Skip to content
 

BA.2 ("ómicron silenciosa"): Lo que debes saber sobre la subvariante 'silenciosa' de ómicron

Una cepa hermana de la variante ómicron original —altamente contagiosa— se está propagando en Estados Unidos.

Una persona recibe una vacuna

JASMIN MERDAN / GETTY IMAGES

In English

La oleada de casos de ómicron continúa perdiendo fuerza en Estados Unidos —la cantidad de casos nuevos de COVID-19 son la décima parte de lo que fueron a principios de febrero—, pero esta mejora podría interrumpirse. Los expertos están dando seguimiento a una subvariante de ómicron que está detrás de un aumento de nuevas infecciones en varios países, así como cerca de un tercio de los casos de COVID-19 en Estados Unidos

Su nombre oficial es BA.2, pero algunos científicos la han denominado “ómicron silenciosa” debido a una mutación que la hace aparecer de manera diferente a la cepa de ómicron regular en las pruebas de laboratorio.  Los expertos señalan que su nombre no implica que la subvariante evada la detección de las pruebas en el hogar y en el laboratorio —no lo hace—, sino que los resultados de las pruebas no imitan con precisión la variante ómicron original.

Esto es lo que sabemos hasta ahora sobre BA.2 y su impacto en el estado de la pandemia en Estados Unidos

Su presencia está en aumento

La subvariante se identificó por primera vez alrededor del mismo tiempo que ómicron, también conocida como BA.1, “pero realmente no vimos muchos casos”, dijo el Dr. Egon Ozer, profesor adjunto en la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University y director del Center for Pathogens Genomics and Microbial Evolution en el Havey Institute for Global Health. “En realidad fue la primera versión, BA.1, que se propagó por todo el mundo y causó aumentos”.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Sin embargo, los casos de COVID-19 causados por BA.2 están en aumento en algunos países, entre ellos Estados Unidos, donde actualmente representa casi el 35% de todas las nuevas infecciones de COVID-19, un aumento de alrededor del 1.5% a principios de febrero. En algunas ciudades, como Nueva York, BA.2 es responsable de alrededor del 40% de los casos de COVID-19. Los expertos señalan que la subvariante BA.2 es la culpable del aumento más reciente en los casos de COVID-19 en Europa, y algunos dicen que un patrón similar podría aparecer en Estados Unidos. 

La BA.2 es más contagioso

El Dr. Mark McClellan, director del Duke-Margolis Center for Health Policy, dijo durante una conferencia informativa con los medios de comunicación que hay creciente evidencia de que BA.2 es más transmisible o contagiosa que la variante ómicron original, y señaló a algunos lugares en Europa “donde BA.2 ya se ha apoderado de gran parte de la carga continua de casos”.

Por ejemplo, la variante BA.2 pasó de representar alrededor del 20% de todas las nuevas infecciones de coronavirus en Dinamarca a casi la mitad (en inglés) en cuestión de semanas, según el Statens Serum Institute, una agencia de salud pública y de investigación del Departamento de Salud danés. Y en Inglaterra, BA.2 fue responsable de aproximadamente la mitad de los casos de COVID-19 a fines de febrero; a principios de marzo, esa cantidad aumentó a casi el 80%.

Aun así, Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo que “no se acerca a la ventaja de transmisión que hemos visto entre ómicron y delta”. Según un estudio (en inglés) realizado en Dinamarca que aún no se ha evaluado por pares, ómicron es entre 2.7 y 3.7 veces más contagiosa que la variante delta, la que los CDC ya han declarado que es el doble de contagiosa que las variantes anteriores.

No parece afectar la gravedad ni la inmunidad  

“No hay ninguna indicación” de que BA.2 cause una enfermedad más grave que la cepa original de ómicron, dijo Maria Van Kerkhove, de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Otras expectativas se han hecho eco de esto.

Si bien ómicron ha infectado y enfermado a un número récord de personas, los estudios demuestran (en inglés) que parece causar una enfermedad menos grave, en general, en comparación con su predecesora, la delta. Sin embargo, las autoridades de salud continúan enfatizando que el hecho de que ómicron sea más leve no significa que es leve, y que la variante todavía representa un peligro para muchas personas, especialmente las no vacunadas y las personas con mayor riesgo de complicaciones por COVID-19.

Otra ventaja: Las investigaciones están en curso, pero parece que el programa BA.2 no tiene ninguna ventaja para evitar la vacunación, lo que significa que es probable que no pueda superar las defensas de las vacunas mejor que ómicron, cuyas mutaciones ya representan un mayor desafío para las vacunas. (Es por eso que se recomienda enfáticamente una vacuna de refuerzo durante la ola ómicron. Los estudios demuestran —en inglés—que la dosis adicional ayuda a fortalecer la inmunidad y a mejorar aún más la protección).

“[BA.2] parece estar al mismo nivel que ómicron original”, señaló Ozer. Debido a esto, Walensky ha dicho que cuando se trata de la subvariante, “nuestras vacunas funcionarán igual que con ómicron”.

Estudios realizados (en inglés) en el Reino Unido demuestran que la protección contra los síntomas de una infección por coronavirus causada por la BA.1 fue de alrededor del 9% después de dos dosis de las vacunas ARNm; para BA.2 fue alrededor del 13%. Después de recibir un refuerzo, esos números aumentaron al 63% de protección contra la enfermedad sintomática causada por el BA.1 y al 70% para el BA.2. La protección contra la muerte debido a una infección por ómicron fue del 95% en las personas de 50 años o más, según las mismas investigaciones.    

La subvariante BA.2 podría detener el progreso de la pandemia

Una de las mayores preocupaciones entre los expertos en salud en cuanto a la BA.2 es el atraso que la nueva subvariante podría causar en una salida rápida de la ola ómicron. El Reino Unido, por ejemplo, vio una fuerte disminución en los casos de COVID-19 a mediados de enero. Sin embargo, ese progreso se estabilizó a medida que los casos de BA.2 aumentaban (en inglés).


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


En Estados Unidos, McClellan, de Duke, dijo que no ve que la subvariante “realmente cambie fundamentalmente la situación”. Lo que podría hacer es “ralentizar el reloj un poco más”, agregó Ozer.

“Sé que todos esperan ese día en que podamos quitarnos las mascarillas de nuevo y podamos ir y hacer todas las cosas que estábamos haciendo en el 2019. Y creo que todavía no estamos ahí”, dijo.  Muchas comunidades en todo Estados Unidos han flexibilizado sus mandatos de uso de mascarillas. Algunas empresas todavía las exigen, y todavía se debe usar mascarilla en el transporte público, incluidos los vuelos comerciales. 

Ralentizar la transmisión es clave

El consejo de Ozer: No nos descuidemos. Y recuerda que tenemos el poder de evitar que algunas de estas transmisiones sucedan. La vacunación es una de las maneras. “Los datos sugieren, y bastante enérgicamente, que la vacunación y el refuerzo han evitado más infecciones”, dijo Ozer.

El uso de mascarillas en espacios públicos cerrados y evitar las multitudes y los espacios mal ventilados también pueden ayudar a prevenir la transmisión del virus, incluida la nueva subvariante.

“Una de las mejores maneras de poder detener esta pandemia es mantener bajas las transmisiones, y eso también ayudará a prevenir la aparición de nuevas variantes”, dijo Ozer. “Si el virus no puede transmitir entre las personas, hay muchas menos posibilidades de que se adapte y cambie y mejore en lo que hace”. 

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.

Nota del editor: esta historia, publicada originalmente el 4 de febrero de 2022, se actualizó para incluir nueva información.