Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

TDAH en adultos mayores: diagnóstico y tratamiento

Si tienes problemas de memoria y concentración en la mediana edad, podría tratarse de TDAH no diagnosticado. A continuación, explicamos cómo determinar si es este el caso.

spinner image Ilustración de una mujer donde se muestra confusión en su cerebro
STUART BRADFORD

Llegué a la mediana edad sintiéndome por completo abrumada. No podía concentrarme, no podía establecer prioridades. Lo achaqué a la menopausia, o tal vez a una serie de "momentos de la tercera edad". Pero entonces encontré a un terapeuta que comprendió exactamente mi problema: tenía trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

De hecho, había vivido con ello toda mi vida, pero la disminución de los niveles de estrógeno provocada por la menopausia amplificó su impacto, y los métodos de afrontamiento en los que siempre había confiado ya no podían mantener a raya los pensamientos que invadían mi mente.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Si te han estado afectando los problemas de concentración y memoria, sobre todo si has pasado por la menopausia y notas que han empeorado, sigue leyendo.

Las hormonas, el TDAH y el cerebro de las personas mayores

A tres cuartas partes de los adultos de entre 18 y 44 años que padecen TDAH nunca se les diagnosticó el trastorno de niños; entre los adultos de 60 años o más, esa cifra es del 100%, afirma el Dr. David Goodman, profesor adjunto de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins. Esto se debe sobre todo a que, hace medio siglo, los médicos simplemente no evaluaban a los niños para detectar el trastorno.

"Es un trastorno neuropsiquiátrico que comienza en la infancia y continúa toda la vida", explica. "No desaparece cuando recibes la tarjeta de AARP".

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Los problemas de hiperactividad, distracción y función ejecutiva (como la gestión del tiempo y el control de los impulsos) son síntomas clásicos del TDAH. Y cuando las mujeres llegan a la perimenopausia y a la menopausia, la disminución de los niveles de estrógeno puede empeorar de manera apreciable los síntomas del TDAH.

"La disminución de los niveles de estrógeno afecta la memoria a corto plazo y la capacidad de concentración, y contribuye a la niebla mental que describen tantas mujeres en la menopausia", señala la psicóloga Kathleen Nadeau, autora de Still Distracted After All These Years: Help and Support for Older Adults With ADHD.

Seguro

Planes de seguro de la vista de VSP™, de AARP®

Planes de seguro de la vista exclusivos para los socios y sus familias

See more Seguro offers >

Cuando los niveles de estrógeno disminuyen en la menopausia, incluso los estimulantes para el TDAH pueden perder su eficacia, afirma el Dr. Bill Dodson, un psiquiatra radicado en Denver que se especializa en adultos con TDAH. Pero el problema parece afectar específicamente a las mujeres. "El nivel de hormonas masculinas como la testosterona no parece tener repercusión alguna sobre las alteraciones del TDAH ni sobre los efectos de los medicamentos para el TDAH en los hombres", señala.

Un misterio para los médicos

Rara vez se tiene en cuenta el TDAH cuando se evalúa a las personas mayores con problemas cognitivos. Solo una de cada cinco clínicas de trastornos de la memoria realiza pruebas activas de detección del TDAH. "Las personas tal vez han tenido TDAH toda su vida y ahora están comenzando a padecer demencia", afirma Goodman. “En ese momento, tienes entonces dos procesos que contribuyen a las dificultades cognitivas”.

Las mujeres menopáusicas que experimentan deterioro cognitivo deberían someterse a pruebas de detección del TDAH, afirma Goodman, aunque nunca se les haya diagnosticado este trastorno. Las que dan positivo tienen varias vías que explorar, a menudo una combinación de estrategias de comportamiento, terapia y medicamentos.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Los estimulantes como los medicamentos Adderall, Dexedrine y Ritalin suelen utilizarse para tratar el TDAH en los jóvenes, pero muchos médicos dudan en recetarlos a las personas mayores. "A todos nos enseñaron que los estimulantes causan graves problemas cardiovasculares", afirma Goodman, que sin embargo, se pregunta hasta qué punto esto es común.

Una revisión del 2020 de los estudios publicados en Journal of the American College of Cardiology (en inglés) halló una relación entre el consumo de estimulantes y "modestas elevaciones de la presión arterial y la frecuencia cardiaca en reposo", así como otros síntomas, por lo que es importante que un médico monitoree con regularidad a los adultos mayores que utilizan medicamentos para el TDAH. No obstante, la revisión concluyó que hay escasez de pruebas sobre los efectos a largo plazo de dichos medicamentos, e instó a que se realicen más estudios. Dodson sostiene que los efectos observados en el estudio del 2020 fueron "minúsculos" y "sin importancia clínica".

Manejo de los síntomas

La ralentización de la cognición en la mediana edad y más allá puede provenir de varias fuentes, y no todas ellas son de naturaleza médica.

“Nuestra capacidad disminuye a medida que aumenta nuestro nivel de estrés. Si hay una crisis familiar, problemas de salud, la capacidad se va agotando”, dice Nadeau. El TDAH, ya sea que se diagnostique o no, puede aumentar nuestras luchas. Las personas con TDAH tienden a comprometerse demasiado, dice ella. Cuando comienzas a dejar caer bolas, “esa es una señal de que necesitas simplificar”.

Aquellos que luchan por alcanzar sus objetivos podrían beneficiarse de un entrenador de TDAH o un grupo que los ayude a mantenerse enfocados. CHADD (Niños y adultos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad), una organización sin fines de lucro dedicada a la educación y la defensa, ofrece una red de grupos de apoyo regionales en CHADD.org.

Los numerosos síntomas del TDAH en los adultos

Los adultos con TDAH suelen tener una combinación singular de síntomas; no existe un conjunto uniforme de experiencias. Los síntomas pueden incluir:

  1. Distraerse con facilidad
  2. Dejar las tareas sin terminar
  3. Desorganización
  4. Incapacidad de concentrarse
  5. Hiperactividad física, verbal o emocional
  6. Extraviar las cosas
  7. Olvido
  8. Problemas para relajarse
  9. Mala gestión del tiempo/impuntualidad
  10. Dificultad para iniciar una tarea
  11. Interrumpir a otros
  12. Cambios en el estado de ánimo
  13. Dificultad para priorizar las tareas
  14. Problemas para realizar varias tareas de manera simultánea
  15. Impaciencia extrema
  16. Impulsividad o temeridad, con poca o ninguna consideración por la seguridad personal
spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.