Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Remedios comunes que cuesta conseguir en estos momentos

Además: consejos sobre qué hacer cuando en las farmacias faltan muchos medicamentos.

spinner image Manos de una persona que saca pastillas de un tarro de medicamento recetado
BOSTON GLOBE / GETTY IMAGES

Muchos hospitales en todo el país enfrentan una situación problemática: dos medicamentos de quimioterapia económicos y de uso común escasean, lo que ha causado una interrupción en el cuidado de algunos pacientes con cáncer que luchan por sus vidas.

“Algunos colegas me han preguntado si puedo ver o tratar a uno de sus pacientes porque no tienen acceso al medicamento o perdieron el suministro”, dice la Dra. Jyoti Patel, profesora de Medicina en la Universidad de Northwestern y directora médica de Oncología Torácica en el Lurie Cancer Center.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Patel dice que su hospital ha estado bien posicionado durante la escasez de casi cinco meses de los dos medicamentos, el cisplatino y el carboplatino. Sin embargo, otras personas en su región —y en comunidades en todo Estados Unidos— han sido menos afortunadas. En ocasiones, los médicos se ven obligados a reducir las dosis de estos medicamentos o a sustituirlos por otra terapia que puede ser menos eficaz. En casos raros, se posponen planes de tratamiento.

La escasez de estos dos tratamientos contra el cáncer es solo un ejemplo. Hacen falta muchos medicamentos, y eso está sacudiendo el sistema de atención médica y afectando la salud y el bienestar de las personas en Estados Unidos.

Durante el invierno, un aumento en los casos de gripe causó escasez de oseltamivir (Tamiflu), un medicamento antiviral que puede ayudar a evitar que un caso leve de gripe se convierta en algo más grave. Al mismo tiempo, las farmacias tenían suministros bajos de algunos antibióticos, y las tiendas en algunas regiones no podían mantener en inventario los analgésicos comunes.

En la actualidad, muchos fármacos, desde Adderall hasta la lidocaína y los medicamentos populares para la diabetes, escasean. “Las faltas abarcan una gran variedad de cosas, desde lo que es bueno tener hasta lo que es absolutamente necesario”, dice la Dra. Megan Ranney, médica de emergencias y decana adjunta de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Brown.

La escasez de fármacos no es algo nuevo

Los pacientes tal vez la sientan ahora, pero la falta de fármacos no es algo nuevo, explica Stephen W. Schondelmeyer, profesor en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Minnesota y coinvestigador principal del proyecto Resilient Drug Supply Project del CIDRAP (Center for Infectious Disease Research and Policy) de esa facultad. Unos 150 a 200 medicamentos no están disponibles en Estados Unidos en cualquier momento dado, agrega.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Por un lado, eso parece un número bastante pequeño”, dice Schondelmeyer. “Pero para los consumidores individuales, puede serlo todo”.

Esta escasez puede ocurrir por varias razones, que van desde una alta demanda —como lo que vimos durante el invierno con suministros limitados de amoxicilina y artículos imprescindibles para los botiquines— hasta problemas con la oferta, si una planta de fabricación cierra o tiene problemas con contaminantes, por ejemplo.

Salud y bienestar

Target Optical

Descuento de un 50% al comprar un par de anteojos adicional y un descuento de $10 en anteojos y lentes de contacto

See more Salud y bienestar offers >

Otro motivo: la producción de algunos fármacos se vuelve demasiado costosa para los fabricantes, dice Ranney, especialmente si estos no generan mucha ganancia, como puede ser el caso de los medicamentos genéricos. “Y eso perjudica al paciente”, dice.

La escasez puede tener consecuencias serias

Es posible que algunas personas no se vean afectadas por la escasez de fármacos o que el problema tenga solo un efecto menor: los procedimientos que no son urgentes pueden aplazarse o se puede reemplazar el medicamento faltante con otro. Pero hay otros pacientes que se quedan sin opciones.

Millones de personas con trastorno por déficit de atención e hiperactividad, o TDAH, han tenido problemas para encontrar una alternativa a Adderall a medida que la escasez, que se reportó por primera vez en octubre del 2022, se extiende en algunas áreas. Más del 4% de los adultos en Estados Unidos tienen TDAH.

Utilizando el ejemplo de un medicamento contra las convulsiones, dice Ranney, “ese podría ser el único medicamento que le da resultado a ese paciente. Entonces, cuando el medicamento escasea, no tiene otra alternativa para controlar las convulsiones”.

Incluso si hay otros fármacos alternativos, Ranney señala que pasar a un paciente a un medicamento nuevo puede ser problemático. “Obliga a médicos, enfermeros y farmacéuticos a hacer cálculos a los que pueden no estar acostumbrados, o a tratar de determinar cuál es el mejor sustituto. Y pone al paciente en riesgo de posibles errores, especialmente para los niños, cuando las dosis se calculan según el peso”, dice.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

En el caso del tratamiento contra el cáncer, las sustituciones de cisplatino y carboplatino, que son medicamentos genéricos, pueden ser mucho más costosas, dice Patel, de Northwestern.

Otro posible problema es la cobertura del seguro. “No todos los seguros cubren todos los medicamentos”, observa Ranney.

¿Qué pueden hacer los pacientes?

Si un medicamento que tomas normalmente —o que debes comenzar a tomar— es difícil de conseguir, hay ciertas cosas que puedes hacer.

En primer lugar, si tienes cáncer y estás recibiendo tratamiento, debes saber que los médicos cuyos hospitales están lidiando con la escasez están trabajando con otros proveedores de atención médica para tratar de que sus pacientes reciban los mejores medicamentos para su cuidado. Las organizaciones profesionales también están emitiendo nuevas pautas de tratamiento teniendo en cuenta la escasez. “Lo estamos haciendo de manera sistemática, usando la mejor evidencia que tenemos”, dice Patel.

En cuanto a otros medicamentos, pregúntale a tu proveedor de atención médica o a tu farmacéutico si la escasez parece ser temporal o a largo plazo, dice Schondelmeyer. “Porque eso también afecta tus alternativas. A corto plazo, podríamos encontrar otros medicamentos que puedan tratar tu enfermedad temporalmente hasta que consigamos nuevamente el fármaco preferido. Pero si el fármaco preferido está totalmente fuera del mercado, habrá que encontrar una estrategia completamente nueva para tratar la situación del paciente”, dice.

Si, en efecto, tu médico debe cambiarte el medicamento, pregúntale cómo afectará el cambio la cobertura de tu seguro y si el nuevo fármaco causará algún efecto secundario nuevo o tendrá una interacción con alguna otra cosa que estés tomando.

“Lo más importante, realmente, es que esto nos hace tomar conciencia de que nuestro sistema de cuidado de la salud sigue siendo muy frágil”, dice Ranney. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) realiza el seguimiento de los desabastecimientos de fármacos y trabaja con los fabricantes para resolverlos. Aun así, dice Schondelmeyer, es necesario contar con un sistema mejor para ayudar a evitar que falten medicamentos en primer lugar.

Nota de redacción: Este artículo se publicó originalmente el 15 de diciembre del 2022 y se actualizó para incluir nueva información.

Rachel Nania escribe sobre el cuidado de la salud y sobre políticas de salud para AARP. Anteriormente, fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington D.C. Recibió el premio Gracie y un premio regional Edward R. Murrow. Asimismo, fue becaria para asuntos de demencia de la National Press Foundation.

Nota del editor: esta historia, publicada originalmente el 15 de diciembre de 2022, se actualizó para reflejar nueva información.

5 medicamentos comunes que escasean en estos momentos

1. Adderall

2. Albuterol (también conocido como salbutamol), se utiliza en inhaladores para pacientes con enfermedades pulmonares, como el asma

3. Amoxicilina (polvo para suspensión oral)

4. Dulaglutida (Trulicity), se usa para tratar la diabetes y la enfermedad cardiovascular

5. Semaglutida (Ozempic y WEGOVY), se usa para tratar la diabetes y la obesidad

Si bien en este momento no hay un desabastecimiento nacional de Tamiflu, según la lista de la FDA, la agencia dice que sabe que puede haber “escasez localizada en lugares donde la demanda es particularmente alta”. No obstante, el Tamiflu está en la lista de fármacos escasos que lleva la American Society of Health-System Pharmacists.

Fuente: Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA)

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.