Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Efectos secundarios de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer en niños

Lo que tus hijos y nietos de 5 a 11 años pueden esperar después de vacunarse.


spinner image Una niña recibe la vacuna contra la covid
MEDIANEWS GROUP/ORANGE COUNTY REGISTER VIA GETTY IMAGES

Alrededor de 28 millones de niños de 5 a 11 años ahora pueden recibir la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech, casi un año después de que las vacunas estuvieran disponibles para los adultos mayores. Y a medida que los padres y los abuelos registran a sus hijos para recibir la vacuna, muchos se preguntan qué esperar.

Esto es lo que sabemos hasta ahora sobre los efectos secundarios de la vacuna en los niños de 5 a 11 años.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Los efectos secundarios son similares en todos los grupos de edades  

La buena noticia es que no hay nada nuevo o diferente sobre los efectos secundarios de la vacuna en la población más joven. Y si acaso, los escasos miles de niños que participaron en los ensayos clínicos y recibieron el régimen de dos dosis pequeñas de la vacuna de Pfizer —un tercio de la dosis que se administra a las personas de 12 años o más— experimentaron menos síntomas que los adolescentes y adultos vacunados. Es más, durante el estudio no se observaron problemas graves de seguridad.

Los 5 principales efectos secundarios observados en niños de 5 a 11 años

Los efectos secundarios más comunes después de recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer contra la COVID (10 microgramos) en ensayos clínicos para niños de 5 a 11 años.

  1. Dolor en el lugar de la inyección
  2. Fatiga
  3. Dolor de cabeza
  4. Dolor muscular
  5. Escalofríos

Fuente: CDC/Pfizer-BioNTech

El dolor en el lugar de la inyección fue la queja más común, según los datos del estudio (en inglés) presentados al comité asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), reportado por aproximadamente un 70% de los niños en el grupo de 11 a 5 años después de cada dosis de la vacuna. Casi un 40% de los participantes en el ensayo experimentaron fatiga después de la segunda inyección, aproximadamente un 28% tuvieron dolor de cabeza, alrededor de un 12% experimentaron dolor muscular y cerca de un 10% reportaron escalofríos.

Estos efectos secundarios “autolimitantes” no solo son similares a los que se observan en los adultos que recibieron la vacuna contra la COVID, señaló la directora de los CDC, Rochelle Walensky, en una conferencia de prensa reciente, sino que son comparables a los síntomas que se producen con “otras vacunas recomendadas para los niños”, entre ellas la vacuna contra el tétanos, la difteria y la tos ferina (Tdap) y la vacuna contra la gripe.

Consejos para tratar los síntomas  

A la hora de tratar los efectos secundarios, el pediatra e investigador de vacunas Robert Jacobson, de Mayo Clinic, recomienda no tomar ningún medicamento hasta después de recibir la inyección.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Cuando dábamos recomendaciones generales de tomar acetaminofén e ibuprofeno antes de recibir cualquier inyección, notamos, a nivel de la población en general, una disminución de la respuesta de los anticuerpos, lo que es preocupante. No queremos modificar ni reducir la respuesta de anticuerpos de las personas”, dijo a los periodistas durante una sesión informativa reciente.  

En su lugar, espera a ver si se presentan síntomas. El acetaminofén o el ibuprofeno pueden ayudar con los dolores corporales, los dolores de cabeza y la fiebre, dice Jacobson; para aliviar el dolor de un brazo adolorido puedes usar una compresa de hielo. Y nunca subestimes el poder de una siesta, que también puede ayudar a los más pequeños a sentirse mejor.  

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

“Algo que recomiendo que no hagas si sientes dolor en el lugar de la inyección es frotarlo o masajearlo”, agrega. “Resulta que frotar o masajear el lugar de la inyección empeora el dolor y puede hacerlo más problemático”.

Lo que debes saber sobre los riesgos de miocarditis

Los expertos en salud están vigilando de cerca la miocarditis, o inflamación del músculo cardíaco, causada por el propio sistema inmunitario del cuerpo, Se trata de una reacción poco común que se ha observado en una pequeña parte de las personas que han recibido las vacunas de Pfizer y Moderna, en su mayoría adolescentes y adultos jóvenes varones. (Ha habido menos de 1,000 casos confirmados por los CDC).

Hay muchas causas de miocarditis: las infecciones virales, incluidas las infecciones de coronavirus, pueden desencadenar esta enfermedad, al igual que ciertos medicamentos y algunos trastornos autoinmunitarios. Y las vacunas, si bien son raramente las responsables, a veces pueden causar miocarditis.

La mayoría de los casos de miocarditis reportados después de las vacunas contra la COVID-19 han sido temporales y de naturaleza leve a moderada, lo que significa que los pacientes se recuperaron solos o con algún tratamiento médico. Sin embargo, los síntomas de miocarditis causados por las infecciones de COVID han sido más graves.

Aunque los niños tienden a enfermarse menos que los adultos, no son inmunes a contraer una infección causada por el coronavirus. Ha habido más de 8,300 hospitalizaciones relacionadas con la COVID de niños de 5 a 11 años desde el comienzo de la pandemia, dijo Walensky, de los CDC, y más de 5,000 han sufrido una enfermedad relacionada con la COVID potencialmente mortal llamada síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C) (en inglés), que puede causar inflamación en el corazón, los pulmones, los riñones y el cerebro, así como en otros órganos. Los niños de 5 a 11 años representan casi el 45% de estos casos.

Según datos federales, alrededor de 800 niños menores de 18 años han fallecido a causa de la COVID-19; 173 de estos tenían entre 5 y 11 años.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

La variante delta ha empeorado considerablemente la situación. Durante un período de seis semanas desde finales de junio hasta mediados de agosto las hospitalizaciones por COVID-19 de niños y adolescentes se quintuplicaron, según datos de los CDC. En los ensayos clínicos, se descubrió que la vacuna de Pfizer tiene una eficacia de aproximadamente un 91% para prevenir la COVID-19 entre los niños de 5 a 11 años, incluso si se tiene en cuenta la variante delta.

“Las cifras que indican lo que evitas [con respecto a casos de COVID-19, hospitalizaciones y muertes] con la vacuna, superan con creces los pequeños riesgos de miocarditis leve a moderada y temporal, o de inflamación muscular”, dice Jacobson. Los estudios de modelación realizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) también muestran que, en general, los beneficios de la vacuna superan cualquier riesgo.

Algunos expertos predicen que es posible que la miocarditis sea aún menos frecuente en el grupo etario de 5 a 11 años. Uno de los motivos es que la vacuna tiene una dosis más pequeña que la que se administra a los adolescentes. Otra razón: según el National Heart, Lung and Blood Institute, esta enfermedad se presenta con más frecuencia en adultos jóvenes y no en niños pequeños.  

“Creo que la mayoría de nosotros debemos sentirnos confiados de que el riesgo de miocarditis va a ser mucho menor en esta población [de 5 a 11 años]”, señaló el Dr. Ashish Jha, decano de la Facultad de Salud Pública de Brown University, durante una conferencia de prensa reciente.

Preparar a los niños para la vacuna

La mayoría de los adultos no disfrutan de inyectarse, y los niños tienen sus propios temores cuando se trata de vacunas. Pero Jacobson tiene algunos consejos sobre cómo aliviar el estrés causado por las vacunas. 

Primero, no sorprendas a tu hijo o nieto con una cita de vacunación; explícale sobre la vacuna contra la COVID unos días antes de que vaya a recibirla. “El niño no debería ser sorprendido con la noticia sobre la vacuna al llegar al consultorio de un proveedor médico o a la farmacia”, dice Jacobson.

Segundo, déjales saber a los niños pequeños que el dolor del pinchazo es temporal, pero el efecto de la vacuna y la protección que brinda son mucho más duraderos. Y por último, da ejemplo poniéndote tú la vacuna contra la COVID y manteniéndote al día con otras vacunas.  

“Estas son todas las cosas que puedes hacer para preparar a tu hijo para la vacuna contra la COVID-19, así como otras vacunas que vaya a recibir”, dice Jacobson.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.