Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

La demencia del Parkinson: signos, síntomas y esperanza para el futuro

Entender cómo esta demencia difiere del Alzheimer puede ayudar a los pacientes a saber qué esperar y sentir menos temor.

Ilustración de un cerebro humano

GETTY IMAGES

In English | Muchos síntomas de la enfermedad de Parkinson —arrastrar los pies al caminar, temblores en las manos y postura encorvada— son fáciles de identificar. Pero esta enfermedad también puede causar problemas mucho menos visibles, pero no menos angustiantes. Quizás el más inquietante sea el deterioro cognitivo, que afecta a alrededor del 50% de los pacientes.

“Es un tema atemorizante, confuso y preocupante para muchas personas”, dice la Dra. Rachel Dolhun, neuróloga y vicepresidenta ejecutiva de Comunicaciones Médicas de la Michael J. Fox Foundation. Si bien esos sentimientos son normales, las ideas erróneas comunes pueden agravar los temores de los pacientes.

Para empezar, el deterioro cognitivo no significa necesariamente que se padece de demencia en estado avanzado y en muchas personas con Parkinson se manifiesta solo un deterioro leve. Otro concepto equivocado es que hasta los deslices leves de la memoria señalan la inminencia del deterioro rápido. Sin embargo, eso es más común en la enfermedad de Alzheimer que en la de Parkinson, explica el Dr. Tsao-Wei Liang, jefe de la División de Trastornos del Movimiento de Jefferson Health. “No siempre es implacablemente progresiva y, por lo común, los síntomas pueden controlarse con medicamentos, apoyo de los cuidadores y estrategias básicas de organización”, comenta.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


También es importante saber que muchos pacientes con Parkinson con algunos impedimentos cognitivos son capaces de formar nuevas memorias de corto plazo aunque les resulte difícil mantener la atención y realizar varias tareas a la vez. “Las personas con Parkinson frecuentemente recuerdan [algo que se habló recientemente] si les das una pista o las motivas”, señala la Dra. Dolhun.

Qué causa confusión en la memoria

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo, por lo cual no es sorprendente que la pérdida de la memoria sea parte del proceso. El Dr. Liang explica que está relacionada con una disminución de la acetilcolina, que es un neurotransmisor importante para la memoria. En los pacientes que tienen demencia más grave, la causa probable es la acumulación de proteínas alfa-sinucleína (también llamadas cuerpos de Lewy) en áreas del cerebro importantes para la memoria, el pensamiento o el lenguaje, según comenta el Dr. Michael Okun, consejero médico nacional de la Parkinson's Foundation y director ejecutivo del Norman Fixel Institute for Neurological Diseases en University of Florida Health.

Las investigaciones confirman que la alfa-sinucleína desempeña una función principal, pero las proteínas tau y beta-amiloide (dos proteínas relacionadas con la enfermedad de Alzheimer) también podrían ser factores en algunos pacientes. Un análisis de estudios realizado en el 2019 y publicado en la revista Journal of Neurology, Neurosurgery, & Psychiatry (en inglés) reveló que una cantidad considerable de pacientes con Parkinson difuntos que sufrían de demencia también presentaban en el cerebro una acumulación de las proteínas tau y beta-amiloide.

Cabe señalar que no todas las personas con Parkinson enfrentan el mismo riesgo de problemas de memoria. Aquellos que manifiestan un deterioro cognitivo tienden a ser mayores y a haber vivido más tiempo con la enfermedad. Los pacientes con los problemas motores más agudos y que necesitan dosis altas de medicamentos dopaminérgicos también corren el mayor riesgo, según una investigación publicada en la revista Movement Disorders (en inglés).

Cómo mantener la agudeza mental

En este momento se están llevando a cabo varios estudios con el fin de identificar varios subtipos de la enfermedad de Parkinson. Algún día esos proyectos —entre ellos el Parkinson's Outcomes Project, la Parkinson's Progression Markers Initiative y la Alzheimer's Disease Neuroimaging Initiative (enlaces en inglés)— podrían producir información capaz de ayudar a los médicos a identificar más temprano en el curso de la enfermedad a aquellos pacientes con el mayor riesgo de complicaciones específicas, incluida la demencia. Mientras tanto, puedes seguir ciertos pasos para reducir el riesgo de problemas de memoria o para detectarlos lo antes posible.

Las estrategias preventivas se centran principalmente en promover la buena salud del cerebro en general. Practicar ejercicios con regularidad es importante e incluso las personas que han manifestado problemas motores considerables pueden hallar clases o actividades para su nivel o que son específicas para personas con Parkinson. (Consulta Rock Steady Boxing y Pedaling for Parkinson's, en inglés). La Dra. Dolhun dice que también es esencial mantener fuertes vínculos sociales y tener una alimentación sana y balanceada, tal como la dieta mediterránea que enfatiza los pescados grasos antiinflamatorios, los alimentos integrales y abundantes cantidades de frutas y vegetales ricos en antioxidantes.

Resolver crucigramas es una buena actividad, como lo es cambiar las cosas, dice el Dr. Okun. “Si eres diestro, haz algo con la mano izquierda”, agrega. También aconseja a los pacientes escuchar audiolibros con su pareja o su cuidador y hacer una pausa después de cada capítulo para hablar de lo que escucharon y comprobar que los dos puedan repetirlo (si no pueden, deben repetir el capítulo).


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Si estás teniendo problemas de memoria, avisa de inmediato a tu profesional médico. Tu médico debe empezar por evaluar si tienes otras afecciones que imitan la pérdida de la memoria relacionada con el Parkinson, dice el Dr. Okun, como por ejemplo depresión, enfermedades de la tiroides, deficiencias de vitaminas e infecciones de las vías urinarias.

Además, tu médico debe examinar todos los medicamentos que tomas porque hasta los fármacos y suplementos de venta libre que parecen inocuos podrían causar problemas. Por ejemplo, el Benadryl (difenhidramina) puede causar problemas cognitivos porque bloquea la acetilcolina.

En caso de duda, pide a tu médico que te derive a un neuropsicólogo para una evaluación detallada y completa. Las pruebas neuropsicológicas toman varias horas, pero suministran información útil sobre tu estado mental para que te puedan tratar y vigilar correctamente. Dependiendo de los resultados, tu médico podría recomendarte trabajar con un terapeuta ocupacional sobre las estrategias de organización o que participes en un programa de entrenamiento cognitivo. También podría recetarte Exelon (rivastigmina), un fármaco que refuerza la habilidad cognitiva al aumentar la cantidad de acetilcolina en el cerebro.

Siempre es conviene plantearle a tu neurólogo cualquier pregunta que tengas sobre tu memoria, independientemente de tu nivel de funcionamiento. “Tu médico podría concentrarse en tus síntomas motores, pero si estás preocupado, no dudes en hablar del tema y preguntarle qué hacer”, aconseja la Dra. Dolhun. “Conviértete en tu mejor defensor”.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.