Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Guía para vivir más saludable, feliz y por mucho tiempo Skip to content
 

Tu guía para una vida más sana, feliz y prolongada

Empieza bien el año con estos 99 consejos de salud imprescindibles.

Gráfico de 99 formas de agregar salud a tu vida

ISTOCK/ILUSTRACIÓN DE ZARA PICKEN

In English |  ¡Feliz Año Nuevo! Si estás preparado para hacer algunos cambios positivos para la salud en el 2019, considera esta como tu máxima lista de control para los buenos propósitos. Agrega este artículo a los marcadores de tu navegador, y revísalo cada tres meses para acordarte, inspirarte o solo para ver cómo te va. Considéralo como nuestro regalo de Año Nuevo para ti: una vida más prolongada, sana y feliz.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


PREPÁRATE

1-4. Establece valores iniciales que cuenten

¿Tu médico y tú controlan estas cifras importantes?

  • Presión arterial. La presión arterial alta es más común de lo que piensas: en un estudio con casi 1,300 personas sanas de entre 55 y 65 años, se descubrió que su riesgo futuro de hipertensión arterial era del 90%. 
  • Relación entre cintura y estatura. Para prolongar tu vida, mantén a raya la peligrosa grasa abdominal. Los investigadores recomiendan que la circunferencia de la cintura sea menos de la mitad de tu estatura.
  • Proteína C-reactiva. La proteína C-reactiva es un indicador de la inflamación; en un estudio del 2016, se encontraron niveles más bajos de esta proteína en las personas que "envejecieron bien", y las concentraciones menores estaban asociadas con vidas más prolongadas. Un nivel de proteína C-reactiva menor de 2.0 mg/L se considera como de bajo riesgo. Pregúntale al médico si eres candidato para esta prueba.
  • A1c. La predicción de un estudio publicado en la revista European Heart Journal es que una mujer de 55 años que no fume, tenga elevados la presión arterial y el colesterol, y tenga un nivel de hemoglobina A1c de 6 (elevado) no llegará a los 75 años. Si permites que esa A1c (una prueba de tu nivel de azúcar en la sangre) sea mayor de 8, tu esperanza de vida será de menos de 73 años.

5. Actualiza tu seguro

Según un análisis del 2017, el riesgo de morir de los adultos con seguro era un 37% menor, y la salud de las personas próximas a la tercera edad con seguro se deterioraba más despacio. Consulta el Centro de Recursos de Medicare, de AARP, para asegurarte de que estás recibiendo todos los beneficios, en aarp.org/health/medicare-insurance (en inglés).

6. Visita al dentista

Consultar a un dentista dos o más veces al año podría reducir tu riesgo de muerte por todas las causas en entre un 30% y un 50%, según un estudio de la revista Journal of Aging Research.

7. Límpiate los dientes con hilo dental

Según ese mismo estudio, quienes no usaban hilo dental para limpiarse los dientes tenían un riesgo de muerte un 30% mayor que quienes lo hacían a diario. La mala higiene bucal se ha vinculado a niveles de inflamación relacionados con la proteína C-reactiva elevada.

8-12. Programa estos cinco exámenes de detección

13-18. Revisa estas seis cosas en el espejo

  • Ojos: un color amarillento podría indicar problemas del hígado, como la hepatitis.
  • Párpados: los párpados caídos podrían indicar una parálisis facial o, peor, un derrame cerebral.
  • Labios: los labios partidos o secos podrían indicar una carencia de vitamina B.
  • Dientes: el desgaste causado por la acidez crónica puede hacer que los dientes sean más estrechos o cortos.
  • Lengua: tener la lengua blanca podría indicar una candidiasis bucal (común entre quienes usan dentaduras postizas). Una lengua negra y de aspecto velloso (¡uf!) sugiere una infección. Llama al médico.
  • Toda la cara: la presencia de zonas resecas o manchas en la piel, o lunares que cambian de aspecto, podría indicar un cáncer de piel.
Carita feliz con antifaz para dormir

ILUSTRACIÓN DE ZARA PICKEN

En un estudio del 2018 de la University of Pennsylvania se descubrió que el efecto de la falta de sueño sobre el organismo imita el proceso de envejecimiento a nivel celular, donde podría causar deterioro cognitivo y problemas de memoria. Por otra parte, según un estudio de la revista Frontiers in Aging Neuroscience, existe una asociación entre los patrones uniformes de sueño de los adultos mayores y la longevidad. Dale prioridad a tu rutina de sueño y dedica tiempo para dormir.

20. No duermas demasiado

En otro estudio, se determinó que quienes dormían más de 10 horas por noche tenían un riesgo de morir prematuramente un 30% mayor.

21. Tómate un selfi

Y guárdalo en tu celular. Si ves algo inusual en el espejo, tómate otra foto y luego muéstraselas al médico.

PREOCÚPATE POR PEQUEÑECES (EN EL CUERPO)

22-27. Entiende estos seis términos científicos para envejecer bien

  • Telómeros: son los extremos cerrados de las hebras cromosómicas que se acortan con la edad y los daños celulares. Los mariscos ricos en omega-3 y las verduras de hoja verde que contienen mucho folato ayudan a mantener la longitud de los telómeros.
  • Proceso inflamatorio debido a la edad: es una inflamación crónica y leve asociada al envejecimiento. La inflamación está vinculada a prácticamente todos los problemas de salud principales, desde las enfermedades del corazón hasta la diabetes de tipo 2 y el cáncer. Consume grasas saludables, como las nueces y el aceite de oliva, para reducir la inflamación.
  • Microflora: cuando las bacterias en el tubo digestivo no están saludables, pueden promover la inflamación y el aumento de peso. Los estudios realizados con personas centenarias (que tienen 100 años o más) demuestran que tener una microflora intestinal saludable es un indicador clave de la longevidad. Los niveles altos de fibra dietética fomentan la buena salud de los intestinos.
  • Inmunosenescencia: es un debilitamiento del sistema inmunitario relacionado con la edad que se ha vinculado a la inflamación crónica y al proceso inflamatorio debido a la edad. Refuérzate el sistema inmunitario consumiendo frutas y verduras repletas de vitaminas.
  • Sarcopenia: es una pérdida de masa muscular, relacionada con la edad. Según un estudio del 2018 de la revista Aging and Disease, mantener la masa muscular a medida que envejecemos nos ayuda a reducir el riesgo de enfermedades y también podría combatir la inflamación crónica. Tu meta: mantenerte fuerte con ejercicios de resistencia y proteínas magras.
  • Osteopenia: es una pérdida de la densidad ósea que no es lo suficientemente grave para considerarse como osteoporosis. La baja densidad ósea equivale a un mayor riesgo de fracturas. El entrenamiento con ejercicios de resistencia y el calcio te ayudan a desarrollar huesos más densos.

28. Aumenta tu “ventaja de envejecimiento”

La actividad física habitual puede retrasar el proceso de envejecimiento y prevenir enfermedades. En un estudio del 2017 en la revista Preventive Medicine, se comparó la longitud de los telómeros en adultos sedentarios y activos, y se descubrió que quienes hacen ejercicio tienen nueve años de “ventaja de envejecimiento”.

29. Si ya haces ejercicio, sigue haciéndolo

Personas de 80 años o más que siguen haciendo ejercicio tienen una menor tasa de mortalidad que quienes dejan de hacerlo, según un estudio del 2016 en la revista Journal of Sport and Health Science.

30. Haz algo

Lo que sea. En un estudio con 334,000 europeos, se descubrió que quienes más se beneficiaron del ejercicio —quienes pasaron de ser inactivos a moderadamente inactivos— redujeron su riesgo de muerte entre un 16% y un 30%. Como ves, hasta un poco de actividad te ayuda mucho.

31-33. Mide tu vitalidad física

  • Prueba de levantarte: siéntate en el piso y luego levántate. Si puedes levantarte sin ayudarte con las manos, los muebles o la pared, y sin ayuda de otros, estás bien. Para mejorar, haz ejercicios funcionales como el senderismo en lomas.
  • Fuerza de prensión: puedes comprar un dinamómetro de mano, un dispositivo que mide la fuerza de prensión o agarre, por $30 o menos. Los resultados de la prueba se sopesan basado en la edad y el sexo, para que puedas ver cómo te comparas con personas similares. Si tienes mucha menos fuerza que los demás o si te das cuenta de que te está resultando más difícil abrir frascos, habla con el médico sobre un programa de ejercicios de fortalecimiento. 
  • Flexibilidad: siéntate al borde de una silla y estira una de las piernas. Con ambas manos, trata de alcanzar los dedos de la pierna extendida. La meta es tener un espacio menor de cuatro pulgadas entre los dedos de las manos y de los pies. Para mejorar, toma un curso de yoga.

34. Únete a un equipo

Según un análisis de datos recopilados de 1.2 millones de adultos, los deportes en equipo ofrecían los mayores beneficios de salud mental provenientes del ejercicio (aunque todos los tipos de actividades son favorables).

35. Haz sentadillas y zancadas

Fortalecen la parte inferior del cuerpo, un indicador principal del funcionamiento físico en adultos mayores. 

36. Practica el equilibrio

En un estudio, mujeres de 60 años o más que participaron en un programa de ejercicios de equilibrio por 12 semanas lograron mejorar la fuerza, el equilibrio y el vigor.

37-41. Disfruta estos cinco posibles beneficios del entrenamiento de intervalos de alta intensidad

Puedes hacer entrenamiento de intervalos de alta intensidad hasta con un programa de caminatas; solo intercala ráfagas cortas de caminar rápido con períodos más largos de caminar a tu ritmo habitual. Ayudarás a: 

  • Reducir la inflamación.
  • Mejorar la presión arterial y el funcionamiento del corazón.
  • Retrasar el envejecimiento y aumentar la longitud de los telómeros.
  • Mejorar la respuesta a la insulina y la salud metabólica.
  • Disminuir el riesgo de muchas enfermedades, entre ellas algunos tipos de cáncer.

42. Cuídate la espalda

Fortalece el torso y la espalda a medida que envejeces con ejercicios estilo plancha. En un estudio con 4,400 personas de 70 años o más se determinó que evitar el dolor de espalda crónico puede aumentar la esperanza de vida un 13%.

43. Haz ejercicios lentos y constantes

El taichí se conoce por sus beneficios para la mente y el cuerpo, pero en un estudio de cinco años con aproximadamente 61,000 hombres chinos de entre 40 y 74 años se descubrió que esta antigua disciplina también podría fomentar la longevidad.

COME BIEN

44. Alimenta los músculos

Según un estudio de mujeres de entre 65 y 70 años, una alimentación diaria de más de 25 gramos de fibra, en la que la tercera parte de las calorías provenían de grasas saludables (de pescado, nueces y aceite de oliva), ayudó a mejorar la “fuerza dinámica y asombrosa”.

Gráfico de un hombre listo para jugar tenis

ILUSTRACIÓN DE ZARA PICKEN

Los ejercicios con soporte de peso retrasan la disminución de la masa ósea y pueden evitar las fracturas. Por eso, trata de levantar pesas, caminar, trotar, subir escaleras, jugar al tenis y bailar.

46. Consume fibra y esquiva la muerte

En un estudio del 2018 se descubrió que, en promedio, por cada 10 gramos de fibra en 1,000 calorías consumidos a diario, los participantes tuvieron un beneficio de envejecimiento de 5.4 años.

47. Come frutas y verduras...

Según un análisis de 95 estudios en el 2017, aproximadamente 5.6 millones de muertes prematuras a nivel mundial en el 2013 pueden atribuirse a que las personas comían menos de 800 gramos de frutas y verduras a diario, o unas 10 porciones.

48.  ...y nueces y semillas...

En un estudio del 2017 se descubrió que quienes obtenían solo un 5% de sus calorías diarias de nueces y semillas tenían un año y medio menos de envejecimiento celular.

49.  ...o tal vez come de manera un poco más saludable

En un estudio del 2017 de la revista New England Journal of Medicine realizado entre unas 74,000 personas, se determinó que quienes realizaron y mantuvieron incluso pequeñas mejoras en la alimentación durante 12 años tuvieron un menor riesgo de muerte, algunos de hasta un 17% menos.

50. Disminuye las calorías

En un estudio del 2018, quienes disminuyeron las calorías diarias un 15% y mantuvieron ese nivel durante dos años perdieron 17 libras y tuvieron una reducción notable del estrés oxidativo en el cuerpo, lo cual sugiere un envejecimiento más lento y saludable.

51-55. Reduce estos cinco alimentos que causan inflamación

  • Azúcar
  • Harina refinada
  • Alimentos fritos
  • Ácidos grasos omega-6 (de alimentos fritos en aceite de maíz y aceites vegetales) y grasas saturadas
  • Edulcorantes artificiales

56. Toma leche

En un estudio en la revista Cell Reports se reveló que la vitamina D3 ayuda a suprimir una “patología molecular del envejecimiento”. Los investigadores sospechan que esta podría ser la razón por la que la carencia de vitamina D está vinculada a tantas enfermedades relacionadas con la edad, como el cáncer, Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

57. Pide el guacamole

En un análisis de 129 estudios relacionados con el aguacate, publicados previamente, se encontró que comer esta fruta (y hacerlo a menudo) podría prevenir el síndrome metabólico y la grasa abdominal.

58. Promueve la salud con lentejas

En un estudio entre personas mayores japonesas, australianas, griegas y suecas, se descubrió que las legumbres eran el único alimento que reducía el riesgo de muerte —entre un 7% y un 8% por cada 20 gramos consumidos a diario (una taza de frijoles cocinados contiene aproximadamente 85 gramos)—. 

Gráfico de un día de picnic

ILUSTRACIÓN DE ZARA PICKEN

Lo has oído antes, pero es solo porque los resultados de investigaciones han demostrado repetidas veces, por décadas, que una dieta al estilo mediterráneo rica en verduras, frutas, pescado y aceites saludables está vinculada a la salud del corazón, el cerebro y los telómeros. Esto lleva a una vida más prolongada.

60. Reduce la carne y agrega frijoles

Muchas de las personas centenarias que participaron en un estudio de BlueZones.com (en inglés) solo comían carne aproximadamente una vez por semana. Quienes tenían tendencia a vivir por más tiempo basaban su dieta en frijoles. 

61. Saca tiempo para el té

En varios estudios, un aumento en el consumo de té se ha vinculado a menores niveles de inflamación, a pérdida de peso y a un menor riesgo de padecer cáncer. Se ha demostrado que el té verde es más beneficioso que el negro.

MANEJA TU EQUIPO

62. Haz una fiesta

Y valora la oportunidad de pasar tiempo con tu tribu. Según un análisis publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, las relaciones sociales sólidas tuvieron efectos fisiológicos positivos, como menos inflamación, mientras que el aislamiento tuvo un efecto negativo hasta más severo que la diabetes sobre la presión arterial de los participantes.

63. Despídete de algunas amistades

En un estudio se descubrió que quienes tienen relaciones cercanas positivas podrían correr un menor riesgo de padecer enfermedades del corazón que quienes están involucrados en relaciones negativas. 

64. Cuida de ti mismo

Los adultos mayores que cuidaban a seres queridos y pasaban por períodos habituales de “tensión del cuidador” tenían un riesgo de muerte un 63% mayor que los no cuidadores, según un estudio de la revista JAMA. Si tienes la responsabilidad primordial de velar por las necesidades de un padre, madre o cónyuge, asegúrate de cuidar también de ti mismo.

65. Pon en práctica en las redes sociales todos estos consejos sobre relaciones

En una encuesta del 2017 del Pew Research Center, se descubrió que más de la tercera parte de las personas de 65 años o más en Estados Unidos usan ahora las redes sociales. Esto significa que es probable que hayas descubierto lo tóxico que puede ser. Piensa en reducir tu exposición y usar las redes solo para mantenerte al tanto de lo que hace tu familia.

Gráfico de un pastel, agradece a tu pareja

ILUSTRACIÓN DE ZARA PICKEN

El matrimonio se ha vinculado a una mejor salud y una vida más prolongada por varias razones; una de ellas es que ustedes han durado todos estos años juntos.

67. Saca tiempo para el romance entre las sábanas

Según un estudio del 2017, la intimidad sexual entre las parejas está asociada a los telómeros más largos. 

CONTROLA TU ENTORNO

68. Usa todo el potencial de tu teléfono inteligente...

Tu teléfono tiene el poder de mantenerte conectado y también de ser un centro de datos para la salud. Los datos de salud provenientes de pacientes —información de tu teléfono o de dispositivos que se llevan puestos— pueden usarse ahora para personalizar la atención médica. Pregúntale al médico qué tipo de datos o aplicaciones podrían ser útiles.

69. ...pero no en tu automóvil

En un estudio de Wayne State University, se descubrió que los conductores mayores eran mucho peores que los conductores más jóvenes si enviaban mensajes de texto mientras conducían. Durante una prueba, casi un 40% de los participantes de entre 25 y 34 años se salieron de su carril mientras enviaban mensajes. Entre las personas de 45 a 59 años, un 100% lo hicieron. 

70. Mientras hablamos de este tema, cuidado con ese giro a la izquierda

Presta más atención cuando vires a la izquierda: más de la mitad de todos los accidentes mortales entre dos vehículos con conductores de 70 años o más sucedieron en intersecciones, en particular cuando hubo de por medio un giro a la izquierda, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras. 

71. Lávate las manos

Y evita a personas que tengan un resfriado. El virus es serio para los adultos mayores.

72. No dejes de ponerte la vacuna contra la gripe

Según un nuevo estudio de cinco años, las vacunas anuales contra la gripe fueron igual de eficaces entre los adultos mayores como entre todos los demás. Así que no tienes excusa.

73. Ten cuidado con los delincuentes

Según el informe del 2018 del National Center for Victims of Crime, la tasa de delitos contra personas de 65 años o más se redujo entre 1995 y el 2015, pero los adultos mayores todavía corren un alto riesgo de ser víctimas de delitos violentos. (El riesgo que corren las mujeres es más del doble que el de los hombres). El 44% de las víctimas de delitos violentos en el 2015 conocían a su atacante.

ACEPTA LOS RETOS

74. Pregúntate: ¿Reacciono bien frente al estrés?

Si no es así, es el momento de reconsiderar tu enfoque. Los resultados de investigaciones demuestran una fuerte conexión entre el estrés crónico, la inflamación crónica y las enfermedades relacionadas con el estrés.

75. Encuentra apoyo económico

En una encuesta mundial del 2017 con 31,240 personas, se descubrió que a más del 60% de los trabajadores de 50 años o más con problemas de finanzas les gustaría jubilarse lo más pronto posible, pero la mitad esperan estar trabajando pasados los 70 años. Si este es tu caso, date cuenta de que no eres el único, y encuentra una manera de canalizar tu estrés. Si tu problema son las deudas crónicas, tal vez te convenga averiguar sobre un grupo de apoyo financiero, como Debtors Anonymous. Para quienes necesitan planificación financiera pero no pueden pagarla, la Financial Planners Association ofrece asesoramiento financiero gratuito en muchos de sus capítulos; consulta onefpa.org (en inglés).

Gráfico de no tomar alcohol

ILUSTRACIÓN DE ZARA PICKEN

Según un estudio del 2018 sobre las caídas entre adultos mayores, los mayores factores predisponentes fueron fracturas anteriores, alto índice de masa corporal, caídas durante el último año y tomar bloqueantes alfa y beta. En un análisis de las caídas por las escaleras, se descubrió que quienes estaban embriagados sufrían más lesiones de cabeza y cuello.

77-82. Ten cuidado con estos seis síntomas adicionales de estrés económico

En la misma encuesta mundial del 2017, también se descubrió que los empleados con problemas de finanzas son dos veces más propensos a tener mala salud que aquellos sin preocupaciones monetarias. Estas son seis señales de que tus tribulaciones económicas podrían estar causándote problemas de salud: 

  • Tienes síntomas físicos como dolor de espalda, problemas digestivos, migrañas y ansiedad.
  • Faltas más al trabajo y sientes menos compromiso con tu empleo.
  • Los problemas de salud existentes se te están empeorando.
  • Te automedicas más con alcohol y drogas.
  • Te cuesta más trabajo dejar de fumar.
  • Tus relaciones con tus seres queridos se han deteriorado.

83. No te aferres a una ocupación moribunda

Dedicarse a algo nuevo se ha convertido en lo normal. En un informe de AARP, unas dos terceras partes de los empleados de 51 años o más que cambiaron de empleo terminaron dedicándose a algo completamente distinto. Esto podría parecer estresante hasta que lo hagas y descubras que tienes una carrera nueva y apasionante. 

84. No hagas caso omiso de ese pequeño dolor

Según un estudio del 2015, más de la mitad de quienes padecieron un paro cardíaco repentino habían pasado por alto las señales de advertencia. Por otra parte, los resultados de estudios demostraron que cuando los pacientes con cáncer descuidaban los síntomas, a menudo era porque estaban ocupados, o porque no querían armar un lío ni hacerle perder tiempo al médico. 

PROTÉGETE

85. Siéntate en la parte trasera

Según Boeing, la mayoría de las muertes relacionadas con aerolíneas entre el 2008 y el 2017 ocurrieron durante las maniobras de aproximación final y aterrizaje. Y en dos análisis de la historia de los desastres aéreos —uno realizado por la revista Popular Mechanics en el 2007 y el otro por la revista Time en el 2015— se concluyó que las tasas de supervivencia son más altas en el tercio posterior de un avión.

86. Ponte el chaleco salvavidas

Los Guardacostas de EE.UU. calculan que más del 80% de quienes murieron en accidentes de bote se habrían salvado si hubieran estado usando un chaleco salvavidas. ¿Y si se vuelca tu bote? Quédate con el bote —es el objeto de mayor tamaño que los rescatadores pueden ubicar— y, si puedes, súbete encima.

87. Calma a ese perro

Si un perro feroz viene en tu dirección, la Humane Society tiene estas sugerencias:

  • Quédate inmóvil, con las manos al costado del cuerpo, y evita mirar al perro a los ojos.
  • Si el perro pierde interés en ti, retrocede despacio hasta que se vaya.
  • Si el perro te ataca, dale de comer tu chaqueta, cartera, bicicleta o cualquier otra cosa que puedas colocar entre el animal y tú.
  • Si te caes o te derriba al piso, acurrúcate con las manos sobre las orejas y no te muevas. Intenta no gritar ni darte vueltas.

88. No te pierdas

Si te desorientas en un bosque, el Servicio Forestal de EE.UU. sugiere el siguiente plan.

  • Detente: mantén la calma y quédate en ese lugar.
  • Piensa: ¿Cómo llegaste al lugar donde estás?
  • Observa: ¿Todavía estás en un sendero? ¿Qué puntos de referencia deberías poder ver?
  • Planifica: si no estás seguro o está anocheciendo, quédate en ese lugar.

Además de agua, ¿cuál es una de las mejores cosas que debes llevar para una caminata? Un silbato.

89. Piensa como si fueras joven

En un estudio con casi 6,500 participantes de 52 años o más, se descubrió que quienes se sentían más jóvenes que su edad tenían una tasa de mortalidad del 14.3%, mientras que los que se sentían mayores tenían una tasa del 24.6%.

EJERCITA EL CEREBRO 

90. Define lo que te motiva

Los resultados de investigaciones demostraron que las personas con un propósito en la vida viven más que sus contrapartes.

91. Levanta la mano...

Personas mayores de 50 años que hicieron trabajo voluntario durante por lo menos 200 horas en los últimos 12 meses tuvieron beneficios de salud mental, pero también fueron menos propensas a padecer hipertensión arterial, según un estudio de Carnegie Mellon University.

92. ...pero solo si de verdad quieres hacerlo

Hacer trabajo voluntario a desgana no es saludable. En un estudio de Boston College, se descubrió que personas de 50 años o más que sentían un compromiso “bajo o mediano” con su trabajo dijeron tener un menor bienestar que quienes no sentían ningún compromiso.

93. Encuentra tu puente

Un nuevo empleo a tiempo parcial o de “puente” en la jubilación —ya sea dentro o fuera de tu campo de trabajo— se ha asociado a menos enfermedades graves y limitaciones físicas, al igual que a mejor salud mental.

94. Sumérgete en el bosque

Los japoneses lo llaman shinrin-yoku, un “baño de bosque”, o asimilar el mundo natural por medio de los sentidos. Este tipo de terapia de la naturaleza puede aliviar el estrés y mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario. Pero no necesariamente necesitas un bosque; incluso un parque local puede ayudarte.

95.  Pon a prueba a menudo tus mejores habilidades

Quienes logran tener un “estado de fluidez” con su talento (un enfrascamiento total en el que el tiempo desaparece y ninguna voz crítica interfiere) sienten mayor felicidad a largo plazo que quienes no lo logran. Esto además predice un alto desempeño: según un estudio, los atletas ganadores sentían más este estado de fluidez que los perdedores.

Gráfico de lista de cosas por hacer

ILUSTRACIÓN DE ZARA PICKEN

En un estudio se demostró que tener una lista de cosas que quieres lograr antes de morir no es solo para darse gustos. Puede facilitar la planificación para la etapa final de la vida, ya que todos, incluso tus familiares y médicos, tendrán la misma información sobre las prioridades de tu vida.

97. Pasa tiempo con niños

Cuando los adultos mayores comparten experiencias y conocimientos con los jóvenes, obtienen satisfacción emocional y se sienten realizados, según un informe del Stanford Center for Longevity.

98. Comienza a usar tu tarjeta de la biblioteca

En un estudio realizado entre 3,635 adultos mayores, se descubrió que quienes leían libros vivían 23 meses más y tenían un riesgo de muerte un 20% menor que los no lectores. La lectura los ayudaba sin importar su sexo, nivel educativo ni estado de salud.

99. Reza por una vida más prolongada

Un estudio publicado en el 2016 siguió a 74,534 mujeres durante 20 años; quienes asistieron a servicios religiosos más de una vez por semana tuvieron una tasa de mortalidad un 33% menor que las que no fueron a la iglesia. 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.