermediario, evaluar su propia audición y ajustar la configuración del dispositivo ellas mismas, probablemente mediante un programa en línea o una aplicación móvil.

“Una razón por la que las personas no obtienen audífonos es el acceso a la atención médica: no tienen acceso a un audiólogo o no saben cómo ingresar al sistema”, dice Barbara Kelley, directora ejecutiva de la Hearing Loss Association of America, un grupo de defensa de derechos del consumidor. “Desde nuestro punto de vista, esto proporciona otro punto de partida para los consumidores... y nos entusiasma mucho”.

Con el lanzamiento de las opciones de venta libre, Kelley espera que algunos audiólogos comiencen a cobrar cargos a la carta por los servicios que ofrecen, como ayudarte a elegir y pedir audífonos recetados o ajustar uno que ya tienes para maximizar su eficacia.

“Es posible que puedas ir con un dispositivo de venta libre y obtener ayuda con él”, dice Kelley.

Los expertos dicen que los audífonos de venta libre también deberían reducir los precios al alterar el mercado general de los audífonos, que ha sido controlado por cinco fabricantes principales.

Además de dominar la manufactura de la industria, esas cinco compañías poseen miles de clínicas de audiología, así como compañías de mercadeo, empresas de cabildeo y subsidiarias que administran las reclamaciones de seguro médico relacionadas con la audición, dice Nicholas Reed, audiólogo, investigador e instructor en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins University en Baltimore.

Reed dice que la nueva regla probablemente facilite la entrada de otras empresas al mercado y la competencia, lo que reducirá los precios y estimulará la innovación.

“Abre el mercado, cambia el acceso y reduce el costo”, dice Reed. “Honestamente, incluso podemos ver cambios sorprendentes en la tecnología, porque ahora tienes un enlace directo entre el consumidor y el fabricante. Es posible que veas grandes cambios relacionados con el aspecto de un audífono”.

¿Quién puede usar audífonos de venta libre?

Los audífonos de venta libre no son para todos. Están diseñados específicamente para los adultos que han percibido “pérdida auditiva leve a moderada”, incluso si no se han hecho una prueba de audición.

Según el National Institute on Deafness and Other Communication Disorders, estos son algunos signos de que tu pérdida auditiva puede ser leve a moderada:

  • Si escuchas como si los sonidos estuvieran ahogados
  • Si tienes problemas para oír cuando estás en un grupo, en un área ruidosa o al teléfono, o cuando no puedes ver quién está hablando
  • Si tienes que pedirle a los demás que hablen más despacio o más claro, que hablen más alto o que repitan lo que dijeron
  • Si subes el volumen más alto de lo que otras personas prefieren cuando ves televisión, escuchas la radio o música

Si tienes problemas para escuchar sonidos fuertes, como los electrodomésticos ruidosos o un camión ruidoso en la calle, si te cuesta escuchar conversaciones en entornos tranquilos o si tu pérdida auditiva es solo en un oído, la pérdida auditiva se considera más significativa que lo que pueden ayudar los audífonos de venta libre, dicen los expertos.

Si ese es el caso, debes trabajar con un audiólogo o especialista en instrumentos auditivos para encontrar un audífono que funcione para ti.

Nota: debes consultar con un médico rápidamente si sientes pérdida auditiva repentina, dolor o molestia en el oído, mareos graves con pérdida auditiva o tinnitus (zumbido) en un solo oído. Esos pueden ser signos de que necesitas tratamiento médico.

Debido a que el esfuerzo de permitir los dispositivos ha estado en curso durante años, algunos fabricantes de audífonos tienen audífonos de venta libre listos para vender.

Las compañías de electrónica también podrían entrar al mercado. Los dispositivos etiquetados como productos personales de amplificación de sonido, o PSAP, probablemente ahora se ofrezcan como audífonos, dice Reed. Según él, su investigación ha descubierto que algunos PSAP son excelentes productos para mejorar la audición, mientras que “muchos de ellos son pésimos y pueden empeorar la audición”.

Cualquier dispositivo que la FDA apruebe como audífonos tendrá que cumplir con estándares regulatorios estrictos, agrega Reed, para que los consumidores sepan que están recibiendo un producto de calidad.

Reed espera que los audífonos de venta libre cuesten entre $250 y $1,000 o más por un par; todavía son costosos, pero mucho menos que el promedio actual de aproximadamente $4,600 por un par ordenado a través de un audiólogo.

Las reglas de la FDA establecen límites en los niveles de ruido, la frecuencia, la distorsión y la profundidad de inserción de los audífonos de venta libre, y exigen que incluyan información de seguridad en sus etiquetas.

Si te interesa comprar audífonos, busca uno con una buena política de devolución, una garantía prolongada y una aplicación robusta para teléfonos inteligentes, dice Scholnick.

La audición está relacionada con la salud

Kelley, de la Hearing Loss Association, dice que espera que la disponibilidad de audífonos de venta libre reduzca el estigma relacionado con el uso de audífonos y haga que más personas en Estados Unidos los prueben.

Algunas pueden comenzar con audífonos de venta libre y luego obtener una tecnología recetada más costosa con la ayuda de un audiólogo si su pérdida auditiva avanza, dice Kelley.

Las investigaciones demuestran que la capacidad de escuchar está estrechamente relacionada con la salud general. La pérdida auditiva sin tratar se asocia a problemas de equilibrio, caídas, aislamiento social, soledad, enfermedades cardiovasculares, diabetes y deterioro cognitivo.

“Cuando la comunicación se altera, eso altera las relaciones humanas”, dice Kelley. “Si podemos lograr que las personas tomen este paso lo más pronto posible, que presten atención a su salud auditiva, eso es algo bueno”. 

Michelle Crouch es una escritora colaboradora que ha cubierto temas de salud y finanzas personales para algunas de las principales publicaciones para consumidores del país. Su trabajo se publicó en Reader's Digest, Real Simple, Prevention, The Washington Post y The New York Times.