Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Síntomas más comunes de la variante del coronavirus detectada en el Reino Unido

La tos, el cansancio y los dolores musculares son más frecuentes, pero la pérdida del gusto u olfato es menos probable.

Una mujer, sentada en un banco, tose en su codo

NATALIE BOARD / EYEEM / GETTY IMAGES

In English | Las víctimas de una nueva variante del coronavirus de propagación rápida, detectada por primera vez en el Reino Unido, presentan más síntomas en general que los infectados por la cepa original del virus, según una nueva investigación.

Una encuesta realizada por la Oficina Nacional de Estadística de Inglaterra descubrió que la personas que dan positivo a la variante son más propensas a informar de tos persistente, cansancio, dolores musculares, dolor de garganta y fiebre en comparación con las que tienen la cepa original.

Curiosamente, los pacientes infectados con la variante eran significativamente menos propensos a reportar una pérdida del sentido del gusto u olfato, que está entre los síntomas más inusuales del coronavirus.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


El Dr. Tony Moody, especialista en Enfermedades Infecciosas del Duke Human Vaccine Institute del Duke University Medical Center, dijo que no es de extrañar que una nueva variante cause síntomas algo diferentes.

"Las variantes tienen cambios en su código genético que harán que las proteínas se construyan de forma diferente, y eso puede cambiar la forma en que el virus interactúa con el cuerpo", dijo.

Sin embargo, señaló que las diferencias encontradas en la encuesta británica son bastante sutiles —los pacientes con la variante no informaron de nuevos síntomas— y es demasiado pronto para saber si indican algo significativo.

"Si de repente surgiera un nuevo síntoma o desapareciera otro, entonces quizás sería algo más preocupante", dijo.

Los síntomas más comunes de la variante

La variante que se detectó por primera vez en septiembre en el Reino Unido, conocida como B.1.1.7, se ha propagado rápidamente por todo el mundo. Está circulando en al menos 28 estados de EE.UU.

Los estudios demuestran que es entre un 40% y un 70% más contagiosa que la cepa original del coronavirus. Puede convertirse en la cepa dominante en EE.UU. para marzo, dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los estudios preliminares sugieren que las vacunas contra la COVID-19 actuales serán eficaces contra la cepa B.1.1.7.

No está claro si la B.1.1.7 causa una enfermedad más grave. Un informe del Reino Unido publicado el 21 de enero afirma que existe "una posibilidad realista" de que se asocie a una mayor tasa de mortalidad entre los pacientes infectados, aunque se necesitan más datos para saberlo con certeza.

La Oficina Nacional de Estadística realizó una encuesta entre las personas que dieron positivo en la prueba de detección de COVID-19 entre el 15 de noviembre y el 16 de enero. Los que tenían la variante y los que tenían la cepa original respondieron preguntas sobre los síntomas que habían experimentado en los siete días anteriores a la prueba.

La tos fue el síntoma más común entre los infectados con la nueva variante, que fue reportada por el 35%. Los otros síntomas comunes fueron: fatiga y debilidad (32%), dolor de cabeza (32%), dolores musculares (25%), dolor de garganta (22%) y fiebre (22%).

Solo un 15% de los infectados con la nueva variante informaron de una pérdida del gusto u olfato, en comparación con el 19% de los infectados con la cepa original del coronavirus.


Síntoma Variante Cepa original
Tos 35% 28%
Fatiga y debilidad 32% 29%
Dolor de cabeza* 32% 30%
Dolores musculares 25% 21%
Dolor de garganta 22% 19%
Fiebre 22% 20%
Pérdida del gusto 16% 19%
Pérdida del olfato 15% 19%

*La diferencia entre la variante y la cepa original está dentro del margen de error.

Fuente: Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido (ONS)


Otras cepas de propagación rápida

Los virus mutan, por lo que no es de extrañar que el coronavirus esté cambiando, según los CDC. Algunas variantes específicas han atraído la atención de los científicos porque se propagan más rápidamente y, por lo tanto, tienen el potencial de convertirse en dominantes.

Además de la variante detectada en el Reino Unido, los científicos están siguiendo las cepas descubiertas en Sudáfrica y Brasil, según los CDC.

La variante conocida como B.1.351, originalmente descubierta en Sudáfrica, fue detectada por primera vez en Estados Unidos el 28 de enero, cuando funcionarios de salud pública anunciaron dos casos en Carolina del Sur. Los pacientes no tenían historial de viajes ni habían tenido contacto entre sí, lo que sugiere que la cepa ya se está propagando en la comunidad.

La variante sudafricana contiene una mutación que podría permitirle al virus eludir los anticuerpos generados por las vacunas, dijeron los CDC. Estudios preliminares indican que las vacunas actuales contra la COVID-19 podrían ser menos eficaces contra esa cepa, si bien ofrecerían igualmente cierta protección.

Los fabricantes de vacunas Moderna y Pfizer-BioNTech ya han anunciado que están trabajando para modificar sus vacunas —y posiblemente crear dosis de refuerzo— a fin de brindar mayor protección contra la variante de Sudáfrica.

La cepa detectada por primera vez en Brasil solo se ha encontrado en un caso en Estados Unidos —en Minnesota— y esa persona había viajado recientemente a Brasil, dijeron los funcionarios de salud. Hay cierta evidencia que sugiere que esta variante también podría ser capaz de eludir los anticuerpos.

La distribución de las vacunas es clave para frenar las mutaciones

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo en una conferencia de prensa que es importante distribuir rápidamente las vacunas contra la COVID-19 para reducir la propagación de las variantes mientras sean poco comunes.

Cuanto más tiempo se deje propagar el virus, más mutaciones se desarrollarán.

"Vacunar a la población lo más rápida y eficazmente posible será siempre la mejor manera de prevenir la evolución de cualquier mutante", dijo Fauci. "Cuando se hace eso, se impide la replicación, y la replicación es esencial para la mutación".

Además de vacunarse, la mejor manera de protegerse contra las nuevas variantes es seguir tomando las mismas precauciones que protegen contra la cepa original del coronavirus: usa una mascarilla (considera la posibilidad de usar una doble), lávate las manos, practica el distanciamiento social, evita las multitudes y quédate en casa si puedes.