Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Medicamentos que pueden provocarle síntomas de depresión

Revise la lista de fármacos y sus efectos.

In English | Los doctores saben, desde hace tiempo, que muchos medicamentos pueden causar decaimiento anímico o incluso depresión. También saben que, a medida que envejecemos, los cambios químicos que se producen en nuestro organismo generan un mayor riesgo de sufrir este efecto secundario. No obstante, son pocos los que revisan la lista de medicamentos cuando sus pacientes manifiestan síntomas reveladores de un estado depresivo: falta de energía, apatía, decaimiento, fatiga excesiva, alteraciones del apetito, trastornos del sueño, tristeza y desesperanza. Como resultado, con frecuencia agregan un nuevo medicamento a los que causan dichos síntomas, por ejemplo, un antidepresivo que, a su vez, puede provocar otros efectos secundarios.

Mujer de espaldas

Gerard Fritz/GettyImage

La causa de la depresión podría ser los medicamentos que toma.

Si se siente deprimido,la causa podría ser uno de los medicamentos que está tomando. A continuación, conozca los principales medicamentos que pueden causar depresión. Si sospecha de que los síntomas de su depresión están relacionados con un medicamento recetado, coméntele al médico de inmediato. Es importante que no lo suspenda sin consultar con el profesional.

1. Betabloqueantes

Por qué se prescriben: Los betabloqueantes se prescriben para tratar la hipertensión (presión arterial alta). Ejemplos: atenolol (Tenormin), carvedilol (Coreg), metoprolol, propranolol (Inderal), sotalol (Betapace), timolol (Timoptic) y algunos otros fármacos cuyos nombres químicos terminan en “-olol”. Estos fármacos desaceleran el ritmo cardíaco y reducen la presión arterial bloqueando el efecto de la hormona adrenalina. Los betabloqueantes también se usan para tratar la angina de pecho y otros problemas de salud, como las migrañas, los temblores, las arritmias y, como gotas oculares, ciertas clases de glaucoma.

Cómo pueden causar depresión: Si bien los científicos no saben con exactitud cómo los betabloqueantes pueden causar depresión, los tres efectos adversos que se manifiestan más comúnmente como consecuencia de su uso son la fatiga, la disfunción sexual y la depresión.

Alternativas: Para las personas mayores, los bloqueantes de los canales de calcio en base a la benzodiacepina, otro tipo de medicamento antihipertensivo, son por lo general más seguros y efectivos que los betabloqueantes.

2. Anticonvulsivos

Por qué se prescriben: Los anticonvulsivos, que durante mucho tiempo se han usado para tratar las convulsiones, se utilizan cada vez más para tratar otros problemas médicos, como el dolor neuropático, el trastorno bipolar, los trastornos del estado de ánimo y la manía. Ejemplos: carbamazepina (Tegretol), gabapentina (Neurontin), lamotrigina (Lamictal), pregabalina (Lyrica) y topiramato (Topamax).

Cómo pueden causar depresión: Se cree que los anticonvulsivos tienen un efecto sobre los neurotransmisores, cuya función es actuar como mensajeros químicos en el cerebro. Por ejemplo, al bloquear el flujo de señales provenientes del sistema nervioso central pueden limitar la propagación de la convulsión, en lugar de elevar su umbral. Todos los depresores del sistema nervioso central, como los anticonvulsivos, pueden causar depresión.

Alternativas: Para las convulsiones, la fenitoína (Dilantin), que eleva el umbral de la convulsión; para el dolor neuropático crónico, la venlafaxina (Effexor), que tiene un efecto sobre  los dos neurotransmisores, la serotonina y la norepinefrina, a los que se les atribuye la función de regular el dolor.

3. Hipnóticos benzodiacepínicos

Por qué se prescriben: Estos medicamentos, también conocidos como tranquilizantes benzodiacepínicos, se prescriben para tratar la ansiedad y el insomnio, y relajar los músculos. Ejemplos: alprazolam (Xanax), diazepam (Valium), estazolam (ProSom), flurazepam (Dalmane), lorazepam (Ativan), temazepam (Restoril) y triazolam (Halcion).

Cómo pueden causar depresión: Las benzodiacepinas son depresores del sistema nervioso central. Si no se metabolizan totalmente en el hígado, pueden acumularse en el organismo hasta alcanzar niveles tóxicos. El “efecto resaca” resultante puede manifestarse como una depresión. Las personas mayores son más proclives a experimentar estos efectos residuales, ya que su hígado puede carecer de la enzima necesaria para metabolizar estos fármacos.

Alternativas: Haga todo lo que pueda para dormir bien en forma natural: Acuéstese y levántese todos los días a la misma hora, deje de ingerir alimentos dos horas antes de acostarse, practique alguna técnica de relajación durante 30 minutos antes de irse a dormir, etc. También puede probar tomando melatonina, un suplemento en la dieta que ayuda a regular el ciclo sueño-vigilia.

4. Medicamentos para tratar el mal de Parkinson

Por qué se prescriben: Una forma de tratar los síntomas de la enfermedad de Parkinson (en inglés) es utilizando medicamentos que ajusten los niveles de dopamina (un neurotransmisor) en el cerebro, ya que los síntomas motores relacionados con  la enfermedad son causados por la muerte de las células dopaminérgicas (responsables de producir dopamina) en una región en la mitad del cerebro.

Por ejemplo, la levodopa, el medicamento que más se prescribe para tratar el Parkinson, se convierte en dopamina al ingresar en el cerebro; se  combina con carbidopa (con los nombres comerciales de Atamet, Sinemet y Stalevo), que ayuda a evitar su descomposición antes de que llegue al cerebro y haga efecto.

Otro tratamiento se basa en el uso de agonistas de la dopamina, como el pramipexol (Mirapex) y el ropinirol (Requip), que actúan simulando los receptores de la dopamina en el cerebro y, de esta manera, imitando la actividad de la dopamina.

Cómo pueden causar depresión: La dopamina es uno de los tres neurotransmisores básicos  que se han asociado con la depresión (los otros son la serotonina y la norepinefrina). Los investigadores creen que la exposición prolongada a altos niveles de dopamina puede causar depresión.

Alternativas: Al menos un 25 % de los pacientes a los que se les diagnostica Parkinson, en realidad, no lo padecen. Es muy importante, por lo tanto, asegurarse de que usted no esté entrelos pacientes mal diagnosticados. A las personas mayores que presentan temblores sustanciales —temblores involuntarios en las manos, extremidades u otras partes del cuerpo— muchas veces se les diagnostica Parkinson erróneamente. También existe un Parkinson inducido por medicamentos, que se revierte al interrumpir la medicación lo más pronto posible. (Por ejemplo, los pacientes mayores pueden presentar parkinsonismo cuando se les prescriben fármacos antipsicóticos, tales como Haldol, Mellaril, Stelazine y Thorazine). La mejor forma de comprobar la existencia de la enfermedad de Parkinson es a través de un examen neurológico sistémico. Y si usted necesita tomar levodopa, la dosis puede reducirse con el uso de un inhibidor de catecol-O-metiltransferasa (COMT), un tipo de fármaco relativamente nuevo que impide que una enzima del organismo metabolice la levodopa antes de que llegue esta al cerebro.

5. Corticoesteroides

Por qué se prescriben: Los corticoesteroides se utilizan para tratar la inflamación de los vasos sanguíneos y los músculos, así como también la artritis reumatoide(en inglés), el lupus, el síndrome de Sjögren y la gota. Ejemplos: cortisona, metilprednisolona, prednisona y triamcinolona.

Cómo pueden causar depresión: Según la investigación, los corticoesteroides reducen los niveles de serotonina en el organismo, y se sabe que el descenso de los niveles de serotonina puede causar depresión y otros trastornos psiquiátricos. La interrupción del tratamiento con corticoesteroides también puede causar depresión.

Alternativas: El acetaminofeno (Tylenol), la aspirina, el tramadol (Ultram) o, si la situación lo exige, un opioide leve, como la hidrocodona/acetaminofeno (Vicodin). A medida que envejecemos, gran parte del dolor articular vinculado con la artritis no es por causa de  la inflamación (que puede tratarse con corticoesteroides), sino por la inmovilidad de la articulación que fue dañada tras haber sufrido procesos inflamatorios durante años.

6. Medicamentos que alteran las hormonas

Por qué se prescriben: Los fármacos que alteran las hormonas se usan para tratar diversos problemas de salud. Por ejemplo, comúnmente se prescribe estrógeno (Premarin) para tratar los sofocos y otros síntomas posmenopáusicos.

Cómo pueden causar depresión: La manipulación de los niveles hormonales en el organismo puede causar una serie de problemas, en particular, debido a que los medicamentos se relacionan  con el sistema nervioso central. En estudios realizados se demostró que se asocian significativamente los cambios en los niveles hormonales con la aparición de síntomas de la depresión.

Alternativas: Nuevamente, resulta importante tratar de identificar el origen de los síntomas. Revise los medicamentos que está tomando con el médico—ya sean recetados o de venta libre—, con el fin de detectarlos problemas que se pueden corregir sin necesidad de tomar más medicamentos.

7.  Estimulantes

Por qué se prescriben: Los estimulantes, como el metilfenidato (Ritalin) y el modafinilo (Provigil), se prescriben para tratar la somnolencia diurna excesiva, ya sea causada por la hipersomnia, la narcolepsia o la apnea del sueño. También se las prescribe para tratar el síndrome de déficit de atención con hiperactividad (ADHD) y la fatiga.

Cómo pueden causar depresión: Los estimulantes incrementan el nivel de dopamina en el organismo.Los investigadores creen que la exposición prolongada a altos niveles de dopamina puede causar depresión.

Alternativas: Al igual que con el insomnio (véase hipnóticos benzodiacepínicos mencionados anteriormente), es importante identificar la causa de la somnolencia diurna excesiva. Prodrían ser responsables otros medicamentos que esté tomando —ya sea por prescripción médica o de venta libre—. Los fármacos con efectos sedantes, por ejemplo, están entre las causas más comunes de somnolencia diurna excesiva. (Entre ellos se incluyen los alfa y betabloqueantes, los agentes antidiarreicos, los antihistamínicos, los antipsicóticos, los antiespasmódicos, los antitusivos, los antiepilépticos, los miorrelajantes, los fármacos para tratar el mal de Parkinson y algunas medicaciones antidepresivas).

Las causas de la somnolencia excesiva que no están relacionadas con el uso de fármacos son la privación  del sueño, la apnea obstructiva del sueño (cuando los músculos de la garganta se relajan en forma intermitente y bloquean la vía área durante el sueño) y la depresión. Cuando estos trastornos  se tratan adecuadamente, no es necesario  prescribir el uso de estimulantes.

8. Inhibidores de la bomba de protones y bloqueantes H2

Por qué se prescriben: Los médicos prescriben estos medicamentos, cuyo efecto reside en suprimir la secreción de ácido gástrico, para tratar la enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD).

Cómo pueden causar depresión: Si bien se sabe que estos fármacos causan depresión, los científicos aún no conocen la razón. Sin embargo, cuando algún proceso orgánico importante se bloquea, el organismo a menudo se rebela haciendo un gran esfuerzo para restablecerlo. En consecuencia, es muy probable que un cambio en el pH del estómago produzca cambios en el sistema nervioso central y el cerebro.

Alternativas: Sepa qué alimentos y comidas le provocan reflujo ácido (comidas fritas o muy condimentadas, por ejemplo) y evítelos, en especial en las horas próximas al momento de acostarse. También puede ayudar un antiácido que no contenga carbonato de calcio, como Mylanta. Muchos de mis pacientes me han comentado que lograron aliviar sus síntomas tomando un remedio casero —dos cucharadas de vinagre de manzana con dos cucharadas de miel—, aunque no conozco ninguna investigación científica que confirme buenos resultados.

9. Estatinas y otros agentes antilipémicos

Por qué se prescriben: Las estatinas se prescriben para bajar los niveles de colesterol, seguidas de los fibratos(en inglés) y otros medicamentos, como la ezetimiba, el colesevelam y el ácido nicotínico.

Cómo pueden causar depresión: Investigaciones recientes sugieren que los fármacos antilipémicos pueden causar depresión al agotar los niveles de colesterol en el cerebro, donde cumple una importante función en la liberación de los neurotransmisores.

Alternativas: Una combinación de vitamina B12 (inyectable o sublingual), vitamina B6, ácido fólico y aceite de pescado puede reducir los niveles de homocisteína en el organismo. La homocisteína, un aminoácido, daña el endotelio (tejido que recubre el interior de las arterias) y otras células del organismo, lo que provoca un aumento en los niveles de lípidos. Si bien existen muchos estudios que sustancian este tratamiento sin medicamentos y otros tantos que lo rechazan, advertí que tiene resultados positivos en  pacientes mayores sin que se dé el riesgo de que sufrangraves efectos secundarios.

10. Anticolinérgicos para tratar cólicos y otros trastornos gastrointestinales

Por qué se prescriben: Los anticolinérgicos retardan la acción del intestino y, de este modo, reducen la cantidad de ácido estomacal producido. Su acción principalmente bloquea los efectos de la acetilcolina, el neurotransmisor responsable de la contracción de los músculos, como  los del intestino. Por ejemplo, la diciclomina (Bentyl) es ampliamente usada para tratar los síntomas del síndrome de colon irritable.

Cómo pueden causar depresión: Los anticolinérgicos, en su calidad de depresores del sistema nervioso central, pueden causar depresión, sedación y deterioro cognitivo en los pacientes de edad.

Alternativas: El uso de un bloqueante H2, como la ranitidina (Zantac), en una formulación de dosis baja (75 mg), puede ser eficaz para tratar ataques ocasionales de acidez e indigestión ácida. Puede ayudar un antiácido que no contenga calcio (por ejemplo, Gelusil, Maalox o Mylanta).

También le puede interesar

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO