Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

La importancia del "porqué" en los planes para adelgazar

Según la ciencia, todo está en la mente y la motivación es muy importante.

Madre e hija hacen ejercicio juntas bajando una escalera

SARAH CASILLAS/GETTY IMAGES

In English | Las investigaciones indican que no hay una única y mejor manera de bajar de peso. Algunas personas pierden libras mediante el conteo de calorías mientras que a otras les va bien cuando pasan a una dieta baja en carbohidratos, a la dieta paleo o a un régimen vegetariano.

Un metanálisis de distintos programas para adelgazar (en inglés) publicado en la revista Journal of the American Medical Association, por ejemplo, halló que no hay un programa que sea sustancialmente mejor que otros. En vez, el éxito estuvo relacionado con el nivel de motivación que tenían las personas para mantenerse en el programa elegido.

"La mayoría de las personas saben cómo perder peso: hay que comer menos o cambiar la alimentación y quemar más calorías”, dice Sofia Rydin-Gray, directora de salud conductual en el Duke Diet and Fitness Center en Durham, Carolina del Norte. "Pero como somos seres humanos, no es tan simple. Hay variables psicológicas. Tenemos sentimientos, pensamientos y creencias autolimitantes que hacen que sea más difícil. Y ahí es donde entra en juego la motivación”.

Los investigadores de la obesidad han estado trabajando mucho para identificar los factores que ayudan a algunas personas a mantenerse firmes en su deseo de bajar de peso, mientras que otras se rinden. El National Weight Control Registry, un registro que lista más de 10,000 personas de todo el país que bajaron al menos 30 libras y se mantuvieron en el nuevo peso más de un año, ofrece algunas pistas, dice Graham Thomas, coinvestigador del registro y profesor adjunto de Psiquiatría en la Facultad de Medicina Brown Albert.

Thomas observa que son muy pocas las personas del registro que dijeron que la motivación para adelgazar fue verse mejor. Por el contrario, los motivos tienden a ser más profundos; muchos dijeron que estuvieron motivados por cuestiones específicas de salud.

A continuación te ofrecemos algunas estrategias fundamentadas por la ciencia que te ayudarán a identificar y mantener tus metas de adelgazamiento cuando inicies tu propia travesía hacia una mejor alimentación y un estado más saludable.

Identifica tu "porqué"

Cuanto mayor sea la conexión entre tu pérdida de peso y tus valores, mayor será el éxito que probablemente tengas, dice Gary D. Foster, un psicólogo clínico que se desempeña como director científico en WW (conocido antes como Weight Watchers). Él recomienda analizar en profundidad el motivo por el que quieres adelgazar. "Cuanto más específica sea la respuesta, tanto mejor", dice. Agrega que, por ejemplo, "si la respuesta es que quieres ser más saludable, pregúntate por qué quieres ser más saludable". Si la respuesta es que deseas verte mejor, Foster sugiere que profundices un poco más. ¿Te sentirás más cómodo en situaciones sociales? ¿Aumentará tu confianza? "Lo que se busca es llegar a ese valor fundamental que puede servir como el ancla motivacional".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Sé realista

Fijar metas imposibles de lograr puede llevar a una sensación de frustración que tal vez te haga desistir. En un estudio (en inglés) de mujeres inscritas en un centro para adelgazar, por ejemplo, quienes fijaron las metas de pérdida de peso más ambiciosas fueron también quienes tuvieron más probabilidad de abandonar. Una o dos libras por semana es una meta razonable para la mayoría, dicen los expertos. Foster también recomienda ser realista sobre la dieta, porque si te fijas demasiadas restricciones terminarás consintiéndote en exceso. “Es muy común que las personas digan cosas como ‘voy a dejar de comer helado’. Eso dura unas horas, o unos días si tienen suerte", dice Foster. "Eso no es la vida real". En su lugar, permítete disfrutar de tus comidas favoritas con moderación: tal vez te recompenses con un pequeño tazón de helado si has tenido una buena semana.

Establece metas intermedias

Las investigaciones demuestran que es más probable que se logre un objetivo cuando se descompone en una serie de pasos manejables. El aumento de confianza que experimentas cada vez que logras una meta intermedia te ayudará a mantener la motivación. David Creel, un psicólogo de Cleveland Clinic, recomienda fijar las metas pequeñas en torno a conductas que puedes controlar. De modo que en vez de enfocarte en bajar una cierta cantidad de libras por semana, considera metas como “no voy a comer después de las 7 p.m.”, “voy a salir a caminar cinco días a la semana” o “voy a comer cinco porciones de frutas y verduras todos los días".

Plan para imprevistos

La mayoría de las personas en el National Weight Control Registry sufrieron algunas caídas antes de lograr el éxito a largo plazo. Trata de recordar que todo el mundo tiene deslices. Las investigaciones indican que lo importante es no atormentarse demasiado por eso. "Si te dices a ti mismo ‘soy un fracaso, nunca voy a poder bajar de peso’, vas a rendirte y entonces comerás para sentirte mejor”, dice Rydin-Gray. En cambio, piensa en lo que sucedió y de qué manera puedes aprender de la situación, y luego haz algo deliberado inmediatamente para retomar el rumbo.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.