Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

La prueba de ADN que te dice tu edad “real”

Qué sucede cuando envías tu saliva por correo para averiguar tu “edad biológica”.

Diferentes fotos de sandy hingstron a lo largo de su vida hasta su edad actual

Cortesía de SANDY HINGSTON

In English | No hay nada como una pandemia más peligrosa para los mayores que para los jóvenes para hacerte pensar seriamente sobre el envejecimiento. Según los CDC, la tasa de mortalidad por COVID-19 de las personas de 65 a 74 años es 10 veces más alta que la de las personas de 35 a 44 años, una diferencia alarmante. Sin embargo, en las reuniones de la escuela secundaria todos nos hemos dado cuenta de que hay personas de 68 años que aún hacen caminatas por el sendero de los Apalaches y personas de 68 años que solo caminan del refrigerador al sillón.

Yo me encuentro en un punto intermedio. Es por eso que me intrigó enterarme de que existe una prueba que promete decirte no tu edad cronológica, es decir, el número de años que han transcurrido desde que naciste, sino tu edad biológica: la condición de tu cuerpo comparada con la de los cuerpos de los demás.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


No acepté la oportunidad de inmediato. Si bien es verdad que como mucho brócoli, también bebo mucho vino. Fumé cigarrillos durante 25 años. (Oye, todo el mundo fumaba en aquella época). Y aunque aún juego voleibol a los 63 años, estoy pagando por ello —o por algo— con la artritis. Hay momentos en los que me siento muy vieja; por ejemplo, cuando contemplo la posibilidad de salir para mi caminata diaria en estos tiempos de pandemia ahora que ya llegó el invierno (¡brrr!).

Por otro lado... ¿y si estoy cuidando bien de mi cuerpo? ¿Qué tal si mis antiguos y actuales malos hábitos han sido contrarrestados milagrosamente por los buenos genes o la buena suerte? ¿Acaso eso no sería motivo para celebrar, y para presumir si algún día volvemos a tener reuniones de la escuela secundaria?

Medir tu expectativa de vida

La llamada “edad biológica” se ha convertido en un concepto popular porque los científicos se han dedicado a descubrir nuevas maneras de medir el ritmo de envejecimiento de distintas personas. ¿Recuerdas a las mujeres en las fotografías de la Gran Depresión que tomó Dorothea Lange durante la sequía del Dust Bowl —esas jóvenes madres agobiadas que parecían tener 50 o 60 años—? Resulta que la vida nos afecta tanto externa como internamente. Pero así como se pueden eliminar las arrugas con Botox y las canas con tinte para el cabello, los científicos dicen que hay formas de disminuir tu ritmo de envejecimiento biológico.

Sin embargo, primero debes saber qué es. La edad biológica se puede calcular midiendo ciertos biomarcadores que, según los científicos, se correlacionan con el envejecimiento. Se trata de cambios como las alteraciones químicas en el ADN que afectan la capacidad de tus células de duplicarse.

“Casi todas las enfermedades graves —enfermedades cardíacas, derrame cerebral, Alzheimer, Parkinson, diabetes tipo 2— ocurren con más frecuencia a medida que envejecemos”, dice el Dr. Eric Verdin, presidente y director ejecutivo del Buck Institute for Research on Aging. Por supuesto, parte de nuestro ritmo de envejecimiento está codificado en el ADN; en otras palabras, es genético. Todos conocemos familias en las que todos parecen vivir hasta los 103 años. Pero según Verdin, nuestros hábitos —lo que comemos, qué tan activos somos, qué tan estresados estamos e incluso cuánto dormimos— determinan más del 90% de nuestra expectativa de vida. Esto es lo que se puede modificar. (Si bien el cálculo de Verdin quizás sea alto, estudios médicos ampliamente aceptados sobre gemelos sugieren que la genética probablemente determina solo del 20 al 30% de las probabilidades de que una persona viva hasta los 85 años).

En la actualidad, dice Verdin, la medicina está organizada según el principio de “un médico para cada órgano”: tienes una enfermedad del corazón, recibes tratamiento de un cardiólogo; dos años después sufres de cáncer, visitas a un especialista en cáncer; dos años después de eso sufres de degeneración macular. Pero todas estas enfermedades están relacionadas con el proceso de envejecimiento, así que la capacidad de monitorear y modificar ese proceso promete ser beneficiosa en todos los aspectos.

Contenido del kit de Elysium para medir la edad

Cortesía de ELYSIUM

La prueba Index evalúa tu ritmo de envejecimiento biológico

Con ese fin, Morgan Levine, profesor auxiliar de Patología y Epidemiología de Yale y asesor de bioinformática para una empresa de ciencias biológicas llamada Elysium Health, ideó una prueba llamada Index. Esta prueba evalúa tu ritmo de envejecimiento biológico a través del análisis de más de 100,000 biomarcadores en tu genoma. Y en la era de la analítica, ¿por qué no? “Como sociedad”, señala Levine, “monitoreamos todo. Mi reloj monitorea todas mis actividades. Pero lo más importante es monitorear tu envejecimiento”.

Yo he estado llevando la cuenta del mío con velitas de cumpleaños, pero bueno, me dispuse a hacerme la prueba. Así que pedí que Elysium me enviara un pequeño frasco de vidrio con instrucciones detalladas para preparar mi muestra de saliva. Como no soy muy buena para escupir, esto tomó algo de esfuerzo y un cambio de camisa. Pero por fin metí el frasco en el sobre de retorno que recibí, lo envié e inmediatamente sentí un profundo pavor.

El problema era que si las noticias que recibía de Elysium eran malas, tendría que hacer algo al respecto. Cambiar mis hábitos. De eso se trata todo esto, dice Levine. (Bueno, de eso y de Basis, un suplemento que vende Elysium para aumentar el suministro de tu cuerpo de NAD+, una molécula que, según algunas investigaciones, puede retroceder el deterioro celular).

Y algunas de las prácticas que la ciencia ha comprobado disminuyen la velocidad de la senescencia —es decir, el proceso de envejecimiento—, como la restricción calórica, no son precisamente atractivas. ¿Quién quiere vivir más tiempo si no puedes ponerle mantequilla al pan?

Sin embargo, los investigadores insisten en que su objetivo no es simplemente prolongar la vida, pese a que existen excéntricos magnates de la tecnología que reciben transfusiones de sangre de personas jóvenes. Según Verdin, los estudios de personas centenarias muestran un patrón común: quienes viven hasta los 100 años o más no empiezan a enfermarse hasta aproximadamente los 95 años. “Sufren de enfermedades durante una menor parte de su vida”. Modificar nuestro ritmo de envejecimiento podría ayudarnos no solo a vivir más, sino a vivir mejor. ¿Quién rechazaría esa oportunidad?

Foto actual de Sandy Hingstron

CLAUDIA GAVIN

Sandy Hingston descubrió su edad biológica mediante una prueba en casa.

Elysium tarda de cuatro a seis semanas para procesar las pruebas, así que tuve bastante tiempo para pensar qué haría si resultaba que tenía una edad biológica de 120 años, lo cual parece ser posible algunas mañanas. Sin embargo, cuando recibí el correo electrónico que me informaba que mis resultados estaban disponibles en mi cuenta en internet, no dudé en hacer clic. Ahí estaba. Mi edad biológica es... 62 años, un año menos que mi verdadera edad.

Junto con el número se incluía una gran cantidad de información sobre la ciencia detrás de la prueba, además de tablas, gráficas, referencias y consejos acerca de los pasos que puedo tomar (dietaejercicio, relaciones sanas) para mejorar mi edad biológica. Todo era interesante y se presentaba de manera atractiva, pero en mi opinión, yo ya tenía toda la información que necesitaba: soy biológicamente más joven (por muy poco) de lo que dice el calendario. Entonces, ¿por qué hacer cambios?

Según Levine, para aproximadamente el 70% de las personas, la diferencia entre la edad biológica y la edad cronológica es de cinco años o menos. Pero la diferencia puede ser hasta de una década, y modificar tus hábitos podría afectar tu ritmo de envejecimiento. A medida que las pruebas como Index se vuelvan más comunes, los precios disminuirán. Durante el fin de semana del Viernes Negro, por ejemplo, Elysium tendrá ofertas que descontarán cientos de dólares del precio de Index y su suplemento Basis. Y a medida que los científicos continúen perfeccionando los métodos para medir la edad biológica, se crearán análisis más personalizados para determinar, por ejemplo, los efectos del tabaquismo y la exposición al ambiente, o incluso (¡ay!) la salud del hígado. Todo esto nos permitirá hacernos pruebas con más frecuencia y medir nuestra respuesta a diferentes suplementos y regímenes.

En lo personal, creo que ya tengo bastante con monitorear el colesterol, la presión arterial, el azúcar en la sangre, la densidad ósea y todo lo demás. (A mi esposo, quien usa un reloj como el del Dr. Levine, le interesa más la posibilidad de monitorear y analizar). No obstante, es bueno obtener algunos datos concretos que me indiquen que mis esfuerzos —actuales y futuros— tal vez me estén ayudando a engañar, al menos algo, al Padre Tiempo.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.