Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Los edulcorantes artificiales son perjudiciales para la salud?

Una advertencia de la OMS sobre el aspartamo ha reavivado el debate de varias décadas.


spinner image Bandeja de restaurante con sobres de endulzadores regulares y artificiales
Getty Images

Sabemos que ingerir bebidas azucaradas y consumir dulces continuamente no es un hábito saludable. Hacerlo puede provocar aumento de peso, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, y otras enfermedades y complicaciones graves.

Ahora bien, ¿es más saludable sustituir todo ese azúcar añadido por edulcorantes con pocas o sin calorías? Esa pregunta ha causado un debate continuo.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

En julio del 2023, una agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró al aspartamo, un edulcorante artificial ampliamente usado, como una posible causa de cáncer (en inglés), citando pruebas limitadas de un mayor riesgo de cáncer de hígado en los seres humanos. Sin embargo, una revisión realizada por un segundo grupo dentro de la OMS encontró que las pruebas eran menos convincentes y dijo que los datos “no indicaron una razón suficiente para cambiar la ingesta diaria aceptable previamente establecida” de aspartamo. El grupo dijo que un adulto que pesa aproximadamente 150 libras tendría que beber, por ejemplo, entre 9 y 14 latas de gaseosas dietéticas al día para superar ese límite.

“Las evaluaciones del aspartamo han indicado que, si bien la seguridad no es una gran preocupación teniendo en cuenta las dosis que se usan comúnmente, se han descrito posibles efectos que deben investigarse por estudios adicionales y de mejor calidad”, dijo en una declaración Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición y Seguridad Alimentaria de la OMS.

El aspartamo ha estado en el centro de la controversia sobre los edulcorantes durante décadas. Además del posible riesgo de cáncer, otros estudios lo han vinculado a posibles preocupaciones de salud, como enfermedades cardiovasculares (en inglés) y trastornos en el microbioma intestinal (en inglés), una comunidad de microorganismos que viven en el tracto digestivo y ayudan al cuerpo a desempeñar varias funciones.

Aun así, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA), que aprobó el aspartamo en 1974 y lo ha estudiado desde entonces, sostiene que el edulcorante es seguro cuando “se usa bajo las condiciones aprobadas”. La FDA respondió  (en inglés) en desacuerdo con la evaluación del grupo de la OMS, y agregó que revisó los mismos estudios utilizados en la evaluación e “identificó deficiencias significativas” en la investigación.

Otros edulcorantes bajo escrutinio 

Un estudio que se publicó en febrero del 2023 en la revista Nature Medicine descubrió un vínculo entre el edulcorante eritritol (en inglés) y un mayor riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral. El eritritol es un sustituto común del azúcar que se encuentra en muchos productos comercializados para la popular dieta cetogénica, en la que se consumen pocos carbohidratos. Se encuentra en pequeñas cantidades de forma natural en algunas frutas y verduras, y el organismo también produce niveles bajos de eritritol para favorecer el metabolismo energético. Sin embargo, cuando se utiliza como edulcorante, los niveles de eritritol suelen ser 1,000 veces superiores a los que se encuentran de forma natural en los alimentos, según un resumen de la investigación (en inglés) de los Institutos Nacionales de Salud.

Para el estudio, un equipo de investigadores de Cleveland Clinic analizó los niveles de eritritol en sangre de más de 4,000 adultos que ya tenían un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Lo que descubrieron fue que los participantes que tenían los mayores niveles de eritritol en sangre también tenían más posibilidades de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

Otros hallazgos dignos de mención: cuando los investigadores combinaron eritritol con muestras de sangre de participantes sanos, se observó un aumento de la capacidad de coagulación de las plaquetas, lo que puede agravar el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral. Asimismo, cuando un pequeño grupo de participantes sanos ingirieron una bebida edulcorada con este compuesto, los niveles de eritritol en sangre se multiplicaron por 1,000 y se mantuvieron elevados durante varios días.

El Dr. Stanley Hazen, autor principal del estudio, señala que los alimentos endulzados con sustitutos no calóricos del azúcar —también llamados edulcorantes no nutritivos— suelen ir dirigidos precisamente a “las personas más vulnerables a las enfermedades cardíacas”, como por ejemplo las que padecen diabetes tipo 2 o son obesas. 

Posibles efectos de un refresco de dieta al día para tu corazón

Un análisis de datos de salud de más de 200,000 adultos encontró que las personas que beben 2 litros o más por semana (alrededor de 67 onzas) de bebidas endulzadas artificialmente —un equivalente aproximado de alrededor de una lata de refresco de dieta al día— tienen un riesgo un 20% mayor (en inglés) de desarrollar un ritmo cardíaco irregular, conocido como fibrilación auricular, en comparación con las personas que no consumen estas bebidas. El análisis reveló que el riesgo fue un 10% mayor entre las personas que tomaron cantidades similares de bebidas endulzadas con azúcar.

La fibrilación auricular es un factor de riesgo de derrame cerebral e insuficiencia cardíaca. Se espera que más de 12 millones de personas tengan la enfermedad cardíaca para el 2030, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El estudio se publicó el 5 de marzo del 2024 en Circulation: Arrhythmia and Electrophysiology, una revista de la Asociación Americana del Corazón con revisión científica externa. 

“Si bien hay evidencia sólida sobre los efectos adversos de las bebidas endulzadas con azúcar y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, hay menos evidencia sobre las consecuencias adversas para la salud de los edulcorantes artificiales”, dijo Penny Kris-Etherton, profesora emérita de Ciencias Nutricionales en la Universidad Estatal de Pensilvania, en una declaración de la Asociación Americana del Corazón. “Todavía necesitamos más investigación sobre estas bebidas para confirmar estos hallazgos y comprender completamente todas las consecuencias para la salud de las enfermedades cardíacas y otras enfermedades. Mientras tanto, el agua es la mejor opción y, según este estudio, las bebidas endulzadas sin calorías y con bajo contenido de calorías deben limitarse o evitarse”.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Sin embargo, al intentar [tomar una decisión saludable], es posible que, sin darse cuenta, contribuyan a aumentar el riesgo”, dice Hazen, presidente del Departamento de Ciencias Cardiovasculares y Metabólicas del Lerner Research Institute y codirector de Cardiología Preventiva en Cleveland Clinic.

Otro estudio sobre alcohol y azúcar dirigido por Hazen llegó a conclusiones similares. Publicado el 6 de junio de 2024 en el European Heart Journal, los investigadores descubrieron que cantidades altas del sustituto del azúcar xilitol, comúnmente utilizado en dulces, chicles, productos horneados y pastas dentales sin azúcar, se asocian con un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Los investigadores señalan que si bien el xilitol no es tan frecuente como el eritritol en los alimentos en los EE. UU., es común en otros países.

El estudio, que incluyó un análisis de 3.000 participantes, "muestra una vez más la necesidad inmediata de investigar los alcoholes de azúcar y los edulcorantes artificiales, especialmente porque siguen recomendándose para combatir enfermedades como la obesidad o la diabetes", dijo Hazen en un comunicado. "No significa tirar la pasta de dientes si contiene xilitol, pero debemos ser conscientes de que el consumo de un producto que contenga niveles altos podría aumentar el riesgo de eventos relacionados con coágulos sanguíneos".

Salud y bienestar

AARP® Prescription Discounts provided by Optum Rx®

Tarjeta gratis de descuento para medicamentos recetados que se puede usar en más de 66,000 farmacias en todo el país

See more Salud y bienestar offers >

Los edulcorantes tienen muchos nombres

En el mercado existen numerosos sustitutos no calóricos del azúcar: algunos se denominan artificiales, y otros naturales. Y lo más probable es que los hayas consumido sin darte cuenta.

“Cada vez se utilizan más porque los consumidores están preocupados por el contenido de azúcar. Así pues, las empresas no responden a ello con el método más lógico (elaborar alimentos menos dulces), sino que lo sustituyen por estos productos”, señala el Dr. Dariush Mozaffarian, cardiólogo y profesor de Nutrición en la Facultad Friedman de Ciencia y Política de la Nutrición de la Universidad de Tufts.

La FDA ha aprobado seis edulcorantes artificiales:

  • Sacarina (Sweet’N Low). Se encuentra en gomas de mascar y caramelos sin azúcar, incluso en la pasta de dientes.
  • Aspartamo (Equal). Se encuentra en refrescos populares sin contenido calórico.
  • Acesulfamo potásico (Sunett, Sweet One). Se encuentra en postres congelados, caramelos, bebidas y productos de panadería.
  • Sucralosa (Splenda). Se encuentra en productos de panadería, incluso en aderezos para ensaladas.
  • Neotame (Newtame). Se encuentra en productos de panadería.
  • Advantamo. Este edulcorante, que no tiene marca comercial, también se utiliza en productos de panadería.

También hay otros que la FDA considera “inocuos en general” (en inglés) y que no tienen que ser objeto de la misma evaluación de inocuidad que los de la lista anterior. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Luo han guo, o fruto del monje (Monk Fruit in the Raw)
  • Extractos purificados de hoja de estevia (Truvia)
  • Azúcares alcohólicos, como el eritritol. Los azúcares alcohólicos no son ni azúcar ni alcohol, sino carbohidratos que tienen propiedades químicas de ambos, según la FDA. Además, si bien se encuentran de forma natural en algunas frutas y verduras, los que hay en los productos envasados se producen comercialmente. Aparte del eritritol, los azúcares alcohólicos comunes son el maltitol, el sorbitol y el xilitol.

Estos edulcorantes no nutritivos se encuentran en una serie de productos, como el yogur, la avena y el helado. A veces se combinan con otros edulcorantes.

¿Te preguntas si hay alguna diferencia entre los edulcorantes artificiales y los llamados naturales? Según Mozaffarian, “se trata de una distinción un poco artificial”, dado que muchas de las opciones naturales se utilizan en niveles muy superiores a los que una persona consumiría si, por ejemplo, comiera una rodaja de sandía o un puñado de uvas.

“Que algo sea natural no necesariamente significa que sea inocuo en dosis [elevadas]”, advierte Mozaffarian. “A su vez, que algo sea artificial no necesariamente significa que sea perjudicial”.

¿Deberías cambiar el azúcar por edulcorantes?

No cabe duda de que reducir la cantidad de azúcar que consumes en los alimentos y bebidas puede favorecer la salud. Y casi todos tenemos trabajo que hacer: según la Asociación Americana del Corazón, el adulto promedio en EE.UU. consume cerca de 77 gramos de azúcar al día, más del triple de la cantidad recomendada para las mujeres.

Ahora, ¿deberías cambiar el azúcar auténtico por una alternativa sin calorías?

No nos apresuremos. Según Mozaffarian, podemos pensar en los edulcorantes no nutritivos más como un puente que como un destino. “Si vas a beber un refresco de 20 onzas, quizá sea mejor tomar un [refresco] dietético. Aunque, ya sabes, es mejor no beber ninguno de los dos”, señala. (La OMS dijo en mayo que reemplazar el azúcar con edulcorantes sin azúcar no ayuda con la pérdida y el manejo de peso a largo plazo).

Si intentas limitar el consumo de edulcorantes no nutritivos, debes tener en cuenta que puede resultar difícil. Se encuentran en muchos productos envasados, y muchas personas no conocen todas las variedades que hay en el mercado. (Tal vez hayas oído hablar del aspartamo, ¿pero del acesulfamo potásico o del advantamo?). Además, los fabricantes no tienen obligación de incluir los azúcares alcohólicos (como el eritritol) en la lista de ingredientes de las etiquetas de los alimentos.

“A veces aparecen simplemente como edulcorantes naturales o sabores naturales”, comenta Hazen, de Cleveland Clinic.

Una buena regla de oro: “Si tiene sabor dulce y dice que contiene poco azúcar, lo más probable es que contenga alguno de estos ingredientes”, explica Mozaffarian. Los envases que anuncian un bajo contenido calórico pueden ser otra señal, agrega Martha Field, profesora adjunta de la División de Ciencias de la Nutrición de la Universidad de Cornell.

Muchos expertos y organizaciones enfatizan que se necesitan más investigaciones sobre la seguridad de los edulcorantes, incluidos estudios a largo plazo. Mientras esperamos, Field indica que “nunca está de más prestar más atención a lo que consumimos”. Por otra parte, si te preocupa el modo en que el azúcar o sus sustitutos repercuten en tu salud, consulta con el médico o con un dietista, que pueden “ayudarte a identificar algunos de tus riesgos personales”, añade Field.

Otro consejo para evitar el azúcar añadido y los sustitutos del azúcar: en lo posible, sigue una dieta que contenga abundantes alimentos integrales. “Siempre recomiendo a mis pacientes que compren en la sección de frutas y verduras”, nos dice Hazen.

Nota de redacción: Este artículo se publicó originalmente el 10 de abril del 2023 y se actualizó para incluir nueva información.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.