Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Alivio fiscal en seguro de salud

En la actualidad, debe haber más empleados asegurados.

In English | Craig Larsen, dueño de una firma de planificación financiera en St. Charles, Illinois, está contemplando lo que hasta ahora era un incentivo inaudito para un nuevo empleado: el seguro de salud.

Según la nueva reforma del sistema de salud, las pequeñas empresas ahora tienen derecho a recibir un crédito tributario por proporcionar dicha cobertura a sus empleados, con retroactividad hasta el principio del año.

"Estoy deseoso de recibir este crédito", dice Larsen. "No es una cantidad enorme, pero es una ayuda".

Si bien los empleados de grandes empresas esperan tener un seguro médico entre sus beneficios laborales, es raro que lo reciban quienes trabajan para pequeños negocios y tiendas. Sin embargo, las empresas de menos de 100 empleados dan trabajo a alrededor de 43 millones de estadounidenses.

Este nuevo incentivo fiscal puede ser una buena noticia para quienes trabajan en dichas empresas y no están asegurados todavía. Aunque es demasiado pronto para hacer predicciones, el crédito también podría dar gran impulso, tanto a las pequeñas empresas que apenas empiezan, como a las que llevan tiempo establecidas; y, suponiendo que las primas no van a subir de manera exhorbitante, puede ser un incentivo para atraer y retener a los empleados con más facilidad.

Créditos tributarios disponibles actualmente

Este crédito tributario es una de las primeras disposiciones de la reforma del sistema de salud que se convierten en realidad. Tiene por objeto alentar a las pequeñas empresas a ofrecer dicho seguro por primera vez o mantener la cobertura que ya tienen.

La cantidad del crédito que puede recibir el empleador es proporcional. El crédito máximo lo reciben las pequeñas empresas (con 10 empleados o menos, contratados por el equivalente a tiempo completo), que paguen promedios salariales anuales de $25.000 o menos.

El crédito no está disponible, en lo absoluto, para empresas que tengan 25 o más empleados de tiempo completo, o que paguen promedios salariales anuales de $50.000 o más.

¿Cuáles son las reglas?

Al igual que con cualquier otro reglamento del Servicio de Impuestos Internos (IRS), hay requisitos. El crédito se aplica a las empresas que contribuyan, por lo menos, la mitad de la prima de los empleados este año. No se aplica a las empresas que simplemente ofrezcan el seguro pero no paguen ninguna porción de la prima.

Para los años fiscales del 2010 al 2013, el crédito máximo equivale al 35% de las primas que pagan las empresas pequeñas con derecho a este beneficio. Las organizaciones exentas de impuestos sólo pueden recibir un crédito del 25%.

Debido a que las reglas se basan, en parte, en el número de empleados por tiempo completo (en vez del número total de empledados), las empresas que contratan a personal por tiempo parcial, quizás puedan beneficiarse aunque tengan más de 25 empleados.

Cómo se solicita el crédito en la declaración de impuestos del 2010

Las empresas pequeñas con derecho a recibir este crédito pueden solicitarlo en la declaración del 2010 que presentan en el año 2011. Las organizaciones exentas de impuestos recibirán información adicional del IRS sobre cómo obtener el crédito. El IRS, diligente como siempre, ya ha enviado cartas a unos cuatro millones de empresas, simplemente, para notificarles de este beneficio.

Los créditos han sido concebidos principalmente para empresas con trabajadores que reciben un salario medio o bajo. Por ejemplo, si una persona recibe un salario anual de $25.000 y su empleador paga $6.000 anuales en primas. El crédito que recibirá el empleador será de $2.100, lo que reduce el costo neto del seguro a $3.900. Si el empleado gana $45.000 y la prima es la misma, el crédito correspondiente será de tan sólo $400.

El éxito de este crédito para alentar a los empresarios a proporcionar seguro médico dependerá, en gran parte, de cuánto suban las primas.

Si, a medida que se eleva el costo de la atención médica, las aseguradoras hacen que los empleadores cubran el incremento en el costo de sus operaciones, el mayor gasto puede contrarrestar el incentivo del crédito. Se debe tener en mente que la ley de reforma del sistema de salud no hizo nada por controlar directamente el costo de dicho seguro.

El beneficio aumentará

Si bien estos créditos tributarios son incentivos para que las pequeñas empresas paguen el seguro médico, los principales beneficios de la reforma legislativa no entrarán en vigor hasta el 2014. A partir de ese año, no sólo ascenderá al 50% el crédito que recibe el pequeño empresario, sino que dichas empresas y sus empleados tendrán nuevas opciones de cobertura mediante los intercambios estatales programados para esa fecha.

Dichos intercambios ofrecerán pólizas a los trabajadores independientes o los que trabajen para empresas que no ofrezcan cobertura. Las empresas con menos de 100 empleados también podrán comprar seguro para sus empleados mediante un intercambio.

Se espera que los intercambios generen pólizas de menor costo para un mayor sector de la población, aunque no hay nada en la ley que exija una reducción en las primas. Tampoco hay ninguna garantía de que las pólizas individuales sean menos caras que las que existen en la actualidad, si los intercambios no resultan ser populares, pero

se supone que estos intercambios atraerán a mayor número de gente (sana) con lo que se reducirá el costo total.

Las pólizas que se ofrezcan en el intercambio exigirán una serie de prestaciones en cuatro categorías diferentes, desde pólizas con alta cantidad de deducible, a otras que cubran el 90% del costo total. Habrá subvenciones para personas con ingreso por debajo de cierto nivel.

De momento, el cambio representará una gran carga para la burocracia gubernamental. Tendrán que escribir los reglamentos para la cobertura empresarial, decidir cómo administrar las diversas disposiciones y créditos tributarios, y supervisar el cumplimiento de las aseguradoras. Y, hasta una fecha futura, aunque reciban el crédito tributario, las pequeñas empresas tendrán que buscar por su cuenta pólizas para sus empleados que puedan costear.

John F. Wasik es el autor de His Audacity of Help: Obama’s Economic Plan and the Remarking of America, y escribe sobre temas de atención médica para revistas, sitios de internet y periódicos.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO