Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

¿Deberías hacerte el examen de la vista de forma remota?

Lo que debes saber antes de obtener las recetas de anteojos y hacerte otros chequeos de la visión en internet.

Un optómetra sostiene unos epejuelos y a la derecha el test de Snellen

GETTY IMAGES

In English | Los anuncios pueden resultar seductores. Para los millones de personas en el país que deciden no visitar al oculista debido a la pandemia, hacerse los exámenes de la vista de forma remota gracias a la telemedicina pareciera ser la solución perfecta: una manera de renovar o actualizar las recetas de anteojos o lentes de contacto desde la comodidad de su casa, o de que se les evalúe una posible enfermedad ocular.

La pandemia ha acelerado el uso de la telemedicina, la cual ha aumentado hasta en un 700%, según algunas estimaciones. Esta tendencia ha sido impulsada por una mayor aceptación de los pacientes de la eficacia de las consultas por video, la flexibilización de las restricciones regulatorias en cuanto a su uso, el aumento de los pagos que los proveedores de atención médica reciben por las visitas remotas y la necesidad continua de practicar el distanciamiento social. Y puede permitirles a las personas con problemas de movilidad o salud recibir la atención que necesitan de manera segura.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Pero, en muchos casos, como las emergencias o el diagnóstico de enfermedades oculares graves, o incluso algo que parece tan sencillo como la renovación de tu receta de anteojos, la telemedicina no sustituye los exámenes en persona.

En pocas situaciones, no obstante, los exámenes de forma remota pueden ser útiles:

1. Evaluación inicial de los síntomas

Algunos pacientes han recibido cuidados de sus proveedores de atención médica por videoconferencias o incluso por teléfono para evaluar los síntomas. Si te levantas una mañana con los ojos sumamente rojizos, los párpados inflamados o “moscas volantes” en tu línea de visión, lo que puede ser una señal de desprendimiento de la retina, por ejemplo, en una videollamada se puede evaluar rápidamente si el problema de la vista es efectivamente una emergencia, puede esperar hasta que veas a un oculista en persona o puede tratarse con gotas oftálmicas con antibióticos recetadas (como en el caso de las infecciones oculares, como una conjuntivitis).

Una buena regla de oro: pregúntate, ¿el problema es en la parte anterior o posterior del ojo? Cualquier síntoma que puedas ver en el espejo es buen candidato para una consulta por telemedicina, dice William Reynolds, optometrista en Richmond, Kentucky y presidente de la American Optometric Association (AOA). “Podemos visualizar perfectamente la parte posterior del ojo, si tienes un orzuelo, una abrasión o una conjuntivitis”, explica. “Pero todo lo que ocurre en la parte anterior del ojo (cataratasdegeneración macularglaucoma) tiene que evaluarse en persona. No existe la tecnología que nos permita examinar el interior del ojo al nivel que necesitamos para verdaderamente hacerle seguimiento a esas enfermedades”.

2. Citas de seguimiento rutinarias

Quizá no siempre debas ver al médico en persona para las citas de seguimiento de trastornos más graves, como glaucoma o degeneración macular. “Como logramos tener una mayor magnificación, con imágenes y video, podemos examinar el ojo un poco mejor y hacer una evaluación con mucha más confianza”, dice la Dra. Sophia Saleem, oftalmóloga en New York Eye and Ear Infirmary de Mount Sinai Health. “Sin embargo, si bien estas herramientas son útiles para fines de detección y prioridad, la FDA no las ha aprobado para fines de diagnóstico”.

Las citas de seguimiento de forma remota también pueden ser útiles para las personas con diabetes, a las que se les debe monitorear de cerca para la detección de retinopatía diabética, un trastorno que puede causar ceguera si no se trata.

Por qué no deberías hacerte el examen de la vista para la receta de anteojos de forma remota

Resulta casi imposible que con un examen de la vista de forma remota se obtenga una receta de anteojos o lentes de contacto correcta, según los expertos, porque mucho de lo intangible entra en juego para asegurarse de que obtengas los lentes correctivos adecuados. Incluso cuando un técnico certificado hace la evaluación refractaria en persona, solo el 5% de las recetas son correctas, según Reynolds de la AOA, porque se debe tomar en cuenta muchos factores antes de emitir la determinación final. Solo con un examen en persona se pueden detectar los posibles problemas relacionados con la percepción de profundidad o los trastornos oculares sin diagnosticar que podrían afectar la vista, o determinar si los pacientes pueden tolerar cambios significativos en su receta de anteojos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


En agosto del 2019, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) tomó fuertes medidas contra Visibly, que ofrecía un examen de la vista refractivo, por su engañosa aseveración de que, en el mejor de los casos, era lo mismo que visitar al médico (la AOA considera que hay problemas similares con la aplicación 1-800-Contacts). Ambas aplicaciones confían en el informe del consumidor de haber cumplido con las instrucciones sin que un profesional de cuidados de la vista administre las pruebas, y las tablas de agudeza visual en internet no son las mismas que las que se encuentran en los consultorios de los oculistas. Como resultado, nadie se está asegurando de que la prueba se haga de manera adecuada o, en el caso de los lentes de contacto, si se adaptan bien.

Sin embargo, el abril pasado, la agencia flexibilizó las pautas para que se expandieran los exámenes de la vista de forma remota durante la pandemia, y algunas aplicaciones en línea reaparecieron. Pero incluso las aplicaciones como Warby Parker o QuickRenew, una herramienta en línea de renovación de recetas de lentes de contacto que lanzó CVS el octubre pasado, son problemáticas, según los expertos, a pesar de que un oftalmólogo u óptico revisa las recetas. Aunque ambas aplicaciones simplemente renuevan las recetas actuales de las personas y no hacen exámenes de la vista en línea, los expertos advierten a los consumidores que, de todas maneras, deben ser cautelosos. Incluso si no crees que tu receta haya cambiado, es posible que sí haya sido así y debido a razones serias.

“Cuando un paciente tiene visión borrosa, puede que los anteojos nuevos no siempre sean la solución adecuada, ya que el cambio en la visión podría deberse a otros trastornos”, dice la doctora optometrista Diane Calderon-Villanueva, jefa de atención primaria en el University Eye Center de SUNY College of Optometry en Manhattan. “Ninguna de estas aplicaciones te lo dirá”, agrega. “Incluso si el paciente logra tener una visión 20/20, aún tienen que ver a un profesional para que le haga un examen de su salud ocular”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.