Skip to content
 

Nuevas encuestas: Los médicos se sienten derrotados por la demencia

Los pacientes necesitan recibir mejor información sobre esta enfermedad, que afecta a más de seis millones de personas en Estados Unidos.

Estetoscopio sobre un documento

PETER DAZELEY, GETTY IMAGES

Solo un tercio de los médicos que respondieron la encuesta indicaron que confiaban en las opciones de tratamiento actuales para la demencia.

In English |  Los médicos que suelen ver pacientes mayores de 50 años se sienten pesimistas por su capacidad para diagnosticar y tratar la demencia, y dicen que no esperan que emerjan tratamientos eficaces pronto.  

En una nueva encuesta en línea a 500 médicos, realizada por AARP y FleishmanHillard Global Intelligence, se refleja un panorama de los profesionales médicos que se sienten limitados por su incapacidad para curar (e incluso para reconocer con certeza) una enfermedad terminal que afecta a casi 6 millones de personas en Estados Unidos. Aproximadamente la mitad de los encuestados (49%) indicaron que, hoy en día, la demencia es un diagnóstico desalentador y que prefieren esperar que los pacientes toquen el tema en lugar de hacerlo ellos mismos (47%).

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Solo un tercio de los encuestados dijeron que confiaban en las opciones de tratamiento actuales y aproximadamente dos tercios (62%) indicaron que la falta de herramientas diagnósticas es el mayor impedimento para un tratamiento eficaz. No tienen mucha esperanza en un remedio rápido para su frustración; solo el 10% se mostraron demasiado o muy optimista de que emerjan tratamientos eficaces en los próximos cinco años.

Si bien los médicos principalmente consideran que es importante hablar con los pacientes sobre su salud cognitiva, aceptan que tienen poco que ofrecer. A pesar de que piensan que se deben tener conversaciones anuales sobre la función intelectual, dos tercios (67%) indicaron que carecen de herramientas para tener estas conversaciones y crear planes para ayudar a los pacientes a mejorar la salud del cerebro.

En una encuesta separada para adultos, realizada por AARP Research, se mostró que el público necesita más información sobre la demencia y la salud del cerebro. Aproximadamente la mitad cree erróneamente que hay tratamientos para detener la evolución de la enfermedad de Alzheimer y dos tercios indicaron que el Alzheimer se puede diagnosticar con una sola prueba. De hecho, las pruebas implican un proceso complejo de varias etapas.

La mayoría de los encuestados (59%) piensan que el Alzheimer es una enfermedad mental, y tres cuartos (75%) piensan que la pérdida de la memoria es un aspecto normal y natural del envejecimiento. Aunque es normal que los adultos mayores se olviden de algún nombre o alguna fecha, este tipo de información se suele recordar más tarde; sin embargo, no es normal olvidarse de dónde uno vive. 

“Hay tantos mitos e ideas erróneas sobre el cerebro que envejece. Esto es aún más cierto cuando se habla de la demencia”, afirma Sarah Lock, vicepresidenta sénior de política de AARP y directora ejecutiva del Global Council on Brain Health (Consejo Mundial sobre la Salud Cerebral). “A pesar de que casi todo el mundo sabe que la demencia es un problema grave para las familias, nuestra investigación muestra que tanto los profesionales médicos como los consumidores necesitan más información y preparación para enfrentar mejor el problema”.

Con pocas herramientas educativas, diagnósticas o curativas a su disposición, los médicos suelen eludir las oportunidades para evaluar la demencia en los pacientes. La mayoría de las personas que respondieron la encuesta de AARP Research (63%) dijeron que nunca se les ha preguntado sobre su capacidad intelectual en un examen de rutina.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.